Se quedaron esperando pavimentación

Les cuento que recibí una denuncia de los habitantes que residen en las zonas aledañas a las circulares tercera y cuarta, con la carrera 66B, en el barrio Laureles.

Los ciudadanos del sector me contaron que desde hace mucho tiempo están esperando que la Alcaldía adelante la pavimentación de dichas vías porque, según el vecino Juan G. Zapata, “hace años estamos pidiendo que nos hagan esos trabajos y no nos han atendido la petición. Entonces, sería bueno que las personas encargadas de estas obras se dieran un paseo por la zona, para que saquen sus propias conclusiones sobre el estado de las vías”.

Como yo quiero que mi ciudad se vea bonita, hice una ronda por la zona en cuestión y tomé algunos fotos de las calles que se encuentran malas.

Para encontrar solución al caso, envié la petición a las autoridades de la Secretaría de Infraestructura Física y me respondieron que “según las fotos, se observa que la vía tiene una intervención relacionada con redes de servicios públicos. Por eso, este jueves 27 de marzo se realizará una visita técnica en compañía de EPM, para determinar su porcentaje en las redes. Si superan el 20%, se hará un convenio entre las dos entidades para dar cumplimiento al decreto 2298 del año 2001 y así lograr la repavimentación. Hay que tener en cuenta la previa consulta de proyectos o reposición de las redes en la vía en mención”.

Fueron a la 54 y pillaron un solo camión

En la edición del 15 de enero publiqué una denuncia de los vecinos de Barrio Antioquia, quienes se quejaron por el exceso de parqueo de camiones en las vías del sector.
Ellos me contaron que hay ocasiones en las que han llegado a contar hasta 30 vehículos de este tipo estacionados en las vías públicas y me explicaron que esa situación afecta el paso por el sector.
Como la comunidad me lo pidió, yo envié la queja de la situación a los funcionarios de la Secretaría de Movilidad de Medellín, con ganas de que esa oficina tome medidas de solución.
En respuesta a la petición de los ciudadanos, la Secretaría de Movilidad me informó que “con el apoyo de los agentes profesionales de tránsito, realizamos dos visitas de control al lugar indicado y se sancionó al responsable de un vehículo tipo camión, en la carrera 54 con la calle 25, por estacionar en un lugar no autorizado”.
Los guardas reportaron que hicieron una nueva inspección en días posteriores y observaron que “este sector industrial es frecuentado por gran cantidad de conductores de este tipo de vehículos pesados, según el sentir de la comunidad”.
Entonces, los funcionarios expresaron que para “la Secretaría de Movilidad es importante brindar soluciones efectivas a las problemáticas de movilidad, por ello agradecemos las valiosas observaciones de los ciudadanos y sabemos la importancia que éstas tienen para prestar un mejor servicio a la comunidad”.
Yo seguiré pendiente del caso y espero que las autoridades de tránsito creen un plan que permita corregir el uso indebido del espacio público en Barrio Antioquia, porque, si bien es cierto que las vías son de todos, no es correcto que unos pocos se apoderen de ellas a costa de la movilidad de los demás.

No respetan puente peatonal de la 4 sur

Un ciudadano me llamó para contarme que ha sido testigo en varias ocasiones de que existen conductores de moto que, por ahorrar tiempo, se pasan en su vehículo por el puente peatonal de la 4 sur.
De acuerdo con el denunciante, los infractores aprovechan la ausencia de guardas de tránsito o de cámaras de fotomultas en la zona que les impidan cometer esas imprudencias.
La inquietud del ciudadano radica en que estas conductas dan pie a que se presenten accidentes, pues esos pasos están diseñados exclusivamente para que los transeúntes se movilicen seguros.
Yo quise colaborarle al ciudadano buscando una respuesta de las entidades competentes y los funcionarios de la Secretaría de Movilidad me informaron al respecto que “los agentes de tránsito de esta dependencia realizarán las visitas respectivas al sector, con el propósito de verificar los problemas que se presentan en el lugar y hacer cumplir las normas de tránsito”.
Además, los funcionarios aseguraron, que en cuanto tengan los resultados de las visitas nos harán el debido reporte y, una vez yo lo tenga en mis manos, se los estaré comunicando a mis lectores.
La Secretaría le agradeció a la comunidad por aportar la información sobre las infracciones de las que son testigos y nos invitó a cumplir las normas y el buen uso de las vías y de la infraestructura pública.
Yo espero que los motorizados y los conductores en general respeten el espacio de los peatones y, de la misma manera, que los transeúntes eviten invadir las vías y así todos preservemos nuestra seguridad.

¡Ojalá arreglen pronto la vía a San Pedro!

Mi amiga Maleja y yo ya hemos tenido que cancelar varias veces el Tour Lechero porque quienes nos pueden llevar andan en moto y con esa carretera tan mala a San Pedro de los Milagros es imposible ¡Guácala!

Por supuesto, yo no soy la única que ve el problema, pues mi amigo Hernán me escribió preocupado porque, según él, en esta carretera no remueven los derrumbes y no se rellenan los hundimientos del pavimento.

