Perú: A elegir entre el cáncer y el Sida

El 5 de junio se cumple la segunda y definitiva vuelta en las presidenciales del Perú. Fujimori (Izquiera) y Humala (derecha) empiezan a generar polarización. Foto Cortesía PERÚ 21

Entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori deberán elegir los peruanos al sucesor del actual presidente Alan García, luego de disputarse la primera vuelta de las presidenciales en el país hermano, cuyos resultados finales reseñó así el diario El Comercio.

Los peruanos llaman chorreo a la dinámica que permite el descenso de recursos hacia las comunidades más pobres del país, como consecuencia de la bonanza en las empresas y sectores productivos del país, en su mayoría radicados en la ciudad de Lima. Desde 2005, cuando García asume el primer cargo ejecutivo de los peruanos, la economía del país hermano evidencia un crecimiento en sus indicadores, principalmente por la forma cómo la minería y los fondos pensionales les permiten – incluso- tener una cifra de crecimiento positivo en 2008, año de la gran debacle financiera en los Estados Unidos. Sin embargo el chorreo no se hizo evidente y una gran brecha entre la miseria y la opulencia se empezó a notar en las grandes ciudades del país como Lima, Arequipa, Trujillo o Piura. El Sur del Perú y las clases menos favorecidas, que cada vez van creciendo; sintonizaron más con el discurso populista de Humala, quien lleva 12 años en campaña, la derecha dividió sus votos entre Toledo y PPK  y en segunda vuelta quedó la hija del ex presidente Alberto Fujimori, quien a pesar de las sanciones judiciales contra su padre, tiene una apasionada recordación de muchos en Perú, por lo que representó la imagen fujimorista en medio de la coyuntural guerra que libró el estado en los 90 contra los grupos de guerrilla como el Tupac Amarú.

Grandes medios peruanos y otros círculos de opinión,  plantean que elegir entre Keiko y Ollanta es como decidirse a padecer cáncer o SIDA. Es claro que habrá un cambio de rumbo a partir de la salida de García del Palacio de Gobierno peruano y el constinuismo está descartado. Por estos días los candidatos derrotados se reúnen con los dos ganadores de la primera vuelta y los “sobrevivientes” con sus equipos de campaña, tratan de hacer una lectura del panorama, pues la polarización será evidente y la forma cualquier palabra, decisión, actuación, adhesión o desacierto, será clave para que en la puerta del horno se queme el pan. Ollanta le pasó con García en las últimas elecciones y Keiko querrá que aquella historia se repita.

Sobre el tema, recomiendo este análisis de la periodista Carmen Villa.

¿Cómo capitalizar la acción de un troll en política 2.0?

Antes que un problema, los trolls pueden convertirse en notables oportunidades en política 2.0

Investigando sobre el tema de la política 2.0 y particularmente sobre las diversas modalidades de ataque que pueden sufrir los candidatos y-o las campañas por parte de personas inescrupulosas que visten el traje de los trolls, me encontré con mucha información y valiosos aportes de amigos, conocidos y seguidores sobre este apasionante tema en relación con el cual aspiramos a construir conocimiento.

A partir de un post anterior que denominé ¿Qué son los trolls en la política 2.0? me permito sugerir algunas actitudes para saber “jugar” el juego del troll y capitalizarlo a nuestro favor, pues al fin y al cabo la política y la guerra se parecen mucho, como dice V. Clausewitz y en medio de una campaña, todas las posturas – incluso la de los trolls- deben ser validadas desde la postura de quien aspira a ocupar una función pública.

Si usted es la persona que encabeza el diálogo con las comunidades digitales de una campaña, partido u organización política; tenga en cuenta que el terreno digital es un nuevo entorno, cuyas dinámicas representan un profundo impacto en los resultados finales que vamos a obtener y como en la vida real, hay personas que buscan desestabilizarnos y poner a prueba la verdadera preparación que tenemos como equipo para triunfar en nuestra aspiración de llegar al poder.

