<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Colombia rompió récord histórico de narcocultivos: 204.000 hectáreas de coca en 2021

Es la cifra más alta en los 22 años de monitoreo contra las drogas por parte de la ONU.

  • El 62% de los cultivos ilegales se encuentran en Nariño, Norte de Santander y Putumayo. FOTO: El Colombiano
    El 62% de los cultivos ilegales se encuentran en Nariño, Norte de Santander y Putumayo. FOTO: El Colombiano
EFE Y COLPRENSA | Publicado el 20 de octubre de 2022

Los cultivos de coca en Colombia crecieron un 43 % en 2021, año en que fueron registradas 204.000 hectáreas sembradas mientras que en 2020 esa cifra fue de 143.000 hectáreas, según el informe anual de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, sigla en inglés) presentado este jueves.

“En 2021 se presentó un aumento en el área sembrada con coca del 43 %, llegando a 204.000 hectáreas sembradas”, afirmó la directora regional de la Unodc para la Región Andina y el Cono Sur, Candice Welsch, durante la presentación del informe en Bogotá.

La funcionaria afirmó además que “se estima que el potencial de producción” de clorhidrato de cocaína del país “es de 1.400 toneladas” anuales, lo que supone un aumento del 14 % con respecto a 2020.

La producción de cocaína mantiene la tendencia al incremento, situación que viene consolidándose desde 2014 y se origina desde las prácticas agroculturales realizadas para optimizar la producción de hoja de coca, una mayor capacidad para extraer la cocaína, así como la gran cantidad de lotes en edades altamente productivas”, dijo.

Estas cifras, añadió Welsch, son las más altas registradas en los 22 años que el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de la Unodc lleva presentando su informe anual.

PROBLEMA FOCALIZADO

El informe señala que los cultivos de coca en Colombia siguen ubicados en “los mismos territorios con condiciones de vulnerabilidad” y que el 62 % del total están concentrados en tres departamentos: Nariño (fronterizo con Ecuador), Norte de Santander (fronterizo con Venezuela) y Putumayo (fronterizo con Perú y Ecuador).

“El 45 % del total de la coca se encuentra en solo 10 municipios. En estas regiones, en años anteriores, se reportó una reducción en el área con coca, asociada en gran medida con la intervención de la erradicación forzosa”, expresó Welsch.

Sin embargo, la representante de la Unodc aseguró que “las dificultades para sostener este tipo de mecanismos y la falta de medidas complementarias que logren cambiar las condiciones de vulnerabilidad, resultaron en el aumento del área sembrada en 2021”.

Otro dato que dio Welsch es que con 22.000 hectáreas sembradas, el municipio de Tibú, en la convulsa región del Catatumbo, en Norte de Santander, es el que más cultivos de coca tiene en Colombia.

El informe también señala que los cultivos de coca siguen amenazando el potencial cultural del país y su biodiversidad, pues cerca del 50 % de ellos están en “zonas de manejo especial” y “un alto porcentaje se concentra en las tierras de las comunidades negras y en zonas de reserva forestal”.

“En el año 2021 tuvimos un aumento de producción de cocaína sin precedentes en la historia del país, a pesar de que se erradicaron en los últimos años cerca de 440 mil hectáreas de cultivos de hoja de coca”, aseguró por su parte el ministro de justicia, Néstor Osuna.

Según cifras presentadas en el informe, hay un incremento en la demanda actual de cocaína en Colombia y en todo el mundo con más de 21 millones de consumidores. Esto de la mano de una mejora de incentivos económicos y financiaciones para los campesinos que traten con la hoja de coca.

Por ello, el ministro Osuna aseguró que si bien la legalización de la cocaína no es una alternativa que se plantee el gobierno, sí debe trabajarse más por apoyar a los campesinos para que avancen en la sustitucion de cultivos.

“Incentivos económicos, sociales y políticos para que desarrollen una actividad lícita de la coca o para que sustituyan estos cultivos por otros”, explicó el ministro.

Asimismo, aseguró Osuna que la hoja de ruta es la implementación de los acuerdos de paz firmados hace 6 años donde hay alternativas a la producción de drogas y sustitución de cultivos, así como acciones legales para frenar el narcotráfico. “Los cultivadores no deben tener una respuesta penal por parte del estado, pero los traficantes sí”, concluyó

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección