Denuncian una obra que invadió la vía

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En Campo Valdés hay vecinos molestos porque en la calle 76 con la carrera 47, hicieron una obra que obstruye la vía.

Según la información que me enviaron los afectados, “en el sector están haciendo una entrada de garaje con muros laterales y tomaron un metro de la calle, razón por la cual se impedirá la circulación de carros por ese carril”.

Además la comunidad denunció que la ocupación del espacio público ha originado que los peatones tengan que pasar por el centro de la vía, con grave peligro para la vida.

Esta situación es grave, entonces envié la denuncia a la Secretaría de Gobierno, para ver cómo pueden intervenir.

De la Inspección del barrio me dijeron que “este despacho supo de la ocupación del espacio público de manera irregular y procedió a radicar proceso conforme al artículo 132 del decreto 1355. Se citó al infractor para escucharlo en diligencia de descargos y, luego, emitir la resolución que en derecho corresponda”

Cancha de arenilla dejará de molestar

Cancha

Recibí un correo de Óscar Cardona, vecino del barrio Santa Fe de Guayabal, quien me contó que quiere denunciar “el sufrimiento que vivimos día a día los residentes que habitamos en la carrera 54 y alrededores, por el aire contaminado con polvo que produce la cancha de Comfenalco Guayabal”.

Cardona dice que los ciudadanos sienten que les “vulneran el derecho a respirar un aire limpio”. Por eso me pidió que ayude con una solución.

Envié la queja a la entidad. Me dijeron que “en 30 años de funcionamiento, el parque de Comfenalco ha mantenido una política de buen vecino y sus acciones están orientadas al servicio de la comunidad. Por la inconformidad, la Caja ha tomado medidas para mitigar la situación: en las noches, y en horas en las que no hay programación, se hace riego de la cancha para que la arenilla permanezca húmeda y, así, evitar que el viento la levante. Adicional a esta medida de contingencia, estamos haciendo un análisis para hallar una solución definitiva”.

Miren. No hay que empezar de cero. ¡Vienen soluciones!

El Tránsito analiza propuesta ciudadana

En la edición de El Colombiano que salió publicada el pasado viernes 2 de mayo, les conté a mis lectores en esta columna que recibí una petición de habitantes de Belén Nogal.

Resulta que los ciudadanos me pidieron que le propusiera a la Secretaría de Movilidad que convierta en unidireccional la carrera 80A con la calle 32EE, debido a que “la vía es bastante estrecha y se volvió lugar de acopio para los vehículos de servicio público, entonces, los vecinos nos hemos visto perjudicados porque el paso es muy obstaculizado”, me contó la ciudadana María Ximena Cadavid.

Sobre la denuncia, la Secretaría de Movilidad me informó que “un equipo técnico estará realizando una visita al lugar mencionado, con el objetivo de evaluar la situación que allí se presenta diariamente y determinar cuáles son las posibles soluciones que le garantizarán a la ciudadanía que se desplaza por dicho sector una movilidad segura y fluida”. Quedo atenta al resultado.

Piden que la 80A sea de un solo sentido

Una propuesta me llegó hace un par de días a mi correo electrónico y quiero compartirla hoy con mis lectores.

Resulta que la ciudadana María Ximena Cadavid me escribió para decirme que en la carrera 80A con la calle 32EE hay problemas de circulación vehicular, porque “la vía es bastante estrecha y se volvió lugar de acopio para vehículos de servicio público y parqueadero para las motos”.

Además, la lectora me comentó que “los vecinos nos hemos visto altamente perjudicados con esta situación, ya que, aparte de obstaculizar el paso, se pueden generar graves accidentes”.

Para colaborarle a la comunidad de este sector con una solución, yo le hice llegar esta petición a la Secretaria de Movilidad y los funcionarios se encuentran analizando la solicitud.

Cuando tengan una respuesta definitiva, les contaré qué me dijeron. Sin embargo, voy a continuar atenta a este caso

Tienen susto por árbol ladeado de la 84

Hace un par de semanas recibí un correo de la comunidad que habita en la carrera 84 con calle 44C, en La América, en el que me contaron sobre un árbol de la zona que, según ellos, les parece peligroso.
Según los vecinos, el árbol está viejo y, como tiene el tronco ladeado, creen que existe el riesgo de que ocurra una emergencia en cualquier momento.
“Además de que el árbol se podría venir encima de personas que transiten por allí o de autos que estén parqueados en el sitio, las aceras están en pésimas condiciones por las raíces”, me contaron los residentes.
Ellos me pidieron que hablara con el Área Metropolitana, para que la entidad envíe a sus técnicos y determine qué solución aplicar.
Al respecto, la entidad dijo que “el 18 de febrero se realizó una visita a la carrera 84 con calle 44C, observando un individuo arbóreo de la especie Acacia Rosada, de 12 metros de altura aproximadamente. La planta evidencia en la base del tallo daño mecánico y se encontraron insectos xilofagos, que están perforando el tallo. De ahí que se enviará a la Secretaría de Infraestructura Física el caso para que, a través del Vivero Municipal, determine la pertinencia de aplicar un insecticida y luego un cicatrizante, o el tratamiento que considere pertinente para evitar que continúe la afectación al árbol y propender por su vitalidad”.

Prometen orden en negocios de Niquía

De tanto escuchar estas quejas, pienso que en Medellín y en el área metropolitana nos estamos pasando en comportamientos que afectan la conviviencia de la gente en los barrios y en las urbanizaciones.

Cómo les parece que me escribe mi amiga Eliana para contarme que en un sector de Altos de Niquía, cerca a la Casa de la Justicia, ya no dejan dormir unos comerciantes muy queridos que solo piensan en sus intereses particulares. ¡Guácala!

Pero no sólo alteran el sueño, sino que tampoco se puede ver televisión ni mucho menos conversar con la familia.

¿La razón? Eliana me explica que en este sector hay cuatro cantinas que generan este desorden de alboroto y ruido, porque parece que compitieran a ver cuál pone más duro los equipos de sonido.

Ah, y este concierto de música de carrilera, reguetón y vallenato ya no solo lo ofrecen los fines de semana, sino que muchas veces comienza desde los martes. “Estamos desesperados, no sabemos qué hacer porque no hay quién nos escuche”, cuenta angustiada.

¡Qué tal este abuso con las personas mayores y los niños o con los que no rumbean!

Conté el caso en la Alcaldía de Bello que, muy querida, respondió a través del Inspector Quinto Municipal de Policía, Jesús Albeiro Bedoya.

“Este despacho realizó visita a los locales comerciales ubicados en la av. 42A con diagonal 65, alrededores de la Casa de Justicia, encontrando que varios no cuentan con la documentación exigida para establecimientos públicos. Por lo tanto se citó a los propietarios para iniciar proceso contravencional administrativo y hacer el respectivo requerimiento de Ley…”. Términos raros, pero parece que servirá la denuncia.

El coordinador de espacio público hizo un operativo nocturno y sensibilizó a los vendedores.Ellos se comprometieron a dar buen uso al espacio de todos ¡Bravo!