¿Qué tan valiente o cobarde es un suicida?

Yo creo que el suicidio es un comportamiento más complejo de lo que parece.  El psiquiatra y profesor Sergio Andrés Pérez Barrero experto en el comportamiento suicida, dice que abarca las siguientes manifestaciones:

1- El deseo de morir. Representa la inconformidad e insatisfacción del sujeto con su modo de vivir en el momento presente y que puede manifestar en frases como: “la vida no merece la pena vivirla”, “lo que quisiera es morirme”, “para vivir de esta manera lo mejor es estar muerto” y otras expresiones similares.

2- La representación suicida. Constituida por imágenes mentales del suicidio del propio individuo, que también puede expresarse manifestando que se ha imaginado ahorcado o que se ha pensado ahorcado.

3- Las ideas suicidas. Consisten en pensamientos de terminar con la propia existencia y que pueden adoptar las siguientes formas de presentación:

–Idea suicida sin un método específico, pues el sujeto tiene deseos de matarse pero al preguntarle cómo lo va a llevar a efecto, responde: “no sé cómo, pero lo voy a hacer”.

–Idea suicida con un método inespecífico o indeterminado en la que el individuo expone sus deseos de matarse y al preguntarle cómo ha de hacerlo, usualmente responde: “De cualquier forma, ahorcándome, quemándome, pegándome un balazo.”

–Idea suicida con un método específico no planificado, en la cual el sujeto desea suicidarse y ha elegido un método determinado para llevarlo a cabo, pero aún no ha ideado cuándo lo va a ejecutar, en qué preciso lugar, ni tampoco ha tenido en consideración las debidas precauciones que ha de tomar para no ser descubierto y cumplir con sus propósitos de autodestruirse.

–El plan suicida o idea suicida planificada, en la que el individuo desea suicidarse, ha elegido un método habitualmente mortal, un lugar donde lo realizará, el momento oportuno para no ser descubierto, los motivos que sustentan dicha decisión que ha de realizar con el propósito de morir.

4- La amenaza suicida. Consiste en la insinuación o afirmación verbal de las intenciones suicidas, expresada por lo general ante personas estrechamente vinculadas al sujeto y que harán lo posible por impedirlo. Debe considerarse como una petición de ayuda.

5- El gesto suicida. Es el ademán de realizar un acto suicida. Mientras la amenaza es verbal, el gesto suicida incluye el acto, que por lo general no conlleva lesiones de relevancia para el sujeto, pero que hay que considerar muy seriamente.

6- El intento suicida, también denominado parasuicidio, tentativa de suicidio, intento de autoeliminación o autolesión intencionada. Es aquel acto sin resultado de muerte en el cual un individuo deliberadamente, se hace daño a sí mismo.

7- El suicidio frustrado. Es aquel acto suicida que, de no mediar situaciones fortuitas, no esperadas, casuales, hubiera terminado en la muerte.

8- El suicidio accidental. El realizado con un método del cual se desconocía su verdadero efecto o con un método conocido, pero que no se pensó que el desenlace fuera la muerte, no deseada por el sujeto al llevar a cabo el acto. También se incluyen los casos en los que no se previeron las complicaciones posibles, como sucede en la población penal, que se autoagrede sin propósitos de morir, pero las complicaciones derivadas del acto le privan de la vida (inyección de petróleo en la pared abdominal, introducción de alambres hasta el estómago o por la uretra, etc.).

9- Suicidio intencional. Es cualquier lesión autoinfligida deliberadamente realizada por el sujeto con el propósito de morir y cuyo resultado es la muerte. En la actualidad aún se debate si es necesario que el individuo desee morir o no, pues en este último caso estaríamos ante un suicidio accidental, en el que no existen deseos de morir, aunque el resultado haya sido la muerte.

De todos los componentes del comportamiento suicida, los más frecuentes son las ideas suicidas, los intentos de suicidio y el suicidio consumado, sea accidental o intencional.

Las ideas suicidas son muy frecuentes en la adolescencia sin que ello constituya un peligro inminente para la vida, si no se planifica o se asocia a otros factores, llamados de riesgo, en cuyo caso adquieren carácter mórbido y pueden desembocar en la realización de un acto suicida.

El intento de suicidio es muy común entre los adolescentes con predisposición para esta conducta y se considera que por cada adolescente que comete suicidio, lo intentan cerca de trescientos

Más adelante el profesor Pérez Barrero sostiene que entre los factores protectores del suicidio se encuentran los siguientes:

1- Poseer habilidades sociales que le permitan integrarse a los grupos propios de la adolescencia en la escuela y la comunidad de forma positiva

2- Poseer confianza en sí mismo, para lo cual debe ser educado destacando sus éxitos, sacando experiencias positivas de los fracasos, no humillarlos ni crearles sentimientos de inseguridad.

