Sí se puede…

Yo creo que sí se puede cantar y disfrutar, en vez de disparar, odiar o agredir a otros. Y además creo que el amor une y hace milagros cuando nos proponemos lograrlo de corazón.

Creo que cuando alguien habla mal de otros, no habla mal del otro, sino de sí mismo.

Y creo que es mejor cantar y dar gracias para avivar el espíritu, en vez de despotricar.

Creo que cuando se unen voluntades todo es posible y basta con dejarse llevar por el deseo de hacer grandes cosas para conseguirlo.

No es un problema si Dios quiere… sino si yo quiero.