Más tecnológicos…pero menos humanos

smartphone-2932651_960_720

Yo creo que el futuro, llegará bastante deshumanizado debido a la tecnología. Me pregunto: ¿será posible humanizarla?
Debo confesar que las películas de ciencia ficción siempre me han fascinado. Y ahora miro con temor la realidad tecnológica que me rodea. Se que los dispositivos electrónicos y principalmente las aplicaciones serán las que dirijan nuestros destinos.


En estos días me di cuenta de mi dependencia al G.P.S. Ya no puedo salir a ningún lado, sin la ayuda del satélite, para saber con anticipación por cual calle debo transitar y de esta forma evitar la congestión. Y por supuesto la magia del reloj en el dispositivo, que me dice a qué horas voy a llegar a mi destino.
Los negocios y las industrias cambiarán vertiginosamente hacia la digitalización de sus procesos y oferta de productos y servicios; la red será el nuevo paradigma, como lo indican las cifras del pasado cyberlunes.
Servicios de transporte y hospedaje, así como planes turísticos, manejados por motores de búsqueda han desplazado a la humana y cálida atención en las agencias de viajes. Así, bajan los costos de la operación y de esta forma, nos ofrecen comparativamente los mejores precios, debido a que estas industrias no tienen vehículos propios, ni hoteles, ni personal en un mostrador, sino tecnología para la conectividad.
El año pasado en una entrevista, la empresa Daimler-Benz  declaró que sus competencias ya no son los otros fabricantes de automóviles, sino Tesla, Google, Apple y Amazon.
A mi, particularmente, la Inteligencia Artificial, me asusta. Las computadoras están haciendo mejores “procesos mentales” que el cerebro humano. En este enlace me enteré de cómo un computador había superado al mejor jugador de Go, un antíquisimo juego chino, cuyo objetivo es la estrategia.
Así mismo, médicos, abogados y otros profesionales comenzaran a ser reemplazados por sofisticados procesadores y robots para hacer cirugías y consultas jurídicas.
Como aquellas impresionantes máquinas que en la actualidad ayudan a diagnosticar cáncer, o las aplicaciones que reconocen rostros mucho mejor y de manera más eficiente.
Yo creo que en el futuro ya no será importante tener carro propio. Más bien con ayuda del dispositivo electrónico podré pedir el vehículo que se me antoje y pagar solo por la distancia recorrida, sin necesidad de preocuparme por la financiación del mantenimiento, seguros, impuestos, ni parqueo, y mucho menos conducirlo con los riesgos que esto implica, porque me imagino trabajando en línea, mientras conduce el robot programado para llevarme a mi destino.
Entonces el transporte va a cambiar su paradigma y las ciudades estarán diseñadas para satisfacer otras necesidades, muy diferentes a crear calles y autopistas para vehículos, porque creo que hasta estos transportes van a volar. En resumen, serán computadoras con sistemas que les permitirán elevarse sin problema.
Las viviendas inteligentes me dan escalofríos. Cámaras por todas partes observándome todo el tiempo.
Los teléfonos celulares se utilizarán para todo, Hasta para hacer diagnósticos certeros de mi estado de salud, con informe inmediato a la central hospitalaria y el envío del rescate, también computarizado, sino no es que en la misma casa tendré un inteligente gabinete quirúrgico donde se puedan realizar pequeñas cirugías caseras.
La ropa y los zapatos podrán confeccionarse en casa, con ayuda de versátiles impresoras 3D.
En materia de sexo y amor, los encuentros serán cada vez más virtuales, fríos y sin sabor, olor ni contacto, salvo el que produzca artificialmente el programa.
Y la educación también tendrá un cambio de paradigma, porque lo importante no será el conocimiento como tal, sino saber dónde ésta almacenado el conocimiento. Como quien dice: saber cuál aplicación debo y puedo consultar.
Tengo el presentimiento de que falta poco para ese futuro, porque ya estoy viviendo muchas de estas cosas.
Y nuevamente me pregunto por la humanidad y por el sagrado arte de vivir como humano… porque no sé si los androides como Sofía, podrán sentir, amar, emocionarse y estar tristes o felices como nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>