El profe.

trekking-299000_960_720Yo creo que las primeras experiencias infantiles, se convierten en arquitectos que diseñan nuestro futuro, sobre todo a nivel vocacional.

Mi madre, quien me motivó a leer libros de psicología y filosofía, también me enseñó a ver cine cuando estaba niño y adolescente. Fueron muchas las películas que vimos, desde dibujos animados, aventuras, suspenso, ciencia ficción y más adelante, aquellas de profundo contenido psicológico, pues éramos asiduos asistentes a las salas del cine Libia, cerca al parque de Bolívar en Medellín, y a la del Subterráneo, donde se proyectaban las películas “para pensar”.

Mi mamá aún disfruta las cintas de Cantinflas, no solo por lo cómico del personaje, sino por el alto contenido de crítica social, que se puede respirar entre chiste y broma.

En esa época de transición entre niño y preadolescente, tal vez estaría terminando quinto de primaria, o iniciando bachillerato, recuerdo que proyectaban “El Profe”, con Mario Moreno. Fue la primera película donde lloré, por la sensibilidad que me generaba, lo que sería mi profesión futura.

En la película, el profesor se ocupaba de sus alumnos. No solo en el campo del aprendizaje, sino en la vida misma de cada uno de ellos. Entonces, me ayudó a descubrir que en el fondo había un proceso de acompañamiento integral, que hacia del maestro, un garante del crecimiento personal e intelectual de sus pupilos.

Ese día, realmente quise ser profe, para convertirme en arquitecto de futuros.

Ahora comprendo la enorme responsabilidad que tengo, porque influyo con mi comportamiento, mis ideas, y mi forma de enseñar, en el pensamiento, el comportamiento y el sentimiento de mis alumnos y de esta forma estoy presente en sus futuros.

Cuando estoy frente a los estudiantes, lo que hago es comunicar mi historia personal, mi recorrido.

Entonces estoy obligado a ser congruente porque, soy el modelo viviente de lo que predico.

Mi mapa de creencias, mis actitudes y valores, se transparentan a través de mi discurso. Como también estoy en continuo cambio y crecimiento, es mi deber renovarme, auto-actualizarme, evaluarme, corregir el rumbo, para mostrar el camino a otros.

Pues al fin y al cabo como maestro educo para la trascendencia.

Así, cuando inicio la clase, se que estoy siendo escuchado y observado. Y se, que voy a quedar en el recuerdo del futuro, tal vez, no por la materia que dicto, sino por mi estrategia para leer el mundo, por mi manera de auto-observarme y por la forma como hice parte de la historia, de cada uno de ellos.

Yo creo que, en el día del maestro, debo ser yo quien dé infinitas gracias, a mis alumnos.

Mi madre es un ser sagrado.

baby-165067_960_720Yo creo que me voy a imaginar que estoy en el colegio y debo presentar un escrito sobre mi mamá, para leerlo en público, en la fiesta de las madres.

Se titula: “Mi madre es un ser sagrado”.

Mi mamá es una guerrera, que con su ejemplo me muestra el coraje necesario para enfrentar la vida.

Trabajadora incansable aún hoy, a la edad que tiene, dedica su tiempo y energía a ejercer con amor y paciencia su actividad como voluntaria en la Clínica. Es el ejemplo vivo, de la solidaridad con el enfermo y del acompañamiento espiritual a los mismos.

Me ha enseñado la importancia de hacer las cosas bien, con honestidad y sin mediocridades.

Defensora de oficio, me ha acompañado en más de un conflicto regalado por la vida. Apoyándome y recordándome que: – “sólo Dios sabe muy bien, cómo hace sus cosas”.

La recuerdo levantada muy temprano, haciendo oficio en la casa, y dejando todo listo, para luego salir a la oficina y con profesionalismo y entrega ética, presentar balances y declaraciones de renta, propio de su actividad como contadora. Y en la noche antes de acostarse muy tarde, cansada pero feliz, dispuesta a ayudarnos con las tareas y preparando uniformes y maletas para el otro día.

Protectora de la unión familiar, y gracias al WhatsApp, sin falta se reúne con sus hermanas para compartir en cada reunión con las “Mejías” cuando se invitan a almorzar las tajaditas de plátano maduro que no les puede faltar.

Es una abuela encantadora, querendona de sus nietos, los valora y los apoya, pues se siente muy orgullosa de sus logros, cada vez que ellos publican en Facebook o Instagram.

Mi madre es la representación del amor incondicional para sus yernos y nuera.

Me enseñó el poder del amor. Pues siempre me ha dicho: “ama lo que haces y haz lo que amas”. -Hijo, Trabaja en lo que te gusta. Valora y respeta a las personas que tratas. Cuida de ti y de los demás con amor-.

Por eso en el día de la madre, que no debe ser un día, sino todo el año, tengo el privilegio de disfrutarla todavía y seguir aprendiendo de ella, hasta que el Padre Celestial me regale… su último aliento.

Lo que hay más allá de una negativa

youtuber-2838945_960_720

Yo creo que más allá de una negativa, se esconde el tesoro del éxito. 

En el amor, en el trabajo, en un grupo de amigos, en los estudios, no hay nada tan frustrante como recibir un no, como respuesta.

Continuar leyendo

Las fantasías que no me dejan ver la realidad

kaleidoscope-2186166_960_720

Yo creo que estar centrado en la realidad es una tarea compleja, cuando todavía no hemos despertado de la anestesia que produce la fantasía, sobre todo cuando creemos que vivir es un proceso fácil y sin complicaciones.

Continuar leyendo

Serendipia o el arte de encontrar lo que no se está buscando

camel-3178337_960_720

Yo creo que cada cosa en el Universo se repite, como un proceso inexorable para aprender a leer los signos y de esta forma evolucionar o en algunos casos, si no leo las señales, involucionar como resultado contrario. Continuar leyendo

Centrado en el ahora

salad-742569_960_720

Yo creo que estar centrado en el ahora, es la clave fundamental para aquietar la mente.

Centrarse en el ahora, se logra realizando actividades cotidianas como, por ejemplo, comer.

En la familia y a través de la madre, aprendemos a consumir alimentos. Para los niños y sus padres, sentarse a la mesa puede ser el momento más sublime, o el más angustiante, debido a que los regaños, las amenazas, los castigos y los malos momentos, son los ingredientes que sazonan la cena familiar. Continuar leyendo

El mapa del tesoro

chest-4051166_960_720

Yo creo que cuando se trata de sueños, metas, objetivos y propósitos, el secreto consiste en insistir, persistir resistir y nunca desistir.

Dentro de los muchos recuerdos que tengo del colegio, con frecuencia llega a mi memoria el del profesor Valerio. Tenía una manera creativa de dictar su clase, pues rompía todos los paradigmas clásicos de la docencia. Salíamos del salón, aprovechaba la naturaleza, usábamos las diferentes instalaciones del colegio y hacía del proceso de aprender algo novedoso y fascinante.

Continuar leyendo