Presentación e imagen para el control fiscal

content_ropa_ejecutiva

El tener una presentación personal y una imagen apropiada puede afectar positiva o negativamente el ejercicio de control fiscal. El punto de partida es entender que el control fiscal se realiza entre personas, que captan y perciben el mundo a través de sus cinco sentidos, principalmente la vista, esa primera impresión genera una serie de condicionantes para el desarrollo del proceso entre auditor y auditado, el styling y la moda nos permiten hacer uso adecuado y óptimo de nuestra presentación personal.

Moda (nombre femenino). La moda puede ser entendida de múltiples formas, entre ellas puede entenderse como un gusto, costumbre, uso, o conjunto de ellos, propios de un grupo, un período de tiempo o un lugar determinados; o como un conjunto de prendas de vestir, adornos y complementos que se basan en esos gustos, usos y costumbres, y que se usan durante un período de tiempo determinado.

Colorimetría

Es el estudio basado en la Teoría de Color de Johannes Itten y Albert Munsell, artistas internacionales. Lo que hicieron ellos fue analizar las características físicas de las personas: color de ojos, de cabello y de piel. ¿El resultado? Un abanico de colores que son los que más los beneficia según sus características físicas. De acuerdo con esta ciencia, para que una persona luzca su belleza natural debe usar los colores (tanto en maquillaje como en vestuario) que estén en armonía con sus colores naturales.

 

Las cuatro “estaciones”

Así como el año las tiene, la paleta de colores genética de cada persona también. Cada una de las cuatro “estaciones” tiene sus propios colores que van a estar en armonía con las características físicas de cada persona y van a determinar qué color usar para maquillarse, vestirse o qué accesorios le van a quedar mejor. Se dividen entre cálidas (primavera y otoño) y frías (invierno y verano) y cada una tiene su recomendación.

 

Según la intensidad (croma):

Suave: Una coloración clara y delicada.

Intensa: Una coloración oscura, fuerte.

 

Según el valor:

Brillante: colores vivos y brillantes, sin gris dentro de su composición.

Opaca: Colores con un poco de gris.

imagen

Fuente: Pinterest

 

 

Para determinar a cuál de las estaciones se pertenece, en vez de mirar primero la temperatura que más luce al tono de piel, se debe analizar cuál de esas características nombrada anteriormente es dominante. Luego analizar si los colores que mejor lucen son cálidos o fríos y por último si los colores que favorecen son claros u oscuros.

 

Imagen una cuestión de discurso personal

Hay un dicho que dice “El hábito no hace al monje”, sin embargo, gracias a la vestimenta es posible crearse una idea acerca de la profesión u oficio que ejerce una persona, incluso antes de establecer el primer contacto verbal con ella.

 

Durante los primeros siete segundos se crea la «primera impresión» de otra persona. Es como pasar por un escáner donde el qué y cómo se dice algo, resultan tan importantes como la manera en que nos presentamos.

 

Reglas del outfit

Existen algunas reglas básicas tanto para hombre como para mujeres, que pueden ser tomadas en cuenta de acuerdo con la profesión que se realice, no sólo con el objetivo de dar una buena imagen, sino para expresar de manera adecuada la personalidad y estado anímico. La ropa que se escoge no debe hacerse por la moda sino como una extensión de la personalidad y de lo que se quiere proyectar.

 

Las mujeres deben tener en cuenta lo siguiente:

 

  1. No utilizar ropa entallada o corta.
  2. No usar short para trabajar, pues además de dar una imagen inadecuada, resta profesionalismo. Por el contrario, esta ropa se recomienda si la ocupación se relaciona con el deporte.
  3. Maquillaje discreto: hay que dejar los maquillajes intensos para la noche o para asistir a eventos especiales. Quienes trabajan en medios de comunicación como la televisión, pueden usar un maquillaje más intenso, ya que el trabajo así lo requiere.
  4. Tinte de cabello: no deben quedar expuestas las raíces o las canas.
  5. Uñas recortadas y limpias, o en caso de tenerlas largas, bien arregladas.
  6. Zapatos adecuados a la ropa que se lleva puesta. Si el trabajo requiere zapatos de tacón, de preferencia elegir modelos que sean cómodos.

