Déjame llorar.

people-3190085_960_720

 

Yo creo que llorar es un mecanismo valioso para expresar emociones. En el llanto hay una dolorosa magia que alivia, cuando me permito este desahogo y entonces confirmo que, en cada lágrima derramada, se representa mi humanidad sensible.
Es muy humano llorar, aunque también lo he visto en animales tristes, cuando su amo muere y sienten su ausencia.
Cuando lloramos, las fibras de nuestro ser vibran, con la melancolía propia de cada evento que para nosotros tiene una asociación triste.
Algunos lloramos, motivados por escenas de películas, o recordando momentos importantes y dolorosos de nuestras vidas. Otros lloramos de enojo, al sentirnos impotentes frente a una injusticia…y otros más, terminamos llorando de alegría cuando nos reencontramos con nuestros seres queridos.
Sin embargo, debido a la creencia popular, no nos dejan llorar. En los funerales por ejemplo es común que familiares y amigos, “aíslen” al doliente, con bebidas cargadas de tranquilizantes, sin entender que se trata de que la persona llore, lo que más que pueda, para que elabore el duelo de manera adecuada.
Lo mismo cuando alguien llora la pérdida de una relación de pareja…sin que pase un tiempo prudencial, las personas cercanas, molestas o preocupadas por vernos llorar por ese “personaje”, nos inventan salidas y entretenimientos y nuevas parejas, que anestesian el dolor y lo único que consiguen, esos buenos samaritanos, es prolongar el duelo, porque lo congelan al no permitir su expresión.
En los procesos terapéuticos, entendemos que el desahogo a través del llanto es muy importante para confrontar nuestra relación con la persona o la cosa perdida. Y al mismo tiempo para perdonarnos y perdonar a quien se marcha, para sanar asuntos pendientes asociados con la culpa.
Llorar con sentimiento, simboliza el último homenaje que le hacemos a aquello perdido. Y nos indica que para nosotros fue valiosa la relación que sostuvimos con lo que ya no está.
Llorar en solitario, es una práctica íntima, cargada de profunda meditación. Porque cuando me doy permiso de llorar, estoy dejando salir el dolor desgarrador, que los demás no entienden.
Yo creo que un acto de amor y respeto por nuestros seres queridos, consiste en dejarlos llorar para que puedan sanar, el dolor que sienten.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>