¿De verdad sirven los letreros de “cómo conduzco” en los buses?

Como la línea de denuncia no funcionó, conviene mostrar cuál fue el bus que tiene un conductor irresponsable. FOTO MALALA

Como la línea de denuncia no funcionó, conviene mostrar cuál fue el bus que tiene un conductor irresponsable. FOTO MALALA

Iba yo muy tranquila en un taxi para donde una amiga, pasábamos cerca a Monterrey por la Avenida Las Vegas en Medellín, cuando un bus nos cerró bruscamente. El conductor frenó en seco, y ambos quedamos helados.

Por suerte, como había taco, alcancé a reaccionar y tomé una foto del vehículo, que se abría paso temerario zigzagueando entre los carros para huir de la congestión. En la imagen alcanzó a salir lo que yo quería, la calcomanía de “¿Cómo conduzco?”, donde está el número para denunciar una conducción irresponsable.

A Alejandra, la muchacha que me atendió, le di todos los detalles: placa del bus, fecha y hora, ubicación en la que estábamos, hasta recuerdo haberle dicho que en ese instante se le estaba metiendo a otro automóvil.

Pues les cuento que valiente gracia. Cuando le dije que se trataba de un Circular Sur 303, me dijo que no era asunto de Cootrabel, sino de una empresa distinta, Cootransa.
“Nosotros tenemos cinco buses en esa ruta, por eso aparece nuestra calcomanía, pero en realidad es Cootransa quien los opera y para dirigir las quejas por conducción hay que comunicarse con ellos”, me explicaron.

Yo ya estaba muy indignada y le pregunté que cómo era posible, que entonces para qué ponen un número en donde no se puede dejar la denuncia, que para qué le hacen dar tantas vueltas a la gente.

Entonces Alejandra me dijo que tenía razón, que esas calcomanías se debían cambiar, pero esa tarea era responsabilidad de Cootransa y, ante una queja, desde Cootrabel solo podían dar el número a donde se debía llamar.

Es decir, los buses son de ellos, les ponen su calcomanía, pero como los opera otra empresa entonces todo lo malo hay que contárselo a un número que no está en los vehículos. ¡Con razón manejan tan mal! Mínimo la gente se desanima de poner la denuncia con tanta volteadera.

Pero eso no es todo, cuando llamé al número que me pasaron a preguntar los motivos por los que estaba ocurriendo esta situación, ahí fue donde quedé más desconcertada.

La operadora me contestó que no tenían idea de por qué me habían dicho eso en Cootrabel, porque se supone que la empresa donde labora el conductor es la que debe responder por su comportamiento. “Si esas calcomanías tenían ese número les corresponde a ellos”, afirmaron.

Insistí que me habían explicado que los cinco buses de Circular Sur los operaba Cootransa, pero entonces ya me dijeron que no estaban los encargados directos y que llamara luego.

Mejor dicho, ojalá la Secretaría de Movilidad se apure con el Centro de control y gestión de flota, porque por allí podrán vigilar que no manejen como les venga en gana, jugando con la seguridad de los pasajeros y los actores de la vía.

No ha sido solo mi caso




Portada Twitter Malala

Girardota investiga los malos olores

girardota

La Alcaldía de Girardota respondió a una denuncia por malos olores publicada el miércoles 25: “El 14 y 15 de enero se presentaron olores que alarmaron a la comunidad. La Administración Municipal, a través de la Secretaría de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente, tomó medidas inmediatas y se comunicó con las entidades que dan manejo a estos problemas (Área Metropolitana y Corantioquia).

La Unidad de Emergencias Ambientales del Área hizo mediciones de aire y Corantioquia realizó un recorrido con la Secretaría de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente por todas las empresas  que posiblemente causaron el evento y a cada una le solicitó un informe detallado que determinará cuál fue la causante. De manera preventiva, Corantioquia emitió resolución de cierre eventual a cada una de estas empresas hasta obtener los resultados. La Administración Municipal espera este informe y lo dará a conocer”.

Tremenda ratonera se volvió este hueco

19 de agosto

Lina es una amiga mía que vive en Robledo y esta semana me mandó unas fotografías de un huecote que hay en la 80 con la carrera 52, por Calasanz, sobre la zona verde que hay en el sentido norte a sur.

Ella me contó que el sitio se ha convertido en el lugar perfecto para que vivan familias de ratas, incluso, me dijo que se nota que la madriguera está coca por dentro.

Como este puede convertirse en un problema de salud pública, porque proliferen estas plagas, le envié la denuncia a la Secretaría de Infraestructura, a ver si van a revisar.

Al respecto, funcionarios de la entidad me informaron que realizarían el trabajo en la zona verde, con el fin de mejorar las condiciones del sitio.
Los funcionarios de la dependencia prometieron que me enviarán el informe de cómo quedó el lugar, para contarles a los ciudadanos la buena noticia.

Entonces, yo quedo muy pendiente de la obra, espero que cumplan su labor como anunciaron.

Mi ronda de ciudad

Malala 9 de Junio

A. El martes, por denuncias ciudadanas, pude apreciar cómo los motociclistas se tragan el semáforo de la carrera 80 con calle 33.

B. El miércoles me tocó hacerles una invitación a los envigadeños del sector del parque Marceliano Vélez para que programen mejor la sacada de las basuras, pues cuando lo hacen a destiempo otros las riegan en el piso.

C. El viernes, como el vandalismo no para, me tocó denunciar que a algunos les da por destruir los paraderos de buses en la avenida Las Vegas, de Envigado.

D. El sábado, como se ve mucho en el Centro de Medellín, invité a los ciudadanos de todo el Valle de Aburrá a reciclar con mayor orden.

¡Un jalón de orejas para los bellanitas!

Malala 12 de Junio

Por dos denuncias de basuras que han salido publicadas esta semana en mi columna, la secretaria de Medio Ambiente de Bello, Yenia Rivas Rentería, me escribió para expresarme una preocupación.

La funcionaria me comentó que esas notas demuestran la deficiente cultura ambiental de algunos bellanitas. Entonces, aprovechó este espacio para reiterar “el llamado a la comunidad bellanita a respetar la normatividad y adoptar hábitos ambientales responsables, en pro del bienestar de toda la comunidad”.

La secretaria Rivas me explicó, además, que con la implementación del comparendo ambiental en el municipio se ha capacitado a la comunidad, incluso puerta a puerta, para que adopten estos buenos hábitos y no saquen la basura cuando no es.

Sin embargo, al parecer a los ciudadanos no les ha calado mucho ese mensaje y siguen de indisciplinados.

¿Qué estamos esperando para cuidar nuestra ciudad?