 

Los hombres deben tener en cuenta:

  1. Si va a usar barba o bigote cuide siempre que esté bien recortado o rasurado, que siempre se vea presentable y limpia.
  2. Si va a estar rasurado, que lo hagas de la manera correcta.
  3. La presentación personal debe ser impecable, ropa bien planchada y sin arrugas, prendas de la talla justa.
  4. Uñas de las manos impecables.
  5. Siempre cargar pañuelo.
  6. Zapatos bien lustrados o limpios.

Elegir los colores y las formas correctas

Estilos

Natural o casual: es utilizado por quienes se dedican al área de la docencia, periodismo, arquitectura, ingenierías y deporte. Este tipo de trabajos requieren atuendos casuales, con ropa cómoda, zapatos de suela plana, pantalón de mezclilla o faldas anchas. Además, es recomendable el uso de ropa deportiva e informal. Los accesorios deben ser mínimos o muy simples.

 

Clásico: es común en el área de medicina, abogacía, contaduría, asesoría, ejecutivos, bancarios y terapeutas. Estas personas transmiten un estilo muy conservador, elegante y nada sofisticado, que proyecta seguridad y confianza. En este tipo de atuendos entran los trajes tipo sastre, que transmiten la imagen de una persona responsable, confiable, madura y conservadora.

 

Creativo: se puede ver en diseñadores de moda y artistas, quienes siempre están buscando una imagen distinta, que tenga algo de extravagancia y/u originalidad y los haga verse llamativos. Este tipo de personas no siguen las reglas de la moda y crean sus propios estilos

 

Formal: estilo adoptado por empresarios y jefes que buscan dar una imagen elegante, que proyecte éxito y seguridad. Se recomienda el uso de faldas rectas, camisas y blusas elegantes -bien fajadas- acompañadas de mascadas y joyas, en el caso de las mujeres, o pañuelos para los hombres, los cuales le dan un toque especial.

 

Elegante: es el atuendo más admirado. Para tener elegancia no se tiene que pertenecer a una clase social alta, pues se trata de una cualidad natural que acompaña a las personalidades distinguidas. Hay un dicho que dice: “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”, por ello, es importante no caer en imitaciones sólo porque nos gusta cómo se ve un estilo en otra persona, se trata de construir una imagen auténtica que proyecte nuestra personalidad y gustos.

 

Muchas personas que utilizan este tipo de atuendo buscan ropa de diseñador o marcas conocidas. Aquí se encuentran personas de alta sociedad, esposas y esposos de funcionarios, personas que trabajan en puestos públicos y políticos, así como ejecutivos y directores generales de empresas.

 

Romántico: se proyecta bondad, encanto y sensibilidad. Al utilizarlo, la persona inspira jovialidad y confianza, y es más fácil ganar la aceptación de los demás, sobre todo la del sexo opuesto. Además, se hace uso de colores suaves, accesorios finos y materiales ligeros. Es empleado por médicos, enfermeras y maestras de preescolar o personal de guarderías.

 

CONCLUSIONES

  • Todo en nosotros comunica y nada es despreciable cuando se trata de la comunicación interpersonal y los objetivos que se quieren obtener desde la función pública que se cumple desde una Contraloría.

 

  • Suele ser común que el rigor legal y el soporte jurídico nos lleve a sustentar mucha de la comunicación interpersonal y corporativa desde un organismo público o de control, con documentos escritos, sin embargo hoy las llamadas evidencias se han ampliado con igual o mayor rigor jurídico a videos, fotografías, testimonios y demás que dan cuenta de aspectos del comportamiento y la actitud del servidor que trascienden lo oral.

 

  • Hoy los ciudadanos no son simples receptores de la información y la comunicación que proporcionamos o generamos desde la función de una contraloría, pues estos sujetos de derecho hoy se comportan más como prosumidores que buscan complementar la información e incluso hacer veeduría y control a la función pública desde diversos canales por medio de los cuales transita nuestra comunicación de manera integral.

 

Olga Vílchez Vera

Periodista y Coach con MBA en moda y belleza ESDEN (España) y arquitectura de la moda en el Instituto Marangoni (Milán, Italia)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>