Peñalosa, representa giro a la derecha en Bogotá

 

Colaboración especial de Sara Pérez Restrepo

 

Con más de 900.000 votos, el dirigente y consultor internacional  nacido en Washington, Enrique Peñalosa Londoño se convirtió en el nuevo Alcalde de Bogotá, la capital de Colombia el tercer cargo político más importante de ese país. La quinta fue la vencida para este dirigente de 61 años, muy cercano al expresidente Alvaro Uribe Vélez y quien ya ocupó este cargo entre 1997 y el año 1999.

Peñalosa no llegó solo, llegó con cierto ambiente de esperanza y optimismo para los bogotanos, quienes desesperados por problemas estructurales como el manejo de las basuras,  los trancones en la movilidad, la inseguridad y las deficiencias en planeación que hoy tienen un alto costo para la capital colombiana, optaron por elegir una opción que es diferente; luego de tres gobiernos consecutivos del Partido de Izquierda, Polo Democrático Alternativo.

Con Gustavo Petro, quien en su momento logró ganar la Alcaldía con el 32% de la votación, la incertidumbre y el pesimismo eran las constantes debido a sus fracturadas relaciones con el Gobierno Nacional, a la falta de apoyo de sus anteriores contenedores, Gina Parody y Carlos Fernando Galán.

Peñalosa fue elegido con el 33% de los votos pero su visión comulga con la de el ex ministro, Rafael Pardo y del ex vicepresidente, Francisco Santos, sus principales adversarios durante la campaña. Adicionalmente, su buena relación con la administración nacional del presidente Juan Manuel Santos, le representa, sin duda alguna, un considerable respaldo para la implementación de sus políticas a favor de la capital colombiana.

Se dice que las clases altas son sus consentidas y que fueron precisamente las que lo eligieron, cosa que el alcalde electo refuta con un discurso que no denota privilegios para nadie. Pero esto sólo podrá comprobarse con tiempo y gestión.

Ahora a Peñalosa le queda cumplir. El reto que tiene no es pequeño. Recibe una ciudad colapsada en cuanto a la movilidad, insegura y contaminada. Su buen desempeño anterior como alcalde lo favorece ante la opinión pública pero ahora las condiciones son muy distintas. Sin embargo y a pesar del desespero colectivo, la gente le cree.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>