Un aplauso para el día sin carro

En mi casa aceptaremos la invitación del Día sin carro porque creemos que hacemos una contribución al medio ambiente de la ciudad. Por eso, unos se movilizarán en transporte público y como yo vivo cerca del cole, iré en bicicleta.

Me gustó el lema de la campaña del Día sin carro: Respiremos… Vivamos el Planeta, porque nosotros los jóvenes estamos llamados a tener una conciencia ecológica, pues a muchos de los adultos no les interesan estas convocatorias.

Para los que no sabían de donde surgió esta iniciativa, mi tío David, que casi todo lo sabe, me comentó que el Día sin carro, con carácter obligatorio, se institucionalizó por Acuerdo del Concejo de Medellín No. 21 de 2008.

Desde ese año, el Área Metropolitana, la Alcaldía de Medellín y los municipios del Valle de Aburrá celebran el Día de la Tierra con el Día sin carro.

Es cierto que algunas personas se perjudican y que muy seguramente las ventas en los almacenes se merman, pero yo creo que un solo día al año y conocido con anticipación, hace que todos nos preparemos y no sintamos mucho la incomodidad de no poder utilizar el vehículo particular.

Recuerden que el horario de no uso del carro mañana es entre las 7:00 de la mañana y 6:00 de la tarde.

Les dejo un mensajito final: independientemente del Día sin carro, otra forma de querer el planeta es sembrar árboles, demorarnos menos en la ducha o usar focos ahorradores de energía.

No es más, muchas gracias por los mensajes de esta semana.