Comunic…arte

workplace-1245776_960_720Yo creo que la comunicación es un arte.
Y la certeza proviene de la experiencia cotidiana, cuando al momento de comunicarme, encuentro situaciones tan diversas, como las maneras individuales que cada uno tiene de interpretar lo que digo.
Tal vez porque escuchamos desde lo que queremos oír. O leemos evitando encontrar ese texto que contradice nuestras creencias y por supuesto, desbarata de un tajo, el falso andamiaje que hemos construido, desde la comodidad de nuestro estilo de pensamiento, para que se acomode en todo a nuestro ideario.
Lo que quiero decir es que, si bien es cierto se debe procurar llegar al interlocutor, lo mejor posible para evitar malentendidos, también es cierto que el interlocutor desde su mapa representacional, decodifica la información y la distorsiona gracias al miedo, la ideología, la programación educativa preexistente o por su manera original de interpretar el mundo, lo que hace más complejo el proceso de entendimiento entre las partes.
En síntesis, creo que la comunicación es un arte, porque no solo se trata de transmitir una idea lo más clara y precisa posible, sino porque debe lograr que ésta llegue a tantos interlocutores que, por sus diversas formas de pensar y entender, terminan destruyendo la idea inicial para acomodarla a sus respectivos parámetros cognitivos.
Se trata además de considerar al otro como un interlocutor válido y valioso. Desde el respeto absoluto por su manera de pensar o creer, sin que esto impida llegar a los acuerdos necesarios para la adecuada convivencia que se logran precisamente gracias a la comunicación.
También sé que la comunicación es poder, y que las palabras pueden sanar o enfermar a una persona, a la pareja, a la familia, a la sociedad, a una organización o un país entero, y que por lo tanto debo ser cuidadoso en lo que digo, cómo lo digo, cuando lo digo, a quien se lo digo y en donde lo digo.
Y reconozco además la importancia de saber decir las cosas, porque hace más daño, en el momento de la comunicación, cómo lo digo, que lo que digo.
Entonces insisto en la comunicación como arte, o específicamente como una habilidad especial, porque requiere bastante reflexión antes de expresar ideas o conceptos a otros, así como estar preparado para las reacciones lógicas como resultado de nuestro pronunciamiento.
Así como me doy cuenta de la sabiduría especial que me regala la prudencia, que va llegando con los años y que dormita en el silencio, cuando se callarme y evito decir cosas que, pueden hacer mucho daño a los demás.

2 comments

  1. Daniela Salazar   •  

    Resulta muy complejo el hecho de estar en comunicación con un otro que piensa diferente y es una fortaleza que no todos tenemos pues muchas veces se vuelve más importante defender a cualquier precio nuestro punto de vista que, como lo dices en tu post, reflexionar acerca de que tan asertivo es lo que estamos diciendo y cómo pueden afectar mis palabras al receptor de mi mensaje.
    ¡Saludos Juan! Te leo constantemente.
    ************************************************************************
    Daniela, esa conciencia es el objetivo, en el sagrado arte de vivir…para darme cuenta y hacerme cargo. Gracias por tus comentarios y por tu lectura. Juan

  2. Victor D Lezcano   •  

    La palabra sé cuando proviene de ser o de saber, lleva tilde.
    **************************************************************
    Muchas gracias por tu comentario…Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>