Leonila brilla por su labor en Castilla

En el concurso del Mérito Femenino María Leonila Ríos fue elegida como ganadora del oro en la categoría lideresa comunitaria.
Ella vive en Castilla y tiene gran trayectoria en el liderazgo comunitario, pues desde la Junta de Acción Comunal de su barrio se ha dedicado a trabajar en favor de niños, jóvenes y familias.
Además, esta mujer es reconocida en su comunidad porque participó en la elaboración del Manual de Convivencia Ciudadano junto con la Secretaria de Gobierno de la ciudad.
María Leonila es una amante a las artes y las tradiciones antioqueñas y por esa razón se empeñó en fundar el grupo de silleteros de la comuna. Asimismo, gracias a su labor el barrio es reconocido por la realización del desfile de Mitos y Leyendas de Castilla.
Y en sus años de trabajo comunitario también se debe contar lo que ha hecho en beneficio de la salud física de sus vecinos, pues por su gestión ahora los grupos de adultos mayores tienen la fortuna de participar en actividades artísticas y culturales.
Me contaron sus vecinos que ellos la quieren y valoran mucho porque durante 19 años ha organizado la Navidad comunitaria para el goce de niños, jóvenes y adultos, así como las vacaciones recreativas de los pequeños.
El motivo por el que ella fue elegida como la ganadora del certamen, de acuerdo con el jurado, es que hay que valorar “su trabajo incansable en actividades comunitarias, que redundan en el mejoramiento de la convivencia ciudadana, el respeto a la vida y la solidaridad”. ¡Aplausos para ti, mujer!

Comunidad denunció hueco en Castilla y operarios del Municipio ya lo taparon

Un hueco de grandes dimensiones tenía muy molestos desde días atrás a los habitantes del barrio Castilla, concretamente a los que necesitan transitar por la calle 96, entre carreras 70 y 71.
Pero lo cierto es que ya las cuadrillas de la Secretaría de Infraestructura de Medellín llegaron al sector y taparon el huecote.
Excelente, porque me comentaba una habitante del sector que la vía dañada estaba ubicada frente a la institución educativa Alejo Pimienta y, ahora que había comenzado la temporada escolar, el hueco era muy peligroso porque los niños corrían el riesgo de aporrearse.
La comunidad de la zona me pidió que contactara a las autoridades encargadas, para que atendieran el caso y le hicieran mantenimiento a esta calle.
Yo hice la tarea, muy juiciosa, y me comuniqué con la Secretaría de Infraestructura Física, que actuó con rapidez.
Incluso, me enviaron una foto con las actividades de reparcheo y me informaron que no solo taparon el hueco denunciado por la comunidad, sino que también atendieron varios baches que se presentaban en la zona.

El ruido de la rumba les daña las noches a los habitantes del barrio Gratamira

Me contaron los habitantes del barrio Gratamira, que residen en la carrera 67, entre las calles 106 y 106C, que ya no se aguantan más el ruido de la rumba en los negocios nocturnos que funcionan allí.
“Las parrandas son día noche, incluso algunas continúan al otro día, y ya las fiestas no son solamente dentro de los locales, sino que ya se extendieron a la vía pública”, cuenta uno de los habitantes afectados.
Ante esta situación, los vecinos me pidieron que intervenga frente a las autoridades, porque, según las versiones de la comunidad, muchas veces han llegado a cerrar las calles para hacer sus rumbas.
Con el objetivo de ayudar a la comunidad, me comuniqué con la Inspección 5 de Castilla, y los funcionarios me dijeron que los afectados deben enviar una carta con los detalles de la denuncia al correo de la inspectora Olga Cecilia Bran, olga.bran@medellin.gov.co, o hacerla llegar de manera física a la oficina que está ubicada en la carrera 65 # 100 – 123.
Además, me explicaron que en caso de que la situación se presente por las noches, deben llamar de inmediato a la Inspección de Permanencia, a las líneas de atención 493 98 26 (27, 28, o 29), para que los funcionarios hagan una visita y tomen medidas.
Yo espero que los comerciantes tomen conciencia sobre el derecho al descanso de los habitantes de la zona y desarrollen su actividad sin afectar a los otros. Así los problemas de convivencia serán superados y se mejorará la calidad de vida de toda la población.