Los robos y el vicio en Cabañitas

Me contaron que en el barrio Cabañitas un parque infantil se ha vuelto imposible para los niños por tantos viciosos que se mantienen allá metidos en una nube de humo. ¡Gas, huácala que ese sea el ambiente para los niños! Me duele mucho también lo que pasa en Bello porque es un municipio donde tengo muchos amigos.

Como quedé aburrida con esos comentarios y con otros rollos de atracadores y riñas en el barrio, me fui a ver al comandante de la estación de Policía de Bello, el capitán Francisco Javier Narváez, que responde por lo que pase en el sector.

Algo positivo que mencionó el capitán Narváez y que es, en medio de todo, un motivo para tranquilizar a mis amigos en Cabañitas, es que este año no se ha presentado ningún homicidio en la zona, teniendo en cuenta que el año pasado por la misma fecha ya iban cinco personas asesinadas.

Es verdad que se han robado un carro y una moto este año. Al menos el carro se recuperó una semana y media después en Niquía, me contaron.

Sí hay casos de raponeo, no por nada la Policía ha decomisado tres armas de fuego. Pero hay algo más difícil y es que muchos de los atracos son con armas de mentiras; las autoridades ya han decomisado 15, pero uno no se va a poner a averiguar si el arma es de verdad.

Han capturado a 17 adultos y también aprehendido siete menores de edad por diferentes delitos y se han incautado 745 dosis de estupefacientes entre los que los venden, los portan y los consumen.

La recomendación del capitán Narváez fue la de dar aviso tan pronto como sea posible a la patrulla encargada de vigilar la zona, porque solamente así se puede actuar. El teléfono de la patrulla que permanece en Cabañitas es el 312 721 60 01 y en Las Cabañas 312 721 4739