Parqueo y rumba en la transversal 39ª

En un mensaje que me envió una lectora, habló de dos problemas que los aquejan en un sector de Laureles, cerca a la avenida Nutibara, concretamente en la transversal 39A con la carrera 70A.

Primero, se refirió al parqueo informal y no regulado en las afueras de sus casas que no permite la llegada, por ejemplo, de los transportes escolares.
Dice que tapan la visibilidad de las señales de tránsito, además de bloquear un carril. El otro tema es que, en su opinión, la calle se volvió un lugar de rumba, a lo que asocia licor y vicio.

“Se robaron la paz, el sueño y la tranquilidad de nuestro barrio… hasta la valorización de los bienes inmuebles se ha visto afectada, cuesta mucho encontrar arrendatarios y hay apartamentos que se quedan mucho tiempo desocupados…”, dice la lectora.

También me contó que le dieron licencia a un establecimiento para vender licor, que además saca las mesas a los andenes para sus clientes.
Pregunté en la Subsecretaría de Espacio Público y Logística de ciudad y me respondieron que es importante poder trabajar de la mano con quienes quieran aportar por mejorar la cultura del espacio público.

Prometieron que harán una visita para revisar las condiciones del lugar y adelantar el trabajo de sensibilización con los dueños de los establecimientos para mejorar la convivencia.

Y sobre el parqueo informal que rechaza la lectora, funcionarios de la Secretaría de Tránsito de Medellín me contaron que enviarán guardas a verificar el parqueo en el sector e hicieron un llamado a los conductores a respetar las normas y señales de Tránsito.