Ya una vez yo había denunciado el problema y en la secretaría de Infraestructura de la Gobernación me dijeron que la carretera iba a ser intervenida durante este año.

Sin embargo, la vía nada que la trabajan y yo sigo con las ganas de conocer a la vaca Manuela, “la más grande de la Vía Láctea”.

Entonces busqué otra vez a los funcionarios de Infraestructura, y esta vez hablé directamente con Mauricio Valencia, el secretario.

El me contó que de aquí a diciembre ya podremos ver intervenciones importantes en esa vía, que él ya recorrió y conoce muy bien su estado.

Estas obras tienen la plata asegurada por el Fondo de Regalías, el BID y el presupuesto de mantenimiento vial que tiene la Gobernación.

Valencia también me contó que está tramitando una Ordenanza con la Asamblea de Antioquia para que permita que los recursos del peaje se puedan destinar a la vía y no a un fondo común, como ocurre hoy. Ese trámite se puede dar a comienzos del próximo año.

Ojalá que esta vez si nos arreglen la carretera porque a Maleja y a mí nos espera un superviaje

Más atención en Oriental con Los Huesos

Recibí este mensaje de don Carlos Vélez: “La felicito por su empeño permanente en tener una ciudad ordenada y organizada, pero desafortunadamente no tenemos autoridad que haga cumplir las normas, empezando por ella que no la cumple.

Tomé unas fotos donde se puede apreciar el estado en que se encuentra la ciudad, especialmente la carrera 46 con las calles 41 y 43 (mejor dicho, la avenida Oriental con Los Huesos).

Por este lugar está obligado a pasar todo el que va para El Poblado o el que viene para el Centro ¡Qué tristeza que los extranjeros que visitan nuestra ciudad, una de las primeras impresiones que recibe sea este abandono en el que las autoridades la tienen!”. Hasta ahí el mensaje de don Carlos.

La verdad yo también había apreciado ese lugar, sobre todo por el mal estado de los andenes y del antejardín.

En ocasiones, también hay presencia de basuras y de personas en situación de calle que duermen en ese lugar tan importante.

Sobre el estado de los andenes y los antejardines, la Secretaría de Infraestructura Física quedó en enviarme una respuesta. Una vez la tenga, la compartiré con mis lectores.

En cuanto a la ocupación del lugar por habitantes de calle, la Subsecretaría de Espacio Público señaló que todos los días realiza operativos y que en esta zona siempre mantiene 20 defensores que están al tanto del tema y se acercan a ellos para invitarlos a los Centro Día.

Vía hacia el Puente del Oro

Nada más maluco que uno aguantarse totazos por el mal estado de las vías ¡Guácala! Y más si uno está de paseo y lo único que quiere es contemplar los paisajes, respirar el aire fresco por la ventanilla del carro y no estar pendiente de que uno se va a lastimar con tanta roca.

En estos días mi abuelita se fue para Abejorral con sus amigas del grupo de la tercera edad y las llevaron a un lugar llamado Pantanillo, cuya carretera como que le hace honor a su nombre, pues según me contaron, parecía un río seco.
Ellas no son la únicas que se quejan. Un habitante de ese municipio me escribió hace poco para contarme que por cerca de 20 kilómetros es muy difícil transitar para llegar hasta al Puente del Oro desde Pantanillo, y que se ha demorado hasta tres horas intentando llegar a su lugar de destino ¡Uich!

Entonces, con mi abuelita investigamos cuál es la entidad encargada de solucionar el problema. Nos comunicamos con la Secretaría de Infraestructura de Antioquia, pero nos contestaron que como esta vía es de tercer nivel, es el municipio, Abejorral, el que la debe intervenir.
Busqué en Abejorral una respuesta. Me contaron que están interviniendo vías que comunican las 72 veredas por lo que hay que tener paciencia. La vía Pantanillo- Puente del Oro está entre sus prioridades.

Una carretera que necesita intervención

Mi tío David casi se muere de la risa cuando le dije que quería ir en moto a visitar a la vaca Manuela que vive en la Vía Láctea, pero la que queda cerquita, allí nada más en San Pedro de los Milagros.

Y es que el pobre ya se ha caído varias veces por las condiciones de inestabilidad de la vía y la cantidad de huecos y pantano que no dejan transitar ¡Uich!

A mí no me parece justo que en varios tramos se presenten esos problemas. Así nadie va a ir a visitar a la vaca Manuela y menos a disfrutar de la zona de Parapente que hay en San Félix ¡Guácala!

Esta semana mi amiga Martha me contó que se fue de paseo con su familia para San Pedro y que fue horrible pasar de San Cristóbal. Qué injusticia que debamos pagar por un peaje para usar una carretera tan mala.

Entonces quedé cabezona con el tema y empecé a buscar la gente encargada.
En la Secretaría de Infraestructura de la Gobernación me dijeron que este año arreglarán el tramo San Pedro – Entrerríos – Santa Rosa, con 2.484 millones de pesos y que en marzo de 2013 trabajarán con presupuesto del BID, Pajarito – San Pedro de los Milagros.

Espero que esta vez sí sea verdad porque mi papá me ha contado que esta es una promesa que nunca se cumple.