¿Hacer o generar impacto con lo que haces?

Tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes a 2007 en Medellín

En Occidente parecemos obnubilados por los hacedores y cada vez hacemos más a un lado a las personas que invitan a pensar o reflexionar. ¿Será quizá ese afán de estar haciendo sin medida ni razón, lo que nos confunde el hacer con los resultados de ese hecho? ¿Preferimos no pensar desde los resultados o de los mismos procesos para evaluar por qué no logramos que ambos momentos sean exitosos?

Continuar leyendo

“Quién más aparece en televisión no es quien gana mayor popularidad en un proceso electoral” asegura el Consultor Político Andrés Lizarralde

A partir de un interesante trabajo de investigación realizado por el especialista Omar Rincón sobre el uso que dan los presidentes de América Latina a la televisión, me surgió la duda sobre la eficacia que tiene este y los demás medios masivos a la hora de definir por quién vota la gente en un proceso electoral  en las fases de reconocimiento, favorabilidad y decisión de Voto.

Conversé con Andrés Lizarralde*, un reconocido experto colombiano en temas de comunicación política para aclarar muchas de estas dudas que surgen sobre la sobre o hipo exposición de los políticos en los medios masivos.

Andrés Lizarralde es el autor del texto Realice una Campaña Política Estratégica y Ganadora. Foto: Cortesía

Andrés Lizarralde es el autor del texto Realice una Campaña Política Estratégica y Ganadora. Foto: Cortesía

¿Qué tan beneficioso es para un candidato verse sobre expuesto en los medios de comunicación?

Todos los candidatos tienen el mito de que quien más aparece en televisión es quien gana mayor popularidad en un proceso electoral , pero no es así, es lo mismo para el tema de las redes sociales, uno debe preocuparse más por el contenido y lo que va a decir que por la cantidad de publicaciones o apariciones en medios de comunicación; es decir, un candidato que salga todos los días en entrevistas pero que no dice nada relevante, nada interesante para la comunidad lo que va a hacer es saturar su imagen y va a ser percibido como un candidato únicamente pantallero que se preocupa más por aparecer y que le reconozcan que por los anuncios importantes programáticos que haga durante su campaña. Es lo mismo de las redes sociales donde el tema no es publicar por publicar sino qué calidad de contenido vas a poner para que el cibernauta se interese por visitar tus redes sociales. Lo mismo pasa con los medios de Comunicación, pues si la campaña está anunciando constantemente que el candidato va a aparecer en medios o simplemente de manera espontánea aparece pero no hace anuncios importantes la gente va perdiendo el interés.

¿Es bueno que un candidato presente programas de televisión o de radio, que él sea el presentador o periodista incluso en campaña?

No es muy recomendable que el candidato maneje o conduzca programas periodísticos y menos en campaña, puesto que pierde un poco la objetividad, el manejo frente a ciertos temas puesto que los programas periodísticos tienden a informar y a partir de esa información generan opinión o comportamiento en la gente. En un programa periodístico el candidato pierde objetividad en la medida en que el candidato como periodista pueda de cierta forma querer marcar una tendencia de manera positiva o negativa hacia una gestión de gobierno. De todas maneras en Colombia la ley no permite que un candidato conduzca de manera permanente un programa, incluso regulan las apariciones en los medios de comunicación.

¿Cómo debe ser manejada la prensa para que no se genere esa sobre exposición sino que se dé un reconocimiento y no se confunda el salir mucho en medios con reconocimiento?

Citando un poco el tema de mi libro, es la estrategia de ¿Qué voy a decir? ¿Cómo voy a decirlo?,  ¿Cuándo voy a decirlo? ¿A través de qué medios? En la medida en que la estrategia de comunicación de la campaña sepa de manera regulada qué temas va ir manejando de manera semanal o quincenal, ese sería el tipo de apariciones que haría, lo otro sería también saber en qué tipo de medios va a estar apareciendo, la influencia de la televisión es muy alta frente a los medios de comunicación escritos, la gente en Colombia casi no lee.