A modo de preguntas, presente algunas de las mentiras que no nos podemos decir con los trolls:

¿Hacer de cuenta que no existen?: Es imposible pensar que no existen. Virtuales o reales los trolls son perfiles detrás de los cuales hay personas con algún interés y el consumo colectivo del diálogo en un foro, una red social, un blog o una Web, exponen nuestra propuesta, por lo cual, permanecer sordos, ciegos o mudos; nos hace torpes frente a las oportunidades que vienen con los flamewar en la política, que representan en si mismos una oportunidad para establecer diálogo con multiusuarios simpatizantes hasta neutralizar y montado en sus brazos, obtener el triunfo en esta permanente batalla.

¿Es mejor censurarlos?: Bloquear usuarios en los medios,  es generar el efecto “gremlins”. Un troll que se bloquea en política 2.0 es un malestar que va a multiplicarse con un discurso que se le devolverá a usted como político. Desde entonces no tendrá forma de evitar varias voces trolls y no trolls que van a tildarlo de autoritario, censor y poco abierto al diálogo. Cuando un troll represente peligros reales como virus informáticos o ataques virales, hay otros mecanismos como la denuncia objetiva o la emisión de una postura oficial cuando el ataque realmente ofrece riesgos.

¿Todos hay que trabajarlos igual? A veces el troll es un gran león que representa riesgos, a veces es un insignificante gatito. No se puede menospreciar a nadie en estas condiciones; pero a veces no dimensionamos que el troll en si mismo es un emisor con audiencias y su objetivo es generar conflictos y auditorio para sí. A veces un breve mensaje directo, un e mail o una alusión colectiva basta y no debemos compartir nuestra audiencia o darle más importancia de la que se merece un troll.

¿Mientras más al fondo de mis ideas, mejor? Un troll busca importancia y atención, pero poco conoce sobre las ideas que tratamos de poner en manos de los electores, para brindarles criterio en la toma de sus decisiones políticas. Trate de no exponer demasiados detalles de sus propuestas con estas personas, ofrezca un diálogo sencillo y lo más privado posible, no ceda a lo público salvo en casos extremos. Busque lugares comunes, respuestas amables, invitación al diálogo en persona y de esta forma se expone menos y gana más credibilidad a partir de la sobriedad de sus intercambios.

¿Mejor enfrentarlos en grupo? No se deje “picar” por enjambres de trolls que atacan sin clemencia. Muchas veces la fuente es la misma e incluso una misma persona o empresa contratada está detrás de 5 ó 10 perfiles trolls que intentan sacarlo de casillas, desvirtuar sus palabras, atacar, generar atención sobre un escándalo. La batalla es más sencilla cuando cada problema se atiende de manera individual y nunca es bueno enfrentarse a las masas, máxime cuando la comunicación 2.0 nos permite segmentar e individualizar tanto el contacto o masificarlo si así lo preferimos.

¿Saltará al ruedo un peso pesado conservador?

Luego de la encuesta publicada por el CNC y reseñada en Plaza Pública, el Partido Conservador en Antioquia convocó a una reunión de urgencia a sus más reconocidos líderes, para evaluar lo que viene ocurriendo y tomar las medidas de urgencia, a 7 meses y medio de las elecciones regionales en Colombia.

Son varias las caras conocidas que se han presentado como precandidatos del partido azul al máximo cargo ejecutivo de Antioquia como el diputado César Eugenio Martínez,  el dirigente gremial Roberto Hoyos Ruiz, el ex congresista Oscar Darío Pérez, el empresario Carlos Mario Montoya, el dirigente Sebastián Moreno, el ex alcalde de Itaguí, Carlos Arturo Betancur y un invitado de origen liberal que es el ex gerente del IDEA, Álvaro Vásquez Osorio.

A pesar de las calidades de los precandidatos, la ventaja que suma Sergio Fajardo en las más recientes encuestas, lo hacen prácticamente inalcanzable, salvo que salte “al agua un pato de peso en el lago regional”  Y por ello se comenta con fuerza que a la consulta conservadora del 29 de mayo podría presentarse el ex alcalde, ex gobernador, ex ministro y ex embajador ante el Vaticano, Juan Gómez Martínez; quien salió de viaje fuera del país esta semana, agradeció el interés de algunos amigos de su partido y dijo que iba a pensarlo.

Sergio Fajardo Valderrama lidera con mucha ventaja las encuestas por la Gobernación de Antioquia. Foto: Partido Verde

¿Juan Gómez Martínez sería precandidato conservador a la Gobernación de Antioquia?