3- Tener habilidades para enfrentar situaciones de acuerdo a sus posibilidades, lo cual les evitará someterse a eventos y contingencias ambientales en las que probablemente fracasará, reservando las energías para abordar aquellas empresas en las que salga triunfador.

4- Tener capacidad de autocontrol sobre su propio “destino”, pues al fin y al cabo somos arquitectos de nuestro propio destino.

5- Poseer y desarrollar una buena adaptabilidad, responsabilidad, persistencia, perseverancia, razonable calidad de ánimo y de los niveles de actividad.

6- Aprender a perseverar cuando la ocasión lo requiera y a renunciar cuando sea necesario.

7- Tener buena autoestima, autoimagen, autoconcepto y autoeficacia.

8- Desarrollar inteligencia y habilidades para resolver problemas.

9- Saber buscar ayuda en momentos de dificultades, acercándose a las personas adecuadas que lo puedan asesorar.

10- Saber pedir consejos ante decisiones relevantes y saber elegir la persona más adecuada para brindarlos.

11- Ser receptivo a las experiencias ajenas y sus soluciones, principalmente aquellas que han tenido exitoso desenvolvimiento.

12- Ser receptivo ante las nuevas evidencias y conocimientos para incorporarlos a su repertorio.

13- Estar integrado socialmente y tener criterio de pertenencia.

14- Mantener buenas relaciones interpersonales con compañeros de estudio o trabajo, amigos, maestros y otras figuras significativas.

15- Tener apoyo de los familiares y sentir que se le ama, se le acepta y apoya.

16- Lograr una auténtica identidad cultural.

17- Poseer habilidades para emplear adecuada y sanamente el tiempo libre.

18- Evitar el consumo de sustancias adictivas (café, alcohol, drogas, tabaco, fármacos, etc.)

19- Aprender a posponer las gratificaciones inmediatas por aquellas a largo plazo que arrojen resultados duraderos.

20- Desarrollar una variedad de intereses extra-hogareños que le permitan equilibrar las dificultades en el hogar si las tuviera.

21- Saber expresar a personas confiables aquellos pensamientos dolorosos, desagradables y muy molestos, incluyendo las ideas suicidas u otras, por muy descabelladas que pudieran parecer.

A estos factores habría que añadir la capacidad para buscar las fuentes que brindan salud mental, como las consultas de consejería, de psicología o psiquiatría, las unidades de intervención en crisis, los servicios médicos de urgencia, los médicos de la familia, agencias de voluntarios en la prevención del suicidio, etc.

En fin yo creo que es un tema complejo, doloroso y de palpitante actualidad que merece reflexión y sobre todo evaluar… ¿qué tan valiente o cobarde es aquel o aquella quien “decide suicidarse”?

La logoterapia ayuda mucho en estos casos. Sin embargo, más allá de la tanatología y la suicidiología…las preguntas rondan en el terreno espiritual. ¿Qué pasa espiritualmente con aquel que se suicida? En futuros post comentaré sobre este tema.

10 comments

  1. Luzma.   •  

    Cuando sufrimos depresión y tenemos momentos de tristeza tan grandes y tan dificiles de llevar, es cuando precipitadamente podemos tomar esta equivocada decisión, por eso vale la pena pensarlo mas de dos veces antes de hacerlo.
    ************************************************************************
    Lo importante es cómo tener esa cabeza fría o permitir que otros nos ayuden a enfriarla… A veces el desespero es tan grande que nos vuelve sordos y tercos. Juan

  2. luz   •  

    Hola JUAN, he estado cerca de dos casos de suicidio de dos persnas muy cercanas, en los dos casos hasta hoy no se sabe a cincia cierta que los llevo a quitarse la vida, me preocupa mis hijos, como orientarlos(NIÑOS DE 5 Y 8 AÑOS) a que por muchos problemas siempre se puede encontrar la salida y que por dificil que parezca la vida, esta sin retos sería muy sosa y aburrida.
    Que chevere que pudieran ampliar más sobre un tema que viene en aumento en nuestros pais.
    Gracias por tu articulo.
    ************************************************************************
    Gracias por tu comentario…Yo espero poder ampliar un poco el tema, dado lo inquietante del mismo. Juan

  3. pocho   •  

    El suicídio es válido, no solo la vida es sociedad es la única. Todo hacemos parte de este mundo, cuando morimos, nos transformamos en otras formas de vida, gusano, microbios, etc
    ************************************************************************
    La pregunta es…¿hay vida después de la vida? y ¿qué clase de vida es? Juan

  4. Lina   •  

    Hola Juan Carlos. Por la influencia de un buen amigo empecé a leer tu blog hace unos meses. Me gusta mucho la forma precisa y sencilla como transmites tus pensamientos en torno a estos temas. Ten por seguro que a más de uno nos sirve leerte. Me puedes dar por favor un teléfono o un mail para contactarte? Saludos!

