¡El mal comportamiento da vergüenza!

21 de julio

Yo no sé qué será lo que está pasando en Envigado, pero me preocupa que los vándalos estén dañando la infraestructura del municipio. Y eso nos afecta a todos.

Resulta que en días pasados iba caminando por la avenida Las Vegas y me encontré otro paradero al que le rompieron todo el vidrio, así como el que denuncié hace menos de dos semanas en el mismo sector. Se trata del que queda en la acera de Las Vegas, en el sentido sur a norte, en toda la esquina de la quebrada La Ayurá.

Para poner al tanto del caso a la Alcaldía, le envié la denuncia a Obras Públicas y la entidad informó que de inmediato remitiría la queja al contratista, quien hará esta semana la reposición del vidrio.

“Aprovechamos este espacio para solicitar a la comunidad que nos hagamos responsables de cuidar el mobiliario público que nos presta un servicio invaluable y atiende una necesidad comunitaria”.

Construyen 160 paraderos en Envigado

Envigado estrenará 160 paraderos de buses. Hace unos días caminaba por el Centro de Envigado y la ciudadana Nora Elena Tabares me preguntó por la razón de retirar varios paraderos. Como no sabía el motivo, le pregunté a la administración municipal. El interventor de Obras Públicas, Carlos A. Hernández, me contó que el Municipio firmó un contrato con una empresa privada para la explotación publicitaria de ese mobiliario por 10 años. A cambio, el contratista invierte $2.500 millones en instalar 160 paraderos.

“Tendrán 80 bancas individuales y basureras. Además, basurera de cada paradero y 10 por ciento de las caras será para publicidad del Municipio”, dijo.

El secretario de Obras Públicas, Raúl Cardona, dijo que los paraderos deberán estar listos en dos años y la empresa ganadora del contrato deberá pagar impuesto de publicidad e industria y comercio. La Alcaldía espera que esta semana terminen los primeros 20 y yo estaré muy pendiente

Hueco peligroso en Conquistadores

Mi mamá siempre me ha dicho: “Malala fijate bien por donde caminás, que por andar de elevada te vas a caer”. Dicho y hecho.

Yo a veces me pongo a mirar a los pájaros en las copas de los árboles porque me parece muy chévere ver como arman los nidos y aparte de eso no cuento con que en las aceras por donde camino haya huecos del tamaño de la luna ¡Uich!

Ayer, cuando salí del colegio, acompañé a mi mamá a la casa de su amiga Berta que vive cerquita a la Clínica Conquistadores. Yo iba muy tranquila mirando para el cielo, cuando ¡zaz! se me fue el pie a un hueco y casi me descalabro.

Hace poquito uno de mis amigos me escribió al blog y me contó de ese hueco que está justo al lado de la Clínica. A él le preocupa porque le gusta caminar por esa zona y a mí porque no quiero que nadie más se vaya de cabezas.

Entonces llamé a Obras Públicas, y, como prometieron, hicieron una visita al sector. Al menos ya conocen el problema y ojalá intervengan rápido.
Le seguiré la pista.