Es evidente que la llegada del doctor Juan Gómez Martínez a dicha consulta, generaría divisiones en las vertientes del partido azul.  Escuché al precandidato Carlos Mario Montoya decir que: “No sería digno someter al doctor Gómez Martínez al desgaste de una consulta” Eso creería uno, pero no sabemos qué piensa la gente del Gobernador Ramos y  el candidato Álvaro Vásquez, quien a pesar de tener el mayor puntaje en las encuestas, tampoco genera unidad en el partido azul como se lo han revelado a Plaza Pública varios líderes conservadores.

Con la llegada al escenario de Juan Gómez, el conservatismo volvería a marcar en las encuestas con opción de poder, pero los demás candidatos del partido azul quedarían fuera de competencia y la lucha probable por el primer cargo ejecutivo de la región, enfrentaría un modelo independiente, urbano que esgrime el argumento apolítico, representado por el ex alcalde Sergio Fajardo Valderrama y un sector tradicional de la política regional con trayectoria y  fuerza urbana y rural, representado por  Juan Gómez Martínez.

Así las cosas ¿Álvaro Vásquez seguiría interesado en hacerse contar en la consulta conservadora?

¿Estará inhabilitado Juan Gómez Martínez por la presencia de su hermana como funcionaria del gobierno Ramos Botero?

Gobernación de Antioquia…la cosa se ve muy biche

Se conocieron los resultados de una consulta telefónica a 500 personas en Antioquia, por parte del Centro Nacional de Consultoría y el noticiero CM& con el fin de medir la favorabilidad que tienen los candidatos hacia la Gobernación de Antioquia

Los resultados dejan un “ciclista” en la punta y un lote bastante rezagado.

Resultados CNC-CM& Primera Parte marzo 2 de 2011

Resultados CNC-CM& Segunda Parte marzo 2 de 2011

A 240 días del domingo electoral; el ex alcalde Sergio Fajardo Valderrama sería el nuevo Gobernador de Antioquia con un 67% de favorabilidad según esta encuesta. Y en el gran lote viaja un grupo de precandidatos conservadores y del Partido de la U, quienes aún no se decantan ni se deciden y por ello se nota una alta dispersión en los intereses de los ciudadanos y una bajísima recordación.

Fajardo Valderrama bebe de las mieles del reconocimiento en Medellín y el Valle de Aburrá, escenarios que –sin duda- aportan cerca del 50% de los votos para ser Gobernador de Antioquia. Recordemos que salió de la Alcaldía de Medellín casi con un 90% de favorabilidad y luego inició un camino con más dulces que amargos hacia la presidencia de Colombia. Esto le permitió permanecer en la retina y la memoria de los electores a nivel regional.

El Partido Verde no canta victoria aún. Fajardo y los suyos son mesurados. Pero los líderes de los partidos tradicionales no han podido entender algo que le escuché al analista Carlos Andrés Pérez: El debate por la Gobernación de Antioquia se va a plantear entre un apolítico y un político tradicional y en medio de la fatiga frente a la clase política, el electorado ya se está pronunciando.

De persistir la división entre los parlamentarios conservadores de Antioquia, la indecisión del Partido de la U y la baja notoriedad en las propuestas de los candidatos actuales;  en el siguiente sondeo, de nuevo vamos a ver un puntero cerca de la meta y un lote que, entre todos ello, no alcanzan a sumar un 18%.

Chismes y política de alcantarilla

Los rumores en clave política siempre tienen en la incertidumbre el combustible que los agranda y hace nocivos.

Los rumores en clave política siempre tienen en la incertidumbre el combustible que los agranda y hace nocivos. Imagen: cortesía

Las más recientes campañas a la Presidencia, la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín estuvieron caracterizadas por la generación de varias estrategias virales de comunicación que afectaban la reputación e imagen de algunos candidatos, a quienes la justicia luego exoneró de toda responsabilidad, aunque su imagen pública hubiera quedado lastimada.  El griego Esquilo dijo alguna vez: “En la guerra, la primera víctima es la verdad”.  Las dinámicas de la guerra pasan y siempre van a pasar en el principio o el final de las confrontaciones, por el ejercicio de la política. Por ello muchos de los métodos de la guerra o de la política son parecidos, para desgracia de quienes deploramos el conflicto armado como herramienta de persuasión política.

