Lo terapéutico de las noches oscuras.

tree-736885_960_720Yo creo que, al caminar por la vida, es posible pasar por noches oscuras.

En cada paso que doy, percibo que el camino está iluminado por fuentes de luz que tienen un toque de paranormales, por el mensaje espiritual que portan y porque debo leerlos desde la fe y la esperanza, entonces me asombro por el milagro que está más allá de la mirada normal.

Las cosas suceden como tienen que suceder, las personas llegan cuando tienen que llegar y se van por la misma razón. Y se presentan en nuestras vidas para que hagamos aprendizajes para fortalecer el alma y el espíritu, más allá del placer corporal, y para construir  bancos de memorias fundamentales para el crecimiento interior. Por ello es mejor seguir y estar en la luz. Sin embargo, hay momentos en los cuales la luz desaparece y todo se torna oscuro.

La oscuridad se produce porque en el sagrado arte de vivir, el Universo me pide que confíe en mi capacidad, precisamente para aprender de ella y de esta forma descubrir todos mis potenciales; entonces el miedo ya no es protagónico, porque voy tomando conciencia de que todo lo que genera oscuridad, yo mismo lo creo y por lo tanto… si soy el diseñador de mis momentos de oscuridad, también soy el alfarero de mis momentos de luz.

El miedo, el pánico y el terror surgen cuando creo una mentira, o cuando me autoengaño en medio del placer de lo inmediato. Luego encuentro que el único engañado soy yo, pues la gran tarea es ser trascendente y no quedarme anclado dando vueltas en los planos inferiores.

Cuando soy infiel a mi propósito en la tierra, renuncio a la luz, para andar en la oscuridad…me vendo una idea falsa de tranquilidad, durmiendo la conciencia con frases como “nada inadecuado estoy haciendo”, además lo que hago me hace feliz y nadie se va a afectar por mis acciones”.

Entonces lo que algunos llaman pecado, es un desvío del camino, en virtud del coqueteo con las tinieblas. Al principio no vislumbro las consecuencias de mis actos,  porque creo que todo sigue igual, y me vendo la idea de que no ha pasado nada; sin embargo comienzo a sentir un profundo vacío que se apodera de mis entrañas y descubro el poder de la culpa, que llega de repente…y lo que antes era completa seguridad, ahora es un mar de ansiedad, tristeza y abandono que me sume en pensamientos destructores que quieren acabar con todo, porque no encuentro la salida.

Como la crisis es el tiempo de Dios…entonces como un milagro, aparece un tenue rayo de luz portador de la esperanza, con el mensaje de que no todo está perdido; pues si miro con cuidado, veré cada una de las puertas que se abren frente a mi y podré alcanzar las manos que se tienden.

Pues si tengo ojos para ver, confirmo que siempre hay un amanecer para aclarar las noches oscuras y que lo que antes era caos, ahora es armonía y quietud en el horizonte.

Cada vivencia que tengo es una lección de vida y las noches oscuras vividas conscientemente, son experiencias terapéuticas.

Así, cualquier comentario posterior de los demás, haciéndome sentir equivocado, o que soy demasiado viejo para lograr cambios en mi vida, o que mi acción no tiene perdón, todo esto más bien logra que escuche la voz de mi sabio interior que me dice lo valioso que soy y de cómo estoy diseñado para renacer, como el ave fenix, de las cenizas de mi ego.

Estar alineado con el Universo es fundamental para comprender las tareas que tengo por cumplir mientras muero… entre ellas, ser fiel a mi proceso de rehacerme, cada vez que alguien o algo me saca del camino, por supuesto, contando con mi patrocinio.

Ahora, yo creo que el problema no es quedarme en el dolor, o en el miedo, o en la culpa, sino aprender de ellos para continuar la marcha, con la mirada siempre fija en la meta de crecer como persona, pues estoy en permanente construcción.

1 comment

  1. jairo mathieu zuleta   •  

    maravilloso, snecillamente.

Responder a jairo mathieu zuleta Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>