¡Qué lío! Otra vez las casas pintadas

Mestadio

Habitantes del sector del Estadio que se comunicaron conmigo están molestos porque ya no aguantan más que en las fachadas de sus casas les pinten grafitis.

Dicen que son los hinchas de los equipos de la ciudad, los cuales el domingo pasado volvieron a hacer de las suyas y llenaron las paredes con sus mensajes. Es cierto que líderes de las diferentes barras vienen trabajando en los programas de convivencia con la Alcaldía y han pedido respetar y no invadir los muros con mensajes, pero la verdad es que no todos los miembros de las fanaticadas se comprometen con el respeto al otro.

No se trata solo del respeto al hincha del rival del patio sino también a las familias que viven en los alrededores del Atanasio Girardot.
Y no solo son los grafitis sino también el ruido y el consumo de estupefacientes. Es un problema grande y lo hago público para que se siga trabajando en el tema de la convivencia y el respeto.