5 macro errores en la publicidad política de Alcaldía y Gobernación

Muy pobre en materia publicitaria arrancan las campañas de algunos candidatos a la Alcaldía de Medellín y a la Gobernación de Antioquia. Discursos confusos, fotografías que no cautivan, mal manejo de colores y evidente falta de estrategia en la proyección de tiempos y territorio; dejan muy claro que la comunicación masiva en estas campañas -para todos- no es una prioridad.

A través de 5 argumentos, quiero compartir con ustedes, por que me parecen aburridas y veo poco de cautivante y útil la mayoría de las piezas maestras de estas campañas, cuyo foco deben ser las fases de posicionamiento, favorabilidad y decisión de voto.

  1. Los retratos políticos son pobres en ese ejercicio de doblegar la voluntad del elector a partir de una imagen natural, fresca, energética, cargada de vectores gráficos con fuerza, intencionalidad. Abunda el photoshop que hace falaz la imagen, hay poca creatividad e inventiva, exceso de lugares comunes y nada para rescatar en esta materia.
  2. En los lemas y slogans no hay sorpresas. Parecen escritos con base en emocionalidades momentáneas, sin un trabajo de lectura del acumulado en la historia del candidato, su propuesta programática, su estilo y la idea de una buena frase fuerza con la cual puedan identificarse los electores y la conviertan en referente del servidor-producto que se trata de apalancar.
  3. El manejo de los tiempos es inadecuado. Yo hubiera invertido muchos de los recursos de algunas onerosas vallas en un mensaje de ambientación, civismo o con base en el acumulado del candidato y no desde ahora en un esfuerzo por posicionar decisión de voto, un tema que para un alto porcentaje de los ciudadanos de cualquier país, solo interesa en la recta final de la campaña e incluso el día mismo de las elecciones.
  4. Pedagogía: ¿Sabe la mayoría de sus electores que se elige el 25 de octubre y para que le sirve eso a él? Estas piezas hechas para y desde el ego, pero no con un sentido estratégico si se observa el imperativo de hacer pedagogía. La gente no sabe lo que va a votar, no ha habido ambientación y de repente aparecen piezas relatando opciones, pero no se sabe para qué.
  5. Tiros al aire: ¿Vale la pena un pasacalle (bambalina) de un candidato al concejo, Asamblea o Junta Administradora a 3 meses de las elecciones? ¿Hay estrategia en ello? Realmente creo que el voto para un candidato a cargos a corporaciones como el Concejo o la Asamblea no la toma el ciudadano con tanta antelación y por ende poco le importa la publicidad. La fotografía de estos candidatos no aparece en el tarjetón. Sus votos duros (familiares, amigos, apoyos, conocidos) la van  a reconocer y su ego se sentirá mejor, pero es evidente que: esa platica se perdió.

Conoce mucho más sobre todos los temas de este blog haciendo CLICK AQUI