¿Qué es una Política Pública?

Es un ejercicio realmente ciudadano y de participación. Es imposible construirla con la influencia económica del Estado, pues sus orígenes parten desde una problemática colectiva que es identificada y frente a la cual unos actores se movilizan realmente sin apoyo de publicidad, eventos, recursos o inversión pública; sino desde el propio valor civil. Estos actores que no pueden ser empleados ni contratistas públicos, definen un mapa de actores de la política pública, esos que se encuentran en una arena de acción para resolver. Se generan tensiones y debates que no tienen fin y el tema se incorpora con naturalidad en la agenda pública.

Las Políticas Públicas  se pueden entender como el ámbito privilegiado de realización del “pacto” entre Estado y sociedad. Leer texto básico de los expertos Domingo Ruiz y Carlos Cárdenas

No es política pública un acuerdo, ordenanza o ley; lo es la voluntad colectiva frente a los problemas.

NO es política pública un evento donde se impone la agenda y si incluye solo a los actores que a uno le provocan. Lo es cuando cualquiera es “dueño”

NO es política pública cuando hay protagonistas, en una verdadera política pública es la comunidad y las soluciones los verdaderos protagonistas

No confundamos negocios, intereses personales o egocentrismos con Política Pública

Una buena, legítima y valiosa política pública la defienden y la mantienen en el tiempo los mismos ciudadanos y no el dinero oficial.

¿Es posible Equilibrar los 3 Poderes de Colombia?

Está próximo a su séptimo debate en el Congreso de Colombia un proyecto de Acto Legislativo que pretende equilibrar las 3 ramas del Poder Público a partir de ajustes a la Constitución Nacional, en temas como: eliminar la reelección presidencial en cambio de incrementar a 5 ó 6 años el período del primer mandatario a la par con Alcaldes y Gobernadores, la creación de un Senado regional y la posible eliminación de las facultad que tienen actualmente las Cortes de justicia y altos funcionarios de organismos de control de elegirse entre si. (leer valioso resumen y análisis de lasdosorillas.com)

Para una democracia es sano que el ejercicio del poder sea incluyente y más en un país como Colombia, donde el desarrollo económico y social ha sido impulsado históricamente por élites familiares en medio de atropellos que han sido detonantes de diversos tipos de violencias e incluso legitimadores de variadas ilegalidades. Las más poderosas familias colombianas han dominado los principales medios de producción, han detentado los principales cargos en las 3 ramas del poder, estimulando un modelo de Estado que se ha visto lastimado en factores como la equidad para el logro de un desarrollo humano integral más amplio y también en una presencia y una mentalidad más descentralizadora y con una sana evolución política.

Sobre nuestra histórica tradición presidencialista y la recarga típica hacia el poder ejecutivos a tener la última palabra, se han manifestado los integrantes de la rama Judicial en contra de la reforma que está a punto de ser aprobada por el legislativo, que a su vez pierde el poder de juzgar más directamente al presidente, magistrados y altos cargos en organismos de control nacional y todos pierden entre ellos la facultad soterrada de jugar al intercambio de puestos en su dinámica del “Yo te elijo, tu me eliges”.

 

5 preguntas claves que usted debe hacerse sobre styling personal

Hablar de styling alude a una tendencia de la Ingeniería Industrial surgida desde la crisis de 1929 en Estados Unidos, que buscaba generar una apariencia agradable para los productos y con ello estimular el mercado.  En términos de Marketing Político y Gobierno, hablamos de este término para estudiar, analizar y diagnosticar la combinación de la presentación, vestuario y formas personales con la expresión oral y corporal de una personalidad, cuando se busca cautivar o persuadir de alguna forma a otros individuos o a un colectivo.

 

A partir de nuestros ejercicios de auditoria de styling con varios líderes, empresarios, candidatos y personalidades, quiero compartirles 5 claves importantes que deben ser tenidas en cuenta para evaluarse desde el styling, y las formulo como preguntas, pues no es sano establecer paradigmas en algo tan subjetivo y personal como este tema:

 

¿Es cercana la imagen que usted realmente proyecta con la que quiere proyectar?

 

¿Cree que la gente puede acercarse a usted y re-conocerlo de entrada, gracias a su presentación personal?

 

¿Sabe usted si su biotipo de forma y fondo y la modalidad en que dicha proyección de imagen vital, tiene incidencia en la percepción de una determinada sociedad?

 

¿Tiene plena conciencia sobre la forma en la que refleja su coherencia desde aspectos corporales, orales, el vestuario o accesorios que usted utiliza con frecuencia?

 

¿Es consciente de que su cuerpo es una gran máquina de energía que emite vectores físicos, sicológicos, cromáticos y de variable índole con fuertes impactos a la hora de cautivar a otros?

 

Les comparto este punto de partida para autoevaluarse y quizá – en el corto plazo- medírsele a una auditoria de Styling como Líder político, empresarial, candidato o desde cualquier rol donde la persuasión sea un objetivo.

¿Abundan las ventanas rotas en ciudades de América Latina?

Existe una teoría sobre sociología del vandalismo y la violencia urbana planteada en 1996 por los investigadores George L. Kelling y Catherine Coles ( ver un documento base)  y consiste en la tendencia que tiene un equipamiento urbano que está en mal estado, sucio, quebrado, sin iluminación o basuras a ser más deteriorado y desmejorar el entorno.

 

Es común ver en nuestras ciudades que hay ciertos espacios donde se cumple esta teoría y se gestan verdaderas guaridas de malandrines, donde la falta de aseo, iluminación y – sobretodo- la carencia de una apropiación urbana estimula el miedo en relación con la circulación por ese sector de una ciudad.

 

El descuido con las basuras, la mala iluminación, los equipamientos destrozados, el vandalismo y demás, estimula mayores niveles de inseguridad e incluso conduce psicológicamente al abandono ciudadano de un territorio dice la teoría de las Ventanas Rotas. Foto Cortesía

El descuido con las basuras, la mala iluminación, los equipamientos destrozados, el vandalismo y demás, estimula mayores niveles de inseguridad e incluso conduce psicológicamente al abandono ciudadano de un territorio dice la teoría de las Ventanas Rotas. Foto Cortesía

 

La ciudad, cualquiera que sea no es propiedad de un gobierno, es un concepto que se hace realidad gracias a los imaginarios y usos que dan los ciudadanos y son ellos los que resignifican espacios y les dan sentido con su ocupación, librando la ciudad de rincones vedados, oscuros y con muchas “ventanas Rotas”

 

Una ciudad con personas en la calle es una ciudad más segura, una ciudad a la cual los violentos y los maleantes le tienen temor, pues a veces es más garantía de seguridad la presencia de muchos ciudadanos disfrutando un espacio, que la circulación de una patrulla haciendo ronda con su sirena y sus luces a la cacería de los reyes de la oscuridad y de las ventanas rotas.

¿Abundan las ventanas rotas en ciudades de América Latina?

 

 

Post 100

Este año 2015 celebro los primeros 5 años de este Blog llamado Plaza Pública e incluido en el sitio web de El Colombiano.

Sirva mi post número 100, con un poco de sabor a asfalto,  para agradecer la lectura, recomendación y conversación de mis lectores, amigos y clientes; siempre muy valorados en este espacio que es un foro público de conocimiento y discusión sobre los temas de la política y el gobierno que siempre nos afectan.

Sigue abierta la Plaza Pública!

Encuestas prematuras: Muy Lejos de la Intención de Voto

La motivación usual de los ciudadanos en un continente como América Latina por los procesos electorales solo se presenta – a lo sumo-  los últimos 15 días previos al día D, por ello resulta absurdo, confuso e inútil hacer encuestas de intención de voto a tantos días de las elecciones.

Es claro que estas encuestas, en su mayoría pagadas por las mismas campañas o impulsadas por estos de manera indirecta desde medios de comunicación, buscan mostrar con fortaleza a algunos candidatos que no la tienen en la vida real, pero necesitan el oxigeno de un poco de opinión y rumor para sostener el respaldo financiero de empresarios y el político de algunos partidos y dirigentes, y así seguir nadando en las aguas turbias de una campaña, donde algunos logran pescar en río revuelto.

En muy pocas oportunidades ha habido una coincidencia exacta entre los resultados de las encuestas de favorabilidad realizadas y publicadas varios meses antes y lo que ocurre en las urnas. Foto:

En muy pocas oportunidades ha habido una coincidencia exacta entre los resultados de las encuestas de favorabilidad realizadas y publicadas varios meses antes y lo que ocurre en las urnas. Foto: CORTESÍA

En resumen: Antes de la recta final de una elección, el nivel de motivación de la ciudadanía hacia el voto es muy poca, ni que decir de la cultura sobre el proceso e incluso sobre los mismos candidatos.

Sobre Eficiencia y calidad en la acción de las Contralorías

contraloria

Es común que en Colombia y otros países de América Latina se comprenda la misión del control fiscal con un ánimo represivo y de persecución al funcionario público, sin embargo un reciente documento del Banco Interamericano de Desarrollo, así como algunas experiencias de México y Chile principalmente, proponen que las llamadas contralorías, actúen en clave de un acompañamiento  a la función pública, sin perder el rigor o la fortaleza que supone identificar y sancionar a aquellos servidores que han cometido fallas en la ejecución de los recursos bajo los cuales se les ha tutelado como ordenadores de dicho gasto.