Es un hecho cierto que en América Latina algunas escuelas del mercadeo político con notable influencia norteamericana, están cruzando el umbral de lo que podríamos llamar una campaña “limpia”, desde una mirada ética; para validar ciertas metodologías comúnmente llamadas como “política de alcantarilla”. La politización de la publicidad en muchos medios masivos, también contribuye a que la calidad de la información en los mismos, se vea marcada por las preferencias o en sí mismos, sirvan de altavoz a las tácticas de la campaña que financia sus espacios.

Jota Jota Rendón

El consultor venezolano Jota Jota Rendón ha generado polémica en varios países de América Latina por emplear entre sus técnicas el rumor. Foto: Consultora JJ Rendón

A los rumores no hay que tenerles miedo. Hay que enfrentarlos. Las más antiguas civilizaciones han tenido presente la comunicación informal (rumores, chismes, boca a boca) como una herramienta poderosa para gestionar, informar, confrontar, contagiar emociones o provocar el rechazo hacia un candidato o una campaña. Es valioso destacar que tenemos una tendencia a llenar con rumores, los espacios donde hay preguntas que no se resuelven. El rumor crece en la medida que hay misterio, cuando se informa bien, no hay lugar a vacíos y los rumores cumplen otras funciones.

Hace poco el diario El Colombiano me consultó sobre los efectos de una Web implementada por la Alcaldía de Medellín para afrontar la presencia de supuestos rumores que afectan la reputación y-o la imagen de la administración local de Medellín. Aquí el texto.

Esta no es una idea novedosa, pues ya se ha implementado en varios países del mundo, donde la instancia de gobierno parece considerar insuficiente sus propios aparatos de censura y propaganda y genera un espacio para el rumor. Uno de los más famosos portales de este perfil es fightthesmears una estrategia del actual presidente de los Estados Unidos para defender de manera indirecta, los rumores que ponen a “caminar” sus opositores políticos.

¿Qué riesgos puede correr la Alcaldía con este portal?
¿Cree usted en rumores? ¿Sospecha usted de un rumor de acuerdo con la fuente?

Sobre el mal llamado voto útil

En medio del fragor de casi todos los procesos electorales, el ciudadano “de a pie” siempre se pregunta si desde la acción de depositar un voto se puede transformar la sociedad. Complicado responder, pues es muy triste decirlo, pero las elecciones parecieran la única forma notoria que evidencia una democracia en nuestros países, cuando desde su definición el estado debería invitar al disenso y a la construcción de decisiones colectivas de manera permanente y no sólo por medio de procesos de relevo en cargos públicos.

Un 55% de abstención en el voto evidenciaron las últimas elecciones en la segunda vuelta a la presidencia de Colombia. Foto Registraduría.

Quiero hablar acerca del llamado voto útil, ese concepto a veces claro y a veces confuso que utilizan ciertos expertos en mercadeo político, cuando estamos en el voto finish o momento final de las decisiones, por medio de encuestas que sacan -casi siempre del lote- a dos candidatos y dejan rezagadas otras opciones en las emociones del votante y plantean siempre con base en dicotomías de cielo e infierno, para que sean las emociones del sufragante las que se pregunten: ¿Mi voto si va a ser útil?

La conciencia, el criterio, la interpretación de la realidad y la selección de una decisión encarnada en un líder, un partido o un proyecto programático por parte del más humilde de los ciudadanos; siempre va a ser útil y valiosa para la democracia.

He sido jurado de votación y en medio de los escrutinios he visto muchas formas en las que los ciudadanos se comunican por medio de un tarjetón electoral. El voto nulo, los tachones, los dibujos, suelen esconder descontento, confusión, pero al fin y al cabo se trata de un ejercicio de participación. El voto en blanco expresa una decisión que descarta todas las demás opciones y en sí misma tiene mucha utilidad para la democracia y para la valoración de los conceptos mayoría y voluntad colectiva. Quien acude para seleccionar un candidato, por mal que éste vaya en las encuestas, también toma partido y le “compra” su propuesta, aunque esté lejos de ejercer. Me atrevería a decir que incluso los abstencionistas hablan, o mejor: gritan muchas cosas: apatía, descontento, frustración, rabia, confusión; muchos síntomas que los gobernantes deberían analizar con mayor serenidad y calma.

