La nueva calle son las redes sociales

Una nueva tendencia en la evolución de los Social Media,  ya no los comprende como herramientas sino como territorios de ciudadanía. Ese profundo cambio no lo entiende un alto porcentaje de líderes políticos que siguen gestionando Facebook, twitter e Instagram ( los más notables) como canales de de información sin diálogo, sin emoción, sin conciencia de que la nueva calle son las redes sociales.

Barack-Obama-Twitter

 

Una entidad de gobierno hace poco me pidió hacerle una evaluación al manejo de sus redes sociales. Encontré que tenían una joven mujer ubicada en el cargo por un favor político y quien permanecía largas horas vaciando boletines de prensa y mensajillos en las cuentas de twitter, adicional a que empleaba como intranet la cuenta corporativa de Facebook. La “profesional en comunicaciones” seguía además desde la cuenta oficial de la entidad, a un montón de artistas, presentadores y figuras de la farándula que nada tenían que ver con los propósitos de la organización para la cual trabajaba.

 

Esta radiografía del manejo de redes sociales se repite en muchas instituciones del gobierno, campañas, partidos políticos, entidades e incluso organizaciones privadas, donde las redes sociales se manejan sin norte ni rigor.

 

Es común encontrar que las cuentas institucionales de gobierno son frías, verticales, distantes y por tanto indeseables; cuando las comunidades tienen una gran avidez de relacionarse directamente con una experiencia de marca de gobierno y marca institucional que vaya más allá del logotipo en el avatar. Los ciudadanos quieren conversar, dialogar, interactuar, sentir que los gobiernos están cerca de ellos y no son como parlantes empolvados que suenan todo el día, pero ya a casi nadie les interesa lo que dicen.

 

Otra de las malas prácticas de algunas figuras públicas en el gobierno e incluso en organizaciones de alto impacto social; es la delegación de las cuentas personales en los medios sociales o la robotización de las mismas. Las redes sociales personales son indelegables y allí los usuarios quieren un contacto directo y no un montón de frases, fotos, videos y contenidos oficiales sin posibilidad de interacción. El Otro error grave es la robotización de estas redes personales o corporativas y es cuando se ponen en mano de sistemas programables que además de publicar en los tiempos de alto flujo, lo hacen con una perfección que a la legua no corresponde con la dinámica de un ser humano cuando lo hace de manera natural desde un celular, Tablet o computador: definitivamente en las redes, como en la calle la gente quiere es ver seres de carne y hueso.

 

¿Estar o no en una red Social? Es la pregunta que me hacen muchas veces como consultor y mi respuesta es: Abra una puerta de su organización si va a tener personal idóneo para atenderla y saber cómo relacionarse con sus públicos por ese canal.

 

Organizaciones como el Banco Mundial, la ONU y Trasparencia Internacional cada vez presionan más a los gobiernos con el fin de que generen normas legislativas de obligatorio cumplimiento con el fin de hacer más transparente e interactiva la gestión, por eso hoy las herramientas del e-goverment sumadas a la “nueva calle” que son los social media no son un lujo ni un moño, sino una obligación legislativa y además un lugar que – mal gerenciado- traerá nefastas consecuencias para una entidad o un dirigente desorientados. *Consultor en Comunicación Estratégica. @mjaramillolujan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>