Continuar leyendo

Los 7 ingredientes claves de un buen Cuarto de Guerra

A mi juicio, un buen cuarto de guerra en Marketing Polìtico y Gobierno, debe contar con 7 características esenciales:

 

Uno de los más reconocidos cuartos de guerra de Gobierno es el que integran el Presidente de los EEUU con su cúpula militar y la línea de fuego de su gabinete. Foto:  DRA

Uno de los más reconocidos cuartos de guerra de Gobierno es el que integran el Presidente de los EEUU con su cúpula militar y la línea de fuego de su gabinete. Foto: DRA

Multidisciplinar:     Se conforma por personas con diversas profesiones, formación, pensamiento e incluso experiencia. Solo debe unirnos la lealtad con el candidato, líder o interés político que los reúne.

No Áulico:   Los lambones y los áulicos del líder o candidato sobran en los buenos cuartos de guerra. Allí se discute de manera descarnada la estrategia y por ende se debe tener apertura y franqueza para debatir sobre virtudes y defectos sin generar heridas, susceptibilidades o daños en la relación de equipo.

Eficiente:   El Cuarto de Guerra debe tener una reunión periódica con objetivos precisos, medibles y verificables, emplear bien el tiempo, actuar con prontitud, disponibilidad a ejercer participación y consejo, incluso vía virtualidad.

Variable:     Desde mi experiencia no recomiendo un Cuarto de Guerra permanente para todas las etapas de una campaña o un gobierno. Hay momentos en que las posturas se vician, las tensiones aumentan o hay desgastes que obligan a la rotación de los integrantes.

Cercanía:     Con el gobernante o el candidato, quien debería liderarlo periódicamente o delegarlo en el gerente de la campaña y verificar que el flujo de consulta-recomendaciòn y la escucha de doble vía es eficiente.

Capacidad de lectura y análisis:       Los principales escenarios donde se libran las tensiones públicas de un gobierno o una campaña son los medios o los actos públicos y un buen cuarto de guerra debe contar con información veraz y –sobretodo- capacidad para interpretar los discursos, los actores, las arenas y los mensajes no verbales de cada hecho político.

Prospectivo:   Debe analizar las fisuras de discurso y tensión que se generan en el terreno político y que podrían ser aprovechadas por sus rivales. Anticiparse en la planeación no es actuar, es observar en prospectiva y preparar las armas y la munición ( díria Sun Tzu) para el momento de la defensa o proactivamente a necesidad.

Generar táctica, revaluarla y volverla a generarla:   El principal producto del War Room no son palabras, análisis u opiniones. El ritmo vertiginoso de las campañas y los gobiernos, matizado por la velocidad con la cual la comunicación 3.0 hizo horizontal la relación con los ciudadanos; obliga a que estos comités generen productos tácticos y decisiones que deben implementarse, evaluarse y si es necesario: reforzarse, replantearse o acabarse.

 

 

 

 

 

 

 

Un País sin minas de Muerte

Por tratarse de un tema de vital importancia en medio del conflicto armado que ha vivido el país, las implicaciones humanitarias internacionales del tema y el abordaje de este texto, comparto Editorial de El Colombiano de hoy 10 de marzo sobre intención de  Pre-Acuerdo para el desminado con las FARC. 

 

El pasado sábado, desde La Habana, se emitió un comunicado conjunto del Gobierno colombiano y de las Farc, en el que anunciaban que dentro del marco de desescalamiento del conflicto armado, se iniciará un proceso de limpieza y descontaminación de “minas antipersonal, artefactos explosivos improvisados, municiones sin explotar o restos explosivos de guerra en general”.

Todo este proceso se va a realizar entre representantes de las partes, con la colaboración de la organización Ayuda Popular Noruega (APN) y la participación activa del Batallón de Desminado del Ejército Nacional, BIDES.

Este es uno de los pasos que los colombianos más esperábamos. Se trata, en primera instancia, de un acuerdo que plasma aspectos puramente operativos, dejando la definición de responsabilidades para más adelante. Incluso, dice el texto del acuerdo que corren por cuenta del Gobierno Nacional los recursos técnicos y materiales necesarios para llevar a la agencia noruega y a los acompañantes de la guerrilla y el Gobierno a las zonas de trabajo.

Esas discusiones de las responsabilidades legales y patrimoniales por los daños causados podrán abordarse luego. El trabajo humanitario, en cambio, no da espera. Según datos de organismos tanto oficiales como independientes, prácticamente todo el territorio nacional tiene zonas que o están sembradas de minas antipersonal o son zonas de riesgo. Muchos de esos artefactos no son detectables ni siquiera con aparatos especializados.

