Los 14 errores más frecuentes de los políticos colombianos en el Web 2.0

En campañas como la que le permitió el triunfo al Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama; la utilización de las redes sociales fue clave para la consecución de recursos y además el triunfo en las urnas.

He venido siguiendo el trabajo de varios dirigentes políticos y algunos candidatos a cargos públicos de Colombia en los llamados medios sociales o web 2.0 y quiero compartir con mis seguidores y varios amigos de las campañas, algunos de los ERRORES MÁS COMUNES que nos impiden generar: Interacción, duplicación y donación, los tres tesoros más preciados en la web social y medios que nos permiten el acopio de recursos y potencian la intención de voto en nuestros simpatizantes.

  1. Pensar que nadie deja de votar porque usted solo utiliza twitter,  facebook o alguna de las redes sociales, meses antes de las elecciones.
  2. No planear muy bien su presencia, tiempos, silencios, interacción y un marco de acción específico que le permita fortalecer sus propósitos aquí.
  3. No planear muy bien su identidad digital con detalles específicos sobre la forma, el fondo y lo que usted espera de cada una de las redes.
  4. Pensar que se puede estar en todas las redes sin entender que cada una tiene su estilo, impacto y segmento de interés.
  5. Creer que las redes sociales son sólo para emitir información y no para interactuar, dialogar, compartir o responder.
  6. Censurar opositores en lugar de entablar diálogos fructíferos. Incluso con quienes te faltan al respeto, por que ellos representan oportunidades para demostrar apertura y libertad frente a la postura ajena.
  7. Hacer público por sus medios: material en video, audio, fotografías o textos que no son propiedad suya; violando normas de derechos de autor e ilegalizando su mensaje.
  8. Pensar que las redes sociales me evitan el contacto directo con los ciudadanos  o que en si mismas me resuelven el planteamiento de estrategias de comunicación digital más amplias y profundas.
  9. Pensar que la sola presencia en redes sociales sin el ancla de un portal central debidamente gestionado o una comunidad compacta que sea punto de llegada, basta.
  10. Pensar que las donaciones a una campaña llegan por el simple hecho de sacar el sombrero virtual en el estado y no con campañas específicas.
  11. Ser redundante hasta el hastío en los mismos contenidos.
  12. Pensar que las redes sociales son sólo herramientas para decir lo primero que se me viene a la cabeza y no  reflexionar, revisar y volver a  revisar antes de publicar.
  13. Tener mala redacción, ortografía o cometer errores  por   desconocimiento en temas de cultura general.
  14. No reconocer con humildad que la política en el 2.0 hoy circula a otro ritmo y requiere planeación, estrategia y oportunidad.

10 comments

  1. Andrés Salgado   •  

    Interesante. Se ven casos de estos muy comúnmente. Las intenciones que tenían en un comienzo mutan frente al mal uso de las redes sociales. Hasta las demás personas se dan cuenta cuando no son utilizadas con conciencia, por lo que terminan siendo el hazmerreír.

  2. Yefferson Miranda   •  

    Mauricio Gracias, estas son reglas de oro, pero además ayuda a que muchos amigos o no amigos, se cuiden de usar de manera politiquera la red, creo que en la red también debemos de crear una cultura política, y en eso estamos de acuerdo tú y yo. Yefferson Miranda.

  3. Pedro Rivera   •  

    Miguel, que buen artículo y has dado en el principal asunto sobre la Problemática de la Clase Política Colombiana y su Relación con la Web; puesto que todavía NO han sabido manejar en forma equilibrada y equitativa la Relación entre el Internet y la Plaza Pública, trayendo los errores que acabas de mencionar. Simplemente, le sumaría el hecho de que todavía esta Clase Política es muy Neófita en Materia de la Tecnología, así como que NO se encuentran muy interesados en Capacitarse dentro de este Campo, por cuanto pueden representar contrataciones para ciertos “Amigos”. El reto que se nos viene, tanto a Políticos como al Electorado aquí es muy grande, y tarde o temprano, debemos superarlo y estar a la Vanguardia, como debe ser.

  4. juan mosquera   •  

    Creo que uno de los principales errores está en subestimar al internauta con la creación ficticia, muchas veces pagada, de “seguidores”(trolls) para generar una (falsa) imagen de apoyo popular. O desde allí encender la llama de rumores malintencionados apoyado por terceros nombres que, tantas veces, ni siquiera son terceras personas.

    Más inteligencia y menos malicia reclama la política hecha desde este lugar.

  5. Hay campañas políticas que no diferencian el Marketing comercial y el político y aclaremos que lo comercial busca una determinada persona o consumidor que se incline por un objeto o producto sin importar demasiado el tiempo. Mientras el Marketing Político, busca que un elector elija un candidato en un momento determinado, en una fecha establecida. Aquí el factor tiempo, es importante, porque hay que elegir y diferenciar entre un elemento y otro, captando el interés del elector y lograr su apoyo mediante el voto.

  6. Jorge Lopera   •  

    Excelente artículo Miguel. Y yo agregaría que de estos candidatos el 70% no tiene ni idea de manejar redes sociales y lo delegan en miembros de su campaña para que “hablen a nombre de ellos”, con resultados pobrísimos en muchos casos.

  7. Alejandro Giraldo Osorio   •  

    Miguel creo que en el país estamos comenzando a tomar las redes sociales como medio de comunicación desde hace muy poco tiempo, no solo en el tema político sino también en temas de marcas de productos o servicios. Es un medio muy poderoso, que como tu expones si se asume correctamente genera mucho valor. Vamos por buen camino pero nos falta mucho por construir… Necesitamos generar confianza en la red, y en el caso del marketing político las estrategias se deben mostrar frescas hablando el mismo lenguaje de sus seguidores. La red es un espacio donde todos somos iguales!!!

  8. Hernán Mejía   •  

    De acuerdo con Juan Mosquera…más inteligencia y menos malicia.
    Hace poco use un Tweet donde en medio de “burla” mencione el pico y placa… No pasaron 2 minutos cuando inmediatamente un candidato (el cual no sigo, el me sigue a mi….ni se porque) fusilo con un DM, donde fueron pocos los caracteres para darme “dizque” cátedra de movilidad.
    Que buen articulo Miguel.
    Esperamos que las diferentes campañas se comporten y planeen cada letra, movimiento, acción, tweet, discurso.

  9. Camilo Tamayo   •  

    No comprendo por que se menosprecia la labor de los asesores de campaña, es importante que las personalidades públicas se rodeen de personas que posean el conocimiento pleno de algunos aspectos importantes para el beneficio de su imagen. Debe quedarnos claro que el candidato o gobernante tendrá que tener el suficiente análisis para emitir conceptos y discursos que den cuenta del ejercicio práctico de su función. Esto se logra en la calle, compartiendo y confrontando posiciones con la ciudadanía, pero también en los escritorios de las sedes de campaña, en los que se tienen que poner de manifiesto las inquietudes del electorado, interpretarlas y hallarles propuestas de solución para que nuestro candidato pueda hablar de lo que quiere escuchar el ciudadano. Sólo planeando el discurso se pueden emitir tweets y estados que lleguen al perceptor de manera adecuada.

  10. Pingback: ¿Qué es un troll en la política 2.0? | Plaza Pública

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>