Si no quieren ratones, sean organizados

2 DE SEPTIEMBRE

En ediciones pasadas les conté que mi amiga Lina, que vive en el Occidente de la ciudad, me mandó unas fotografías de un huecote que hay en la 80 con la 52, por Calasanz, en una zona verde.

Me dijo que el sitio se había convertido en escondite para ratones y me pidió que alertara a las autoridades.

Los funcionarios de la Secretaría de Infraestructura Física prometieron tomar medidas y lo cumplieron.

Un equipo fue al barrio y detectó que la zona verde es usada para el acopio de basuras de las casas vecinas, lo que incide en la permanencia de los roedores.

Entonces, enviaron copia de la intervención al Comité de Aseo, para que la Secretaria de Salud colabore en la aplicación del rodenticida.

Aplicaron 500 gramos de químico e hicieron un trabajo de sensibilización con la gente. Vale aclarar que si la comunidad no es juiciosa con el manejo de residuos, ratones, y ratas, seguirán presentes.

Tremenda ratonera se volvió este hueco

19 de agosto

Lina es una amiga mía que vive en Robledo y esta semana me mandó unas fotografías de un huecote que hay en la 80 con la carrera 52, por Calasanz, sobre la zona verde que hay en el sentido norte a sur.

Ella me contó que el sitio se ha convertido en el lugar perfecto para que vivan familias de ratas, incluso, me dijo que se nota que la madriguera está coca por dentro.

Como este puede convertirse en un problema de salud pública, porque proliferen estas plagas, le envié la denuncia a la Secretaría de Infraestructura, a ver si van a revisar.

Al respecto, funcionarios de la entidad me informaron que realizarían el trabajo en la zona verde, con el fin de mejorar las condiciones del sitio.
Los funcionarios de la dependencia prometieron que me enviarán el informe de cómo quedó el lugar, para contarles a los ciudadanos la buena noticia.

Entonces, yo quedo muy pendiente de la obra, espero que cumplan su labor como anunciaron.