La riqueza y la prosperidad económica están determinadas por la cultura

europe-69526_960_720Yo creo que hay una gran diferencia entre tener conciencia de abundancia, y ser solvente económicamente.
No basta con programar la mente y la palabra desde afirmaciones positivas como:

Tengo siempre todo cubierto.
Abro mi mente ahora para recibir.
La vida es fácil, y tiene abundancia de lo que necesito.
Todas mis necesidades están cubiertas.
Tengo abundancia ilimitada.
Ahora doy y recibo libremente.
Pertenezco a un universo rico y hay abundancia para todos nosotros.
Ahora vivo en un universo rico y cariñoso.
El dinero viene a mí fácilmente y sin esfuerzo.
El dinero fluye hacia mí de forma fácil.
Recibo dinero de fuentes inesperadas.
El dinero que recibo es mayor del que gasto.
Me proveen siempre de lo que necesito.
Mis ingresos provienen de Dios y el Universo.
Busco y recibo una fuente generosa.
Agradezco cada vez que a mi llega dinero.
Yo creo que en el mundo del dinero y la capacidad económica, intervienen leyes, que al no seguirse al pie de la letra, traen como producto final el desencanto.
Por ejemplo, la ley de ganar dinero, la ley del invertir, la ley de ahorrar, la ley de poner a trabajar el dinero, la ley de cuidar nuestro tesoro de pérdidas , la ley de ver oportunidades de negocio, la ley de abrir mercados etc.
En otras palabras lo que quiero decir es que no basta con tener una actitud mental positiva y abierta a la abundancia, sino que se requiere de un cerebro administrativo y práctico que sepa cómo aprovechar y multiplicar esas riquezas adquiridas.

Por estudios de psicología sabemos de personas que han ganado la lotería, en poco tiempo pierden mucho de su capital por no saber administrarlo o invertirlo. Y sabemos que la cultura económica se estudia, se investiga y se transforma dependiendo del vaivén de los mercados.

Creo que la fuerza del pensamiento obra, y que la capacidad de la palabra hace milagros, pero se necesita la operatividad de la conducta que torne la palabra en acción económica, para hacer realidad nuestros deseos de abundancia monetaria.
Sigo creyendo que no basta con desear y desear, se necesita decretarlo y hacerlo posible a través de la acción productiva. Por ejemplo quien dice: “qué dicha viajar” de pronto no consigue su objetivo. De otro lado quien afirma el próximo mes de Junio viajaré a Cancún, y ya inicié trámites de visa y planes turísticos y cotizaciones, pues necesito diez millones de pesos y los voy a conseguir de esta manera…etc  es más probable que viaje, que aquel que se queda en la fase inicial del deseo.
Es la acción y no las especulaciones filosóficas las que prosperan en definitiva . Pues así lo insinúa George S. Clason en su libro El hombre más rico de Babilonia al proponer siete Reglas para llenar tus bolsillos.
Dice Clason: “...Una parte de lo que ganas, es tuya – Ahorra siempre 10% de tus ingresos. En otras palabras, por cada $100 que ganas, ahorra $10. No es algo tan difícil de lograr si lo piensas bien.
Controla tus gastos – Es muy probable que no todos tus gastos sean absolutamente necesarios. ¿Has notado como cuando tus ingresos suben, tus gastos también? Eso significa que esos gastos nuevos no eran necesarios antes… ¿lo son ahora?
Haz que tu oro se multiplique – Invierte. Con cada inversión que hagas, obtendrás un retorno. Invierte tus retornos. Arkad explica esto con una analogía: Cada centavo que hayas ahorrado (1 de cada 10 que ganes) es un esclavo que trabaja para tí. Estos esclavos trabajan para tí por medio de inversiones. Los frutos de estas inversiones son los hijos de tus esclavos… ¡conviértelos también en esclavos! Pronto tendrás un ejército de esclavos generándote ingresos.
Protege tu tesoro -Debes invertir con precaución. Debes seleccionar cuidadosamente las oportunidades de inversión que quieres aprovechar. Invertir no se trata de tomar riesgos porque sí. Tampoco se trata de no tomar ningún riesgo. Se trata de tomar riesgos calculados.
Haz de tu vivienda una inversión rentable – Una parte del 90% de tus ingresos que utilizas para vivir la utilizarás para tu vivienda. Hacer una inversión rentable en vivienda no necesariamente significa comprar una casa. Dependiendo de tu situación, tu capacidad de pago y otros factores puede ser mejor alquilar una casa y no comprarla. Esto también se refiere a obtener riqueza con tus actividades cotidianas o tu dinero (aparte de lo que ahorras, por la primera regla)
Asegura ingresos futuros - Piensa en tu retiro. Piensa en el momento en el que ya no puedas (o no quieras) trabajar más. Es importante que tengas un flujo de ingresos para ese momento. Piensa en seguros de vida, inversiones a largo plazo, etc.
Aumenta tu capacidad de generar ingresos – Edúcate. Desarrolla tus habilidades. Busca oportunidades para obtener varias fuentes de ingresos. ¿Quieres un ejemplo? Sin ir muy lejos, este sitio que estás leyendo es una fuente de ingreso potencial para mí. Lo mejor de todo es que está diseñado de tal forma que el esfuerzo que debo realizar para administrar este sitio es mínimo comparado con el valor que puede generar – aún mientras no estoy trabajando en él.
Cuando leo Padre Rico, Padre Pobre, me confirmo cada vez más, que la riqueza y la abundancia son un problema de cultura.

2 comments

  1. adelfa marin   •  

    gracias… me ha aportado muchisimo esta nota.he leido siempre escritos sobre la prosperidad y me gustan mucho,pero hoy caigo en cuenta que he sido muy desordenada en mi economia,gasto mas de el dinero que persivo,permanentemente estoy endeudada y nunca he guardodo nada para el futuro.tengo 47 años proximos a cumplir el proximo 11 de junio y mi mayor deseo es cambiar mis malos abitos y tener una vida prospera y en abundancia porque estoy segura que he sido una privilegiada de la vida y he tenido muchas oportunidades de progreso que por supuesto no he sabido aprovechar.ya no voy a llorar sobre la leche derramada quiero empesar ha actuar ya y ahora porque se que DIOS y el universo a si lo quiren para mi.gracias por ser mi bendicion ahora
    **********************************************************************
    Nunca es tarde para iniciar un nuevo proyecto, cuando se han hecho correcciones en el camino. Animo. Adelante. Juan

    Juan

  2. alvarez daniel   •  

    Es bueno lo que piensas y compartes, he leido el libro de mente millonaria y es un libro enfocado a las muy buenas intensiones, sobre todo mentales como lo que dices de soy rico o tengo una mente millonaria etc etc, lo que es cierto es lo que comentas en realidad en ser preparados y tener una cultura financiera que nos permita realmente tener el control y dominio de las inversiones, ahorro, dinero y sobre todo familia.

    ************************************************************************
    Así es Daniel… me gusta mucho eso de estar preparado para administrar la abundancia. Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>