Acompañ…arte

trail-2889465_960_720

Yo creo que la pareja tiene sentido como esa persona que he elegido para acompañarla y que me acompañe en el camino de la vida, el resto de mi existencia. Sin embargo, no es fácil acompañar. 


En el sagrado arte de vivir, esa dificultad en el acompañamiento, radica inicialmente en el hecho de que las elecciones de pareja que hacemos están marcadas por el egoísmo, la pasión y el enamoramiento; que de hecho no son buenos consejeros, pues al momento de escoger compañero para el resto de la vida, deberíamos pensar en factores como los familiares, económicos, sociales, culturales, de personalidad, de comunicación, de paciencia, de tolerancia a la frustración, de estilos de vida…que de amor y pasión.
Al casarme con una persona, me caso con su pasado. Es decir, me caso con su genética, su familia, su educación, su formación moral, sus sueños e ideales, sus traumas, sus más oscuros y claros deseos y por supuesto, con sus parejas anteriores.
En ese panorama, la inteligencia emocional es fundamental para sobrevivir a los momentos de crisis generados por las expectativas de ambos y los asuntos sin sanar que cada uno aporta a la relación.
El egoísmo de soltero… debe ser reemplazado por la solidaridad en pareja. El “mi”, se torna en “nuestro”: Nuestro presupuesto, nuestros sueños, nuestros hijos, nuestros amigos, nuestros problemas, nuestros hermanos.
Cuando nos casamos, lo hacemos con toda su familia: Nos casamos con sus costumbres familiares, su estilo de vida, su manera de manejar el dinero y su forma de divertirse solos o acompañados, así como la manera como solucionan conflictos y elaboran duelos. En este punto, se podría decir que:” realmente no perdemos un hermano(a) sino que ganamos un(a) cuñado(a)”. Y esto enmarca de manera clara cómo se enriquece el grupo con la llegada de un nuevo miembro a la familia.
Más allá del atractivo físico, existe un mundo de complejas interacciones, sueños, expectativas, temores y fantasmas que rondan la vida en pareja.
Por ello, el proceso de acompañamiento implica un juego permanente de ceder y pedir, sin perder la dignidad, la identidad y claridad en lo que se quiere, para que exista un equilibrio, concertado entre gustos y disgustos de ambos.
Yo creo que acompañ…arte, va más allá de la atracción que siento por ti. Es tomar conciencia de que el perdón y la reconciliación, hacen parte del proceso; gracias a la comunicación afectiva, asertiva y efectiva que, junto con la compatibilidad de personalidades y la voluntad a prueba de orgullo, nos permita amarnos desde la entrega generosa y desde el respeto por tu mismidad y mi mismidad, para facilitar el encuentro desde el amor incondicional, que todo lo puede, si tú quieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>