Las Tres Gracias.

las tres gracias Juan Carlos Posada MejíaYo creo que esta semana, he tenido el privilegio de ser abrazado por las tres gracias.

En la mitología griega, las Cárites, más conocidas como Las Tres Gracias, representan de la menor a la mayor: -Aglaya “Belleza”, Eufrósine “Júbilo y Talia “Abundancia”-.

Desde hace muchos años me han concedido el honor de su amistad y al mismo tiempo, les he correspondido con mi amor e infinito agradecimiento, por el camino recorrido.

Nos conocimos, años atrás, cuando hacíamos radio en compañía de Baltasar Botero.

En aquella época, como psicólogo del programa respondía las preguntas de los oyentes… y ellas “pasaban la tarde”, con nosotros, motivando entretenidas tertulias y compartiendo comentarios interesantes que apreciaban los oyentes.

Luego vino la televisión y otros programas radiales propios, donde hicimos equipo y trabamos amistad y lazos de apoyo mutuo.

Esta semana me invitaron a su programa de televisión donde el tema principal fue mi proceso de enfermedad como camino.

La sensibilidad estuvo presente y las lágrimas afloraron cuando las respuestas fluyeron desde el alma y el corazón.

Fue emocionante hablar desde la experiencia de cara a la muerte y desde el desprendimiento de lo que hace algunos años era un lastre y un sufrimiento para mí…los apegos innecesarios.

Me escuché diferente y sereno, al mismo tiempo que sorprendido, por los cambios que se han venido operando en el pensamiento y en la palabra en torno al sagrado arte de vivir.

Durante la entrevista, tomé conciencia de la razón y la emoción de la enfermedad.

Me acompañó la certeza de que todo en el Universo tiene un propósito, un para qué y que precisamente lo más importante consiste en descubrir el sentido de la existencia.

Nada es al azar, nada sucede porque si… todo está conectado y tiene sentido si observo la sincronicidad de los acontecimientos.

Lo que me pasa es bueno que pase, pues al fin y al cabo pasará para mi aprendizaje y fortalecimiento mental y espiritual.

Yo creo que, con Las Tres Gracias, la familia, el amor incondicional de la pareja, la actitud y el tener tareas pendientes por realizar, han sido algunos de los elementos que me han permitido entender la enfermedad como el camino, para el encuentro con mi esencia última.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>