Ayer en este periódico se contó la historia de Reinel Barbosa, quien en 2008 perdió su pierna izquierda por una mina sembrada por la guerrilla en La Uribe (Meta). El año pasado hizo parte de la delegación de víctimas que viajó a La Habana para que las Farc las escucharan. Allí plantó su prótesis en la propia mesa. “Me lo pidieron las víctimas de esos artefactos y así lo hice”.

Reinel sobrevivió, al igual que otras 8.834 personas que quedaron gravemente mutiladas entre 1990 y enero de 2015 (datos oficiales de la Dirección contra las Minas de la Presidencia de la República).

Pero también hay 2.209 personas que murieron por minas de las Farc, del Eln y demás grupos ilegales que consideraron que estas armas eran válidos instrumentos de rebelión “política”. De las personas asesinadas de esa forma, 235 eran menores de edad.

Por eso el sábado, Humberto de la Calle inició su mensaje dirigiéndolo a los niños de Colombia. Aquellos que en el campo salen buscando aprender en las escuelas y encuentran o la muerte o la mutilación o la destrucción de sus familias.

De las 11.043 víctimas contabilizadas desde 1990, 2.459 fueron en Antioquia. Y en el departamento solo cuatro municipios han tenido desminado humanitario (Cocorná, Granada, Nariño y San Francisco).

Esta será una tarea de décadas. En la que además de limpiar la tierra de estos instrumentos de muerte, los encargados de hacerla se toparán con miles de historias de dolor y de desgarro humano. Enfrentando no solo las condiciones adversas de territorios de guerra sino los intereses criminales de controladores de cultivos ilícitos, rodeados también de minas no propiamente por razones revolucionarias.

Anunciar una Colombia libre de minas suena tan difícil y remoto como una Colombia pacífica en su sentido más íntegro. Pero por lo menos ya en la primera se va a empezar.

11 consejos para un mensaje memorable en Marketing Político

Muchos de mis clientes me han escuchado hablar sobre la importancia de que nuestra comunicación nos permita ser memorables como personas, marcas, productos o servicios y sobre esa capacidad de quedarse en la memoria de corto y-o largo plazo de las personas, quiero compartirles algunas ideas fuerza que les pueden conducir por el camino de hacerse inolvidables.

Sin duda Martin Luther King logró hacerse memorable con su discurso en agosto de 1963 de Washington a los pies de la estatua del expresidente Tomas Jefferson; llamado I Have a dream en contra de la discriminación racial en el Mundo. Foto: Diario ABC US

Sin duda Martin Luther King logró hacerse memorable con su discurso en agosto de 1963 de Washington a los pies de la estatua del expresidente Abraham Linconl; llamado I Have a dream en contra de la discriminación racial en el Mundo. Foto: Diario ABC US

La memoria es una facultad selectiva que tenemos todos los seres humanos y algunos animales y que – producto de la formación, experiencias y aproximación a la realidad de cada ser, se desarrolla en clave de selectividad de estímulos hacia los cuales se produce una recordación emocional-racional que activa en el cerebro una serie de substancias químicas que se traducen en una recordación particular de las experiencias vividas con base en la forma como dichas experiencias generan estímulos en nosotros.

Para lograr hacerse memorable comparto 11 tips que me han servido en varias experiencias de campaña y de gobierno.

1. Defina el rasgo único que hace de su imagen una huella digital que nadie en el planeta ( ojo con copiar de la web) pueda repetir.

2. Sea útil con su mensaje. La gente consume casi todo pero puede recordar lo que usa.

3. Cree una historia amena que provoque llegar hasta el final sin hacer previsible esa conclusión.

4. Construya una historia con pasajes emocionantes.

5. Utilice frases cortas que resuman la promesa que usted está dispuesto a cumplir.

6. Comprenda la psicología y la temperatura del color en su imagen central y en sus piezas de comunicación.

7. Seleccione un gimmick sonoro corto, brillante y ojalá con un origen ligado al territorio, la cultura y las sensibilidades de sus usuarios.

8. Genere conversación e intercambio con su mensaje y permita al usuario el diálogo.

9. Acepte la crítica y dialogue con sus críticos de manera constructiva, incluso aceptando la deconstrucción de su imagen y discurso a partir de lo sugerido.

10. Elija muy bien el tiempo del día, la semana, estación, clima, calendario de hechos en su territorio, intereses del Tárget e incluso agenda de medios, antes de comunicar.

11. Sea disruptivo, intente (previo ensayo) lo que nadie haya intentado, marcando innovación y creando nuevas rutas.