Sin un mapa electoral, es mejor no aspirar

Tarjetón electoral

Nada más inconveniente para una campaña política que trabajar con base solamente en el entusiasmo. Las ganas o la saturación de actividades son un placebo para los inexpertos y les da la sensación de estar alcanzando su meta, pues generalmente esgrimen que han caminado mucho, apretado muchas manos, pegado miles de afiches, tomado café en muchos hogares y acabaron varios pares de zapatos, pero, el dia de las elecciones, su derrota evidencia una enfermedad crónica: Activitis Inutilitis.

Continuar leyendo