La comunicación entre el Estado, los medios y la ciudadanía, recomendaciones para hacernos entender

IMG_0179

Colaboración de Julián García Wren *       El manejo de las comunicaciones en el sector público requiere de una buena dosis de paciencia, cabeza fría y dinamismo al momento de publicar contenidos informativos. Desde esta orilla no se puede pretender mantener contento a todos los receptores con la información transmitida, pero sí se debe tener la suficiente tranquilidad para comunicar en el momento oportuno con claridad y seguridad de lo que se esté diciendo para no incurrir en interpretaciones erradas.

Continuar leyendo

Las 4 preguntas claves del Estado de la Unión

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 11.30.53 p.m.

Sin duda el último discurso del Estado de la Unión pronunciado por el primer presidente negro que ha tenido los Estados Unidos, es una pieza de reflexión crítica entorno a las fuerzas ultraconservadoras que empiezan a generar movimientos en contra de tendencias progresistas y más de corte liberal hoy en el planeta y un pronunciamiento en prospectiva del futuro que le espera al siguiente inquilino de la Casa Blanca, sede del gobierno de una potencia en lento declive.

China es (expertos en el tema económico así lo dicen) la nueva potencia que podría relevar de su hegemonía política a los Estados Unidos y a la par con la progresiva dificultad de los norteamericanos, para mantener la solidez geoestratégica de otras épocas, muchas veces basada en la venta de armamento o la intervención antes, durante o después de confrontaciones libradas por fuera de su territorio.

En este marco, las palabras del saliente presidente norteamericano dejan 4 preguntas claves que son definitivas en torno al futuro del planeta: (ver post completo)

¿Triunfa más el cambio o la continuidad en unas elecciones?

Es común que en una campaña política un candidato opte por dos posibilidades tradicionales de entrar en sintonía con los ciudadanos: Proponer la continuidad de quienes ocupan su actual cargo u ofrecer el cambio de dicho estilo y políticas. Por naturaleza a los seres humanos – y mucho más en democracias frágiles como las latinoamericanas- nos llama la atención mucho más el cambio que la continuidad.

Por medio de un dibujo-fotografía iluminado con los colores de la bandera nortemaericana y la mirada puesta en el horizonte, Barack Obama propuso el cambio y barrió en las últimas presidenciales de Estados Unidos.

Un caso histórico de propuesta de cambio que es modelo de estudio para muchos que nos gusta la comunicación pública y política, fue la campaña del actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama. El ex senador propuso un cambio total en la Casa Blanca, a raíz de un estilo gubernamental desgastado, ridiculizado y además con una torpe respuesta hacia el terrorismo como fue el de George Bush. La movilización ciudadana obtenida y reflejada a nivel financiero y en las urnas, fue abrumadora y llegó un gobierno cuya reputación se pondrá a prueba en su posible reelección en 2012.

En 2010 el entonces candidato Juan Manuel Santos pretendió comunicar continuismo con una imagen propia, pero sus asesores le recomendaron utilizar la imagen del Partido del entonces presidente Álvaro Uribe y eso le permitió ganar las elecciones. Foto Cortesía

Un buen ejemplo de propuesta continuista fue  la campaña del actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; quien luego de ser el ministro estrella del gobierno de Álvaro Uribe propuso el continuismo del reelegido e insigne mandatario que enarboló las banderas de la seguridad democrática.

¿Es posible proponer una campaña que no aluda al cambio o a la continuidad, sino a una opción neutral?

Se abre la Plaza Pública…

¿Dónde está el cadáver de Bin Laden?

La exhibición de cadáveres luego de ser abatidos por sus enemigos en una confrontación, es un macabro pero contundente mecanismo de comunicación que ha sido empleado por muchos ejércitos a lo largo de la historia. Por ello la ausencia de la imagen de Osama Bin Laden luego de ser abatido por agentes norteamericanos en Pakistán, le resta mucha credibilidad al anunció realizado desde el salón de prensa de la Casa Blanca la noche del domingo anterior por parte del presidente Barack Obama.
Barack Obama anuncia la muerte de Osama Bin Laden por afpespagnol

La primera víctima en la guerra es la verdad, dijo en 1918 el senador de California Hiram Jonson.

Aunque las pruebas de ADN realizadas por un equipo forense contratado por el gobierno a evidencias halladas en la mansión ubicada cerca de Islamabad donde ocurrieron los hechos, demuestran la supuesta identidad del terrorista que maquinó el 11s en Nueva York, aún el mundo no termina de creer esta versión y más aún el supuesto lanzamiento del cuerpo al mar.

Time dedicó al líder de Al Qaeda una portada con el mismo diseño empleado en 1945 para la muerte de Hitler.

Las versiones confusas, el tiempo que se esperó para hacer el anuncio, el desconocimiento del gobierno pakistaní (potencia nuclear) y la forma cómo el mundo, conoció sobre esta noticia, en una noche dominical que tenía muy poco de estratégica para la prensa de occidente; generan muchas dudas y suscitan siempre la misma pregunta ¿Dónde está el cadáver?

Cadáveres emblemáticos

Gustav Adolf Hitler al verse rodeado por los tropas aliadas en Berlín, ordenó que luego del suicidio en pareja con su compañera Eva Braum; ambos cadáveres fueran incinerados para evitar que sus enemigos los emplearan como trofeo de guerra;  como si le sucedió en su momento al líder italiano Benito Mussolini quien fue fusilado en 1945 al lado de su amante Clara Petacci y sus cuerpos sin vida exhibidos en una plaza de Milán.

En la Plaza Loreto de Milán fueron colgados para el escarnio público, los cuerpos de Benito Mussolini, su compañera Clara Petacci y tres personas que los acompañaban al momento de su detención en 1945

Cuando fue abatido el médico argentino Ernesto “Che” Guevara en una región de Bolivia, los militares le ordenaron al médico que realizaba la necroscopia, depositar las dos manos del ex compañero de Fidel Castro en una lata llena de formol, para luego enviar esta evidencia al dictador cubano, quien luego de recibirlas en su residencia de La Habana lloró amargamente, según los confirman hoy varios testigos.

Para no ir muy lejos, en los tiempos recientes del conflicto colombiano hemos tenido varios episodios donde los cadáveres de combatientes han sido empleados como trofeos de guerra como fue el caso de Raúl Reyes en 2008 y del Mono Jojoy en 2010; así mismo la desaparición o cambio extremo en la fisonomía de otros, han generado mitologías como el caso de Carlos Castaño 2003 o Pablo Escobar Gaviria 1993 a quienes muchos aseguran que aún viven en Europa o Estados Unidos con otra identidad, aunque los médicos legistas han demostrado su defunción con base procedimientos reales.

¿Usted cree en la muerte de Osama sin ver imágenes del cadáver?

Referencia histórica:

AUTOPSIAS Y RELATOS FORENSES  De: Germán Antia Montoya

12