Volvieron los aeróbicos de barrio y hay planes de día y de noche para todos

Pónganse pilas los deportistas que asisten a los aeróbicos barriales, porque el Índer anunció que la actividad iniciará a partir de mañana, lunes 3 de febrero.
La entidad informó que “el domingo 2 de febrero se estarán realizando las validaciones de datos de los usuarios antiguos y las inscripciones de nuevos usuarios, directamente en los puntos de atención”. Tome nota y no se pierda esta programación:
El Poblado:
– Calle 21 # 20A sur – 141 (loma de Los Mangos): martes y jueves, 7 p.m., y sábado, 9 a.m.
– Calle 10 con la carrera 43A (parque principal): domingos y festivos, 7:30 a.m.
Belén:
– Carrera 82 # 9A sur – 28 (Rodeo Alto): martes, jueves y viernes, 7:30 p.m.
– Carrera 82 # 9A sur – 28: sabados y domingos, 9 a.m.
– Carrera 70 # 1 – 200 (unidad deportiva María Luisa Calle): martes y jueves, 8:30 p.m., domingo, 10 a.m.
– Carrera 70 # 16 – 04, interior 180 (Coliseo Carlos Mauro Hoyos): lunes, miércoles y viernes, 8:15 p.m.
– Carrera 66B # 31A – 15 (unidad deportiva de Belén): lunes, miércoles y jueves, 10:30 a.m. y 2 p.m.
– Carrera 80A # 32 – 83 (Villa de Aburrá): lunes, miércoles y jueves, 7:15 p.m.
Laureles:
– Carrera 74 con calle 48 (unidad deportiva Atanasio Girardot): lunes y miércoles, 2 p.m., y viernes, 11 a.m.

No encontraron carros mal parqueados

Hace poco me había referido a quejas de ciudadanos sobre estacionamiento de vehículos en el supermercado La Vaquita, en el sector de Santa Gema, y me había faltado una respuesta más a fondo de la Secretaría de Movilidad de Medellín.
En esa ocasión, llamé a Sabeida Zuluaga, directora general del supermercado, quien me contó que en enero de este año, cuando lo inauguraron, sí hubo congestión porque los espacios no estaban terminados. Sin embargo, me informó que “ya hay habilitadas 25 celdas de parqueo y, además, los guardas vinieron a demarcar en la zona las celdas de prohibido estacionar”.
Sabeida también me dijo que los directivos del supermercado permanecen atentos a las sugerencias de sus vecinos, porque, según ella, “no queremos perjudicarlos”.
Pues la Secretaría de Movilidad me respondió lo siguiente: “Sobre la solicitud de ejercer nuevo control al estacionamiento indebido de vehículos en la calle 33 con la calle 83A, Supermercado La Vaquita en el sector de Santa Gema, le informamos lo siguiente:
Esta Secretaría con el apoyo de los agentes profesionales de Tránsito, realizó visitas de control al lugar indicado los días 29 de octubre, a las 2:30 p.m.; 1 de noviembre, a las 9:33 a.m.; 7 de noviembre, a las 10:45 a.m.; 6 de diciembre, a las 2:35 p.m.; 9 de diciembre a las 8:08 a.m.
Se recorrió la avenida 80, hasta la carrera 84 y no se presentó infracción a la norma de estacionamiento. Se observaron vehículos estacionados en los lugares autorizados, las zonas verdes, andenes y esquinas se encontraron despejadas.
Es de informar, que se encontró que las carreras contiguas del costado norte del supermercado, están debidamente demarcadas con señales de prohibido estacionar, los cuales se encontraron despejadas en todo momento. El sector de Laureles es controlado constantemente por los agentes de Tránsito”.
Gracias a la Secretaría de Movilidad por la respuesta y a los conductores quiero invitarlos a mantener la prudencia al parquear.