    **************************************************************************
    Gracias por tu comentario y voz de aliento… Por correo interno te dejo mi celular y el mail. Juan

  5. Jiaro   •  

    Ni cobardía ni valentía. El suicidio es un trastorno mental que padecen quienes lo acometen. Clasificarlo de la primera forma (cobardía) o de la segunda (valentía) es incurrir en una simpleza, y ver ese acto como si se tratara de un espectáculo más. Un suicida padece una enfermedad, si no varias, de carácter emocional, que terminan desajustando la normalidad de su vida; tanto pierde el control sobre sus decisiones y actos que ni cuenta se da de lo que ha hecho. Los preludios al suicidio (expresiones y conductas previas)son alertas, y es en ese momento cuando quienes le rodean pueden ser una gran ayuda brindándole la oportunidad de que se deje orientar por un especialista.
    Yo no soy psicólogo ni psiquiatra, pero no se necesita serlo para valorar la vida y aprender también estos aspectos, para evitarlos.

  6. maribel   •  

    Yo creo que decir que es una decisión equivocada es no tener idea. Bueno si vives en un palacio de cristal, tal vez, o si sos como uno de esos escritores que no tienen ni peregrina idea del dolor, ni de la incertidumbre, pero lo escriben tan “emocionalmente” y se “deprimen” tanto en sus libros que se consuelan y se sienten solidarisimos.
    Pero resulta que ciertas personas ven, oyen y sienten tanto dolor ajeno, que ni siqiuiera en sueños algunas personas se imaginan, que nada de lo humano se les hace ajeno, nada.
    ¿Creen sinceramente que en la especie humana, que premeditadamente inflinge tanto dolor, y solo asume la culpa y la desgracia de sus actos, pocas veces la responsabilidad y las consecuencias, el suicidio no es la opción mas digna?

  7. Monalisa   •  

    Saludos Dr.Posada:Yo diria que en el instante de cometer este acto, se tiene bloqueada la razon, el individuo se siente vacio sin motivacion alguna, bien sea por un desengano o una decepcion. En ese instante, *creo yo* no piensa absolutamente en nadie ni en nada mas.
    **********************************************************************
    Qué nos lleva entonces a la autodestrucción? es una emoción o una razón? Juan

  8. jacobi poerez   •  

    es una emocion que nos lleva a cometer ese acto sin pensarlo y llegar al suicidio. por que hay emociones que no las vivenciamos ellas hacen de nosotros lo que menos esperamos de nosotros,……… juan ud es el mejor cuidese bastante
    ************************************************************************
    A veces pienso en lo importante del control de las emociones al estilo “oriental”…¿será posible controlar las emociones? Gracias por tu comentario Juan

  9. Juan Carlos Álvarez P   •  

    Hola Juan… el suicidio algunas veces puede ser una opción aceptable moralmente; sin embargo, existen muchas razones para pensar lo contrario. Si el universo nos trajo hasta aquí, sea por azar o sea por la rueda del destino, pues pienso que es mejor seguir como guerrero, aceptando las dificultades y alegrías de la propia existencia, llorar y reir cuando deba hacerse y reconciliarse con la vida. Muchas gracias por escribir este blog y por ayudar a construir sociedad. con grata admiración.
    ************************************************************************
    Gracias tocayo por tus palabras de esperanza para tantas personas que se debaten entre seguir viviendo o morir. Yo pienso como tu…ser guerrero de la luz, a pesar de las dificultades. Juan

  10. Ángela R   •  

    Yo creo que es difícil nombrar cobarde o valiente a un suicida sin antes conocer muy bien sus razones. Porque se de casos de suicidios con argumentos por ejemplo el de la escritora Virginia Woolf en 1941. En los cuales se nota que el suicidio es una desicion más. Tomada, por una persona adulta, pensada y planeada por lo tanto es respetable. Lo mismo no podría decir en casos del suicidio infantil, adolescente o en una crisis emocional, porque los infantes aún dependen de los adultos casi como los adolescentes, en tal caso es una desicion tomada sin bases sólidas ni argumentos, por lo tanto es una gran pérdida. en el caso de las personas en crisis emocional tampoco es una desicion sana, pero tuvieron la oportunidad de buscar ayuda y no lo hicieron. Entonces antes de dar un veredicto hay que analizar el sujeto y sus razones.
    Juan gracias por permitirme reflexionar acerca de estos temas y de la vida en general, tu has sido una gran inspiración para mi vida y mi carrera, te aprecio y te admiro mucho. Con cariño Ángela María Restrepo

    ***************************************************
    Muchas gracias por tu comentario, pues así le das sentido a mi tarea y me obligas a ser consciente. Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>