Ahora la pregunta es: ¿Para qué?

Juan Carlos Posada Mejía Psicólogo (4)Yo creo que la pregunta es: ¿para qué?

Para qué vivo, para qué me culpo, para qué trabajo, para qué discuto, para qué estudio, para qué me preocupo, para qué amo y sobre todo para qué perdono.

Por estos días me topé nuevamente con el texto de Alan Watts El camino del Zen, donde dice que: – “Una característica típica del estilo zen es que en la acción se compromete a fondo y va hasta las últimas consecuencias. En todo se entrega total y libremente sin consideración de sí mismo. No confunde la espiritualidad con el pensar en Dios, mientras uno pela papas. La espiritualidad zen consiste justamente en pelar papas”. –

Entonces medito sobre la sincronicidad, pues todo lo que me acontece tiene sentido y propósito. Nada es al azar y todo está conectado. Así que sigo “pelando papas”, concentrado en ello sin preocuparme por nada más.

Cada día me doy cuenta de que lo que me trae felicidad o desdicha no son los demás, sino mi expectativa… es decir lo que espero de ellos.

Juan Carlos Posada Mejía Psicólogo (1)Esta semana he vivido momentos maravillosos, donde al amor, el respeto, la responsabilidad y el compromiso han sido mis compañeros en el camino, dado que el destino me llevó al reencuentro con viejos amigos, que me ayudaron a evocar la razón por la cual nuestras vidas seguirán cruzándose.

Como lo decía Tony de Mello en su libro Auto liberación Interior: - “Estar despierto es aceptarlo todo, no como ley, no como sacrificio, ni como esfuerzo, sino por iluminación”. -

Para Tony de Mello la espiritualidad es estar despierto. Desprenderse de las ilusiones.

Claro si entiendo el mundo como un lugar ilusorio… es decir plagado de apariencias.

Dice De Mello que: – “Espiritualidad es nunca estar a la merced de los acontecimientos, cosa o persona alguna. Espiritualidad es haber hallado la mina de diamantes dentro de usted”-.

Ando en esa búsqueda desde hace rato y ahora el Universo me regala la oportunidad de relativizar el cuerpo. Porque apenas es un “traje espacial especial” que me ancla si me quedo centrado en él, es decir, si no lo trasciendo.

Juan Carlos Posada Mejía Psicólogo (3)Como ahora estoy saboreando la vida, cada suceso, cada acontecimiento, cada evento es motivo de asombro para mí. El sólo hecho de levantarme cada mañana y percatarme de que aún respiro es un milagro cotidiano que espero se repita por mucho tiempo más.

Abrazar tiene sentido. Conversar tiene sentido. Perdonar tiene sentido. Aceptar tiene sentido. Crear tiene sentido y sobre todo creer tiene sentido.

He confirmado que no soy cuerpo, sino que habito en él mientras supero las ataduras. Y mientras hago la tarea voy trascendiendo.

Por lo tanto, ahora la pregunta es: ¿para qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>