Básicamente es establecer una agenda mediática mensual durante la campaña pero acompañada de manera estratégica frente a lo que va a decir el candidato de su programa de gobierno o de  sus propuestas en cada una de las apariciones, además un tema importantísimo en campaña es la coyuntura y los momentos álgidos cuando se presentan ataques o acusaciones frente al candidato.  Esto varía un poco la agenda mediática, pero en esencia es eso, dosificarla, mirar cada cuánto va a aparecer y con qué tipo de anuncios, porque aparecer por aparecer nos lleva a saturar al receptor. Todo corresponde a una mezcla, de la que yo hablo en mi exposición de “No te enredes con las redes”, mediática, virtual y presencial; no nos ganamos nada con un candidato mediático, virtual, si este no aparece de la misma forma o es de mayor presencia de manera permanente en la calle.

La gente en televisión siempre ve lo que quiere ver, no siempre están interesadas en ver a los políticos hablando y por eso sus apariciones deben ser de manera estratégica, si son en repetidas ocasiones simplemente lo van a ignorar porque va en contra de sus interés diarios. En este sentido se podría que no es la cantidad de apariciones o presencia del candidato en los medios de comunicación sino la calidad de los mensajes y propuestas en cada una de sus apariciones en los medios de comunicación.

“Es mejor que el elector diga qué bueno volver a escucharlo porque cada que sale a los medios dice algo importante y no que diga me tiene mamado porque todos los días no hace sino decir bobadas”

*Comunicador Social Periodista de la Universidad Autónoma de Occidente – Diplomado en Marketing Político de la Escuela de Gobierno Tomás Moro – Como estudioso de temas relacionados con la Comunicación y el Marketing Político ha asistido a varios Seminarios, Congresos y Cumbres a nivel nacional e internacional – Escribió como tesis de grado para obtener su título profesional la publicación: Realice una Campaña política Ganadora, Técnicas de Comunicación y Marketing aplicadas a un proceso electoral exitoso en el municipio de Yumbo (Valle del Cauca) – Asesor en Marketing Político, Comunicación y Prensa de varios de candidatos de Yumbo a la Alcaldía, Concejo, Cámara de Representantes y Asamblea del Valle por el Partido Cambio Radical en dicha localidad. Con experiencia de 12 años en el sector público en manejo de prensa y comunicación política en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca.

¿Abundan las ventanas rotas en ciudades de América Latina?

Existe una teoría sobre sociología del vandalismo y la violencia urbana planteada en 1996 por los investigadores George L. Kelling y Catherine Coles ( ver un documento base)  y consiste en la tendencia que tiene un equipamiento urbano que está en mal estado, sucio, quebrado, sin iluminación o basuras a ser más deteriorado y desmejorar el entorno.

 

Es común ver en nuestras ciudades que hay ciertos espacios donde se cumple esta teoría y se gestan verdaderas guaridas de malandrines, donde la falta de aseo, iluminación y – sobretodo- la carencia de una apropiación urbana estimula el miedo en relación con la circulación por ese sector de una ciudad.

 

El descuido con las basuras, la mala iluminación, los equipamientos destrozados, el vandalismo y demás, estimula mayores niveles de inseguridad e incluso conduce psicológicamente al abandono ciudadano de un territorio dice la teoría de las Ventanas Rotas. Foto Cortesía

El descuido con las basuras, la mala iluminación, los equipamientos destrozados, el vandalismo y demás, estimula mayores niveles de inseguridad e incluso conduce psicológicamente al abandono ciudadano de un territorio dice la teoría de las Ventanas Rotas. Foto Cortesía

 

La ciudad, cualquiera que sea no es propiedad de un gobierno, es un concepto que se hace realidad gracias a los imaginarios y usos que dan los ciudadanos y son ellos los que resignifican espacios y les dan sentido con su ocupación, librando la ciudad de rincones vedados, oscuros y con muchas “ventanas Rotas”

 

Una ciudad con personas en la calle es una ciudad más segura, una ciudad a la cual los violentos y los maleantes le tienen temor, pues a veces es más garantía de seguridad la presencia de muchos ciudadanos disfrutando un espacio, que la circulación de una patrulla haciendo ronda con su sirena y sus luces a la cacería de los reyes de la oscuridad y de las ventanas rotas.

¿Abundan las ventanas rotas en ciudades de América Latina?