Ensayarán tapas plásticas en contadores

En varias ocasiones he contado aquí sobre quejas de lectores que denuncian el montón de robos de las tapas de los contadores de acueducto y de alcantarillado y mis compañeros del Área Metro también han escrito varios informes sobre que es uno de los delitos más comunes en el Valle de Aburrá.
EPM, al informar que ensayará tapas plásticas en contadores de acueducto para contrarrestar delitos de robo y vandalismo, señaló que entre enero de 2012 y junio de 2013, recibió 1.797 solicitudes para la reposición de tapas, todas ellas hurtadas.
Tal como lo he dicho, los costos del robo los deben pagar los clientes, ya que son los propietarios de las tapas de los contadores.
Recuerdo que les conté que entre los sectores más afectados estaban el Centro y Prado, y EPM agrega el Perpetuo Socorro (La Bayadera), El Poblado, Boston, Bolivariana, San Diego, San Benito y Barrio Colombia, entre otros. Se han registrado hasta tres robos en un mismo sitio.
Las actuales tapas están fabricadas en hierro dúctil, por lo que los ladrones las venden como reciclaje. Ahora piensan en desarrollar tapas plásticas, con lo que piensan ponerle freno a tanto robo. Ya empezaron a instalar 120 en los sectores más afectados.

Tapas y medidores robados

Mi amigo Juan Carlos está igual de preocupado que yo por el robo de tapas y de contadores de acueducto que se viene presentando desde hace algún tiempo en la ciudad y que por lo general suceden de noche.

Y es que yo no me imagino que vaya caminando bien tranquila para el colegio y ¡plof! caiga a uno de esos huecos y pase por semejante vergüenza delante de mis amigos.

Por eso estuve preguntando en EPM y me contaron que las tapas que están en el piso son hechas de hierro y por eso pueden ser reutilizadas. También me dijeron que los medidores de agua se los llevan para venderlos a otros municipios que están por fuera del Valle del Aburrá.

Como soy tan curiosa le pregunté a Santiago Ochoa, subgerente de Operación y Mantenimiento de EPM, qué se puede hacer, porque me parece muy injusto que uno tenga que volver a comprar lo que otros se llevan.

Santiago me explicó que están investigando bien para dar con un material que sea económico y que no pueda ser reutilizable y así evitar que se sigan llevando las tapas. Y qué bueno porque si seguimos así nos vamos a arruinar.