Hasta que por fin se pusieron las pilas…

22 de julio

La semana pasada publiqué la denuncia de la comunidad del barrio Trinidad, pues los lavaderos de buses tienen llena de huecos la vía de la calle 25 con la 65G, dicen los vecinos.

Las autoridades prometieron que buscarían soluciones y ayer madrugué a preguntar qué avances había en el caso.

Infraestructura Física me informó que el lunes 28 tendrán un comité con las secretarías de Gobierno y de Movilidad para establecer las responsabilidades y soluciones.

Movilidad me dijo que los agentes visitaron el sitio y hallaron la vía con demarcación de celdas para parquear, pero no vieron actividad de lavado. Además, me contaron que durante la visita otros sitios fueron intervenidos con prohibición para estacionar y que la idea es demarcar las celdas para tal labor.

De igual manera, Movilidad comentó que continuará haciendo controles para hacer cumplir el uso adecuado del espacio público, sin perjuicio en la movilidad.

Lavaderos de carros en plena vía pública

Los tacos son uno de los problemas que más me plantean los lectores. El mal uso de las vías, el irrespeto de las normas de tránsito y la imprudencia de los conductores son un dolor de cabeza para muchos y la causa de que me demore para llegar a la casa después del colegio, para hacer tareas y salir a buscar historias ¡Uich!

De hecho, la semana pasada, me fui con mi Tio David a curiosear en su moto el tráfico en la ciudad y me encontré con lavaderos de carros en plena vía pública, que congestionan y arman tremendas filas. No es que yo esté en contra de las personas que se dedican a este oficio (de lavar carros), al contrario, que chévere que busquen una forma digna de ganarse la vida, pero, ¿por qué no lo hacen en un lugar dónde no pongan en riesgo a transeúntes y otros vehículos?, eso sí me da piedra.

Mi amiga Maleja me contó hace poco que en la carrera 47, entre calles 71 y 72, un señor tenía tremendo lavadero y que a veces se producían accidentes, debido a la congestión. Yo, que me creo investigadora, me fui a buscar el lugar y lo encontré. Es verdad, ¡qué peligro! Por eso le conté al Subsecretario de Control del Tránsito de Medellín, Carlos Marín. Me dijo que enviaría a los agentes para verificar el uso de la vía, así que pronto nos dará una respuesta.