Cito aquí al filósofo y manager de la Selección Colombia, Francisco Maturana, cuando dice “Perder es ganar un poco” Hay procesos electorales donde los segundos, terceros o hasta cuartos en lugar de perder, ganan, sorprenden o logran cantidades de votos que los erigen en una fuerte presión para el que ejerce el poder y les ilusiona frente a siguientes procesos donde buscan de nuevo el favor electoral.

Para comprender un poco más sobre el concepto del voto útil les comparto este video creado por la utilización del argumento en un debate político entre los dos principales partidos de España que son el PSOE y el PP.

¿Las redes sociales hacen elegible un perfil?

Hay dos conceptos claves a la hora de gerenciar una comunidad digital para favorecer los intereses de un producto político: interacción y donación. Ambas de suma importancia para el logro de dos indicadores claves: sostenibilidad financiera y decisión de compra o de voto.
Redes para motivar votación

Muy poco para destacar en social media por parte de los politicos de Colombia

En 2008 Barack Obama logró indicadores que hacen saborear a muchas campañas: 300 millones de dólares entregados por un millón de donantes, 50.000 eventos a lo largo y ancho de los Estados Unidos, georeferenciación y trabajo selectivo con nichos de votantes indecisos y permanente interactividad con una propuesta publicitaria y de comunicación que hacía cálida y efectiva la llamada red de redes.
En 2010 el Partido Verde y su candidato Antanas Mockus logró una gerencia de comunidades con muy buenos indicadores. El perfil de adeptos por ese cambio que proponía el ex alcalde bogotano, era preciso para ser “atacado” con una estrategia altamente emotiva por medio de las redes sociales. La llamada Ola verde cabalgo en 10 social media a nivel internacional. Sin embargo falló en dos aspectos claves: No generó una estrategia de captación de nichos indecisos y pensó que la interacción y las emociones despertadas en los jóvenes por los medios sociales, eran suficiente para convencerlos de un ritual adulto como ir a votar.
Este es un video que ilustra las cifras, indicadores y la forma como los llamados Social Media han transformando el entorno.

Hasta el momento el panorama digital en el 2011 de Colombia no ofrece candidatos con estrategias serias o efectivas de community y muchos piensan que sólo se trata de estar presente, descuidando la sinergia, la interacción y la lealtad por los públicos virtuales, los cuales solo “utilizan” muchas veces, antes de las elecciones.

¿La foto con Uribe da votos?

Termina este 2010 y muchos están empezando a buscar avales para lanzarse a las alcaldías, concejos, gobernaciones y asambleas en las elecciones de octubre de 2011 en Colombia; sin embargo en el terreno de las decisiones ciudadanas, casi todos los candidatos coinciden en afirmar que siendo el candidato de un partido, sin congregar otras fuerzas alrededor y sin estimar el llamado voto de opinión, no podrán alcanzar posiciones en el ejecutivo y el legislativo de Colombia.

En el caso de la Alcaldía de Medellín y de la Gobernación de Antioquia uno de los avales más apetecidos, y frente al cual se tejen una serie de rumores, es el que podría brindar el Partido de la U e incluso el que podría dar personalmente el  ex presidente Álvaro Uribe Vélez, sin embargo debemos recordar que la imagen del ex presidente Uribe le brindó fuerza a su plan de gobierno duplicado por dos períodos y sigue siendo un paradigma de poder, pero no ha sido eficaz al endosarse para elegir alcaldes, gobernadores, concejales, diputados, senadores o representantes a la cámara.

¿Será que en el 2011 estos antecedentes se van al piso y los hechos, valorizan mucho más el aval del ex presidente? La relación de poder con el gobierno Santos, las decisiones que tome la justicia en relación con casos como el Das o la Yidispolítica y su  injerencia efectiva en decisiones regionales, van a determinar mucho, la contundencia que tendrá posar al lado de la foto de Uribe Vélez para quienes aspiran a asumir el ejecutivo local y regional en Colombia desde 2012.

Abierta la Plaza Pública para simpatizantes y detractores de esta teoría.