Tras su paso por el Senado, Alfredo Ramos quiere gobernar Medellín

Tomada de Twitter @AlfredoRamosM

Por: Mariana Benincore

Soñar y hacerlo realidad. Alfredo Ramos Maya, con su equipo de trabajo, busca inspirar a los ciudadanos para tener una Medellín renovada, segura, sin corrupción, donde primen el bienestar y la calidad de vida.

Abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana, especialista en Derecho Constitucional; casado con Juliana Hernández hace año y medio, cuando dejó de ser un “soltero empedernido” como él lo dice. Tuvo su primer hijo, Rafael, en diciembre de 2018, lo cual para él se ha convertido en el mayor reto de su vida. Hijo de María Eugenia Maya y el exalcalde y exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, de quien admira su don de gentes, servicio y tranquilidad.

Alfredo Ramos, hijo, actual precandidato a la Alcaldía de Medellín por el Centro Democrático, afirma que una familia bien constituida genera valores en cada persona y en la sociedad, pero respeta las libertades y decisiones, y cree que la familia tradicional no es el único modelo.

Se considera gran soñador, ejecutor y empresario, pero prefiere no definirse para evitar encasillarse en sus propios defectos y virtudes. Sus mejores recuerdos de infancia están en los viajes de tres horas con su padre a Sonsón, municipio en el oriente antioqueño, y cuando dormía en hamaca, sin luz, en una finca ganadera que tenía su familia en el Bajo Cauca.

Alfredo disfrutaba el poder compartir con su papá, porque la vida pública lo hizo estar ausente mucho tiempo. “Lo extrañaba, pero entendí que mientras mi papá fue gobernador yo tenía casi 7 millones de hermanos antioqueños”.

Ramos Maya dice tener desde siempre el servicio público en la sangre y en el corazón. En su vida adulta estuvo al lado de su padre en la gestión pública, pero sin tener visibilidad ni protagonismo, porque en su familia tenían un “pacto sagrado” en el que solo un integrante podía hacer política.

A partir del año 2013, la familia Ramos vivió un capítulo de la historia que los llenó de incertidumbre y dolor. Fueron tres años y tres meses en los que Alfredo Ramos, papá, estuvo privado de la libertad, lo cual para la familia fue una injusticia. Fue en ese momento cuando él decidió tomar protagonismo, sin romper el pacto que tenían.

Fue elegido Senador de la República entre el 2014 y 2018, aplicó sus ideas y conocimientos del sector privado en lo público, recorrió los barrios, conoció secretos del país, conversó con su gente, descubrió nuevos sabores, y pudo aportar al debate nacional con ideas desde la oposición.

Considera que sus aportes en el congreso estuvieron dirigidos a acabar con el egocentrismo parlamentario, mejorar la cobertura de la educación pública, luchar en contra de la corrupción y trabajar por un control político respetuoso y propositivo.

Ramos terminó el 2018 con nuevos retos. Además de ser padre por primera vez, su pasión por lo público lo hizo liderar el proyecto InspiRamos, con el cual busca escuchar y ser escuchado por los medellinenses y generar ideas audaces, que cambien la dinámica pública; integrales, que impacten a varios sectores, y sobre todo, realizables.

Soñador y ejecutor, Alfredo Ramos Maya considera que los habitantes de Medellín necesitan recuperar la confianza en el Estado, en las instituciones, en la sociedad. Cree que la ciudad requiere cambios profundos, de raíz, para ser realmente una ciudad moderna y sintonizada con el mundo; y antes que nada, una ciudad en la que haya calidad de vida, donde la gente pueda vivir bien.

Defensor de las libertades, Alfredo Ramos busca para Medellín transformaciones en la cultura de los paisas para que, con convicción, aporten a tener una mejor sociedad. Tiene propuestas innovadoras para mejorar el medio ambiente como la transformación  a las fuentes de energía limpias, cero emisiones de carbono y páneles solares; le apostará al transporte masivo interconectado, al cambio en los combustibles y el buen aprovechamiento del agua. Ramos quiere inspirar al liderazgo, a la no corrupción y a una alcaldía de Medellín que no se quede en sueños sino en metas cumplidas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>