El vicio afecta primer parque de Laureles

El fin de semana salí a dar una vuelta con mis papás por Laureles y decidimos visitar el tradicional primer parque.
Yo desde que era más chiquita iba allá con mi hermanita Lucía y nos encantaba jugar a las escondidas con mi tío David. Sin embargo, de esos buenos recuerdos queda poco, porque ahora hay a todas horas sujetos extraños que se dedican a consumir drogas en el sitio.
Me puse a conversar con una vecina del sector y me contó que “son demasiados los consumidores que frecuentan el lugar y, aparte del problema que conlleva esto, también es grave que se ha convertido en un punto donde se practica el microtráfico de alucinógenos”.
Otra de las quejas de los residentes es que el sitio se mantiene sucio, pues hay ciudadanos incultos que arrojan los desechos a la calle.
A mi me preocupa demasiado que este sea el panorama del parquecito, porque se supone que estas zonas verdes de la ciudad están pensadas para el goce de las familias.
Entonces, para ayudar a la comunidad, me comuniqué con el mayor Abraham Paz, comandante de la Estación de Policía de Laureles, y el oficial me contó que “en este momento, con el apoyo de la Policía Metropolitana, estamos haciendo rondas permanentes con auxiliares. Sin embargo, esta semana ocurrió un hecho lamentable, porque cuando los policías iban a requisar a un grupo de consumidores de droga, fueron rechiflados por los vecinos”.
Así que el mayor Paz le pidió a la comunidad que sea coherente y practique la cultura ciudadana, pues, en sus palabras, “no es lógico que se quejen y, cuando nosotros vamos a actuar, nos maltraten”.

Le cumplí al primer parque de Laureles

Hace poco me pegué una escapadita a Laureles para ver con mis propios ojos la imprudencia de algunos taxistas que cogieron el primer parque como un descansadero y que, incluso, orinan en plena vía pública ¡Guácala!

Eso tanto a mí, como a los habitantes de ese lugar, nos generó incomodidad y después de gestionar un control por parte del Tránsito, ¡lo logré!

El subsecretario de Control, Carlos Alberto Marín, envío agentes para que les pusieran el tatequieto a estos taxistas indisciplinados, pues a veces, además de todo, hacían hasta tres filas en la calle y causaban tacos.

Durante la primera visita a un vehículo que estaba parqueado donde no debía, le pusieron su multa por incumplir con las normas. En una segunda ronda por el lugar no encontraron ningún infractor.

Como que los imprudentes se percataron de que estaban afectando a la comunidad del primer parque de Laureles.
Pero como yo no me quedo quieta le pedí al Tránsito que siguiera el monitoreo, para evitar que vuelvan a las mismas.

Por supuesto, ellos me prometieron que continuarán realizando visitas frecuentes para regular el mal estacionamiento.
A Laureles, queridos amigos, también le cumplí.

Molestia por acopios en Laureles

La lectora Liliana Muñoz me invitó a visitar el primer parque de Laureles un día de semana porque, en su opinión, tengo que ver el descaro por parte de los conductores de taxi.

Dijo que hacen tres filas, mientras esperan a que les resulte alguna carrera o los llamen de la central que los coordina.

Agregó que algunos se la pasan jugando ajedrez, que además orinan en todo el parque, lo que, en su sentir, resulta bastante incómodo.

Gracias a Liliana por su comunicación. En otros lugares de la ciudad me han reportado incomodidades por los acopios de taxis, sobre todo cuando no hay orden y entorpecen el normal tráfico de los otros vehículos.

Me puse a averiguar por soluciones y el Subsecretario de Control de la Secretaría de Tránsito de Medellín, Carlos Alberto Marín, me respondió que los agentes visitarán el lugar para verificar el uso de la vía y si es del caso, hacer el llamado de atención o los comparendos a los vehículos que se encuentren mal parqueados.

“Hago un llamado a todos los conductores para que respeten las señales de tránsito”, me dijo el funcionario.

Añadió que el compromiso del Tránsito es hacer respetar las normas, establecidas en el Código Nacional.

De las inquietudes de esta semana me faltó dar respuesta a la planteada por el lector Jorge Calle, quien pregunta cómo tramitar la poda de un árbol.

La próxima semana le daré respuesta, con la colaboración del Área Metropolitana.

12