“La batalla por la paz” será otra página de la puja Santos-Uribe

  • Santos dice en su libro que la audiencia que tuvieron ambos exmandatarios con el Papa Francisco fue un fracaso, pues no cumplió con el objetivo. FOTO reuters
    Santos dice en su libro que la audiencia que tuvieron ambos exmandatarios con el Papa Francisco fue un fracaso, pues no cumplió con el objetivo. FOTO reuters
  • “La batalla por la paz” será otra página de la puja Santos-Uribe
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 25 de marzo de 2019

La batalla por la paz, título del libro que el expresidente Juan Manuel Santos publicará este martes, también resume lo que ha sido su relación con el exmandatario Álvaro Uribe Vélez, luego de que decidiera gobernar, durante los ocho años de su mandato, con tesis diferentes a las del expresidente antioqueño.

En la víspera, Santos dio una entrevista al diario El País de España, en la que además de contar detalles del libro, también recordó puntos claves en la relación y distanciamiento de Uribe Vélez.

Mencionó que el primer encuentro que tuvieron tras la victoria del No –por 60 mil votos– en el Plebiscito, giró alrededor de Andrés Felipe Arias –condenado a 17 años de prisión por la Corte Suprema de Justicia y quien permanece en una cárcel de EE.UU.– y no por la paz, que era el tema central que los convocaba.

Para Santos fue una sorpresa que le mencionara a “su protegido, condenado por los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros”, agregando que Uribe le dijo que le preocupaba la “persecución” política contra Arias.

Su respuesta, aunque comentó que lo dejó atónito, fue que “mi gobierno no persigue a nadie. Y usted sabe que hay división de poderes”.

Traición, un asunto clave

Santos también señaló que la calificación que le dio la oposición como traidor, cuando anunció que abriría un proceso de paz con las Farc, fue una “buena” estrategia para minar su liderazgo.

Ante esto, en la entrevista, aseguró que “en todos los discursos decían: “Traidor, traidor, traidor”, para lograr ese objetivo político” y recordó que el primero que le advirtió de que lo tildarían de esa manera fue Shlomo Ben-Ami (diplomático israelí), pero agrega que “en el fondo no hubo ninguna, sino todo lo contrario. Estaba siendo consecuente con lo que se había querido hacer desde hace muchísimo tiempo”.

Uribe Vélez acudió a sus redes sociales para referirse a lo dicho por Santos. En Twitter indicó que tal afirmación fue una “mentirita”, porque la primera vez que lo vio tras el Plebiscito “fue en CasaD Nariño, reunión q pedimos” (sic).

Además, agregó que en la base aérea se encontraron después y, aunque no desmintió el asunto de Arias, señaló que “rogué, vanamente, que en lugar de firmar esa tarde con Farc en La Habana se buscara el acuerdo nacional”.

En otra publicación, Uribe Vélez sostuvo que le dijo “canalla” a Santos por el hecho de que, según él, en entrevista radial dijo que le había pedido que nombraran como general de la Policía a su exjefe de seguridad Mauricio Santoyo –cumple condena en Estados Unidos y se espera su extradición a Colombia–, pero “la policía lo negó como debía ser. Nunca pedí eso”.

La audiencia con el Papa Francisco, que se dio el 16 de diciembre de 2016, también hace parte del relato. En este capítulo, Santos destaca que el encuentro fue un “fracaso” y no se consiguió lo que se buscaba, que era, de una u otra manera, minimizar la polarización política en la que estaba envuelto el país por cuenta de los choques entre la oposición del Centro Democrático y el gobierno de Santos.

Al final del capítulo, Santos dice que el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, dijo que a ellos los habían engañado, “pues creían que yo estaba al tanto desde el principio de la idea de realizar aquel encuentro”, por lo que ofreció excusas.

Implicaciones

El analista Luis Trejos, docente de la Universidad del Norte, señaló que “se evidencia que Santos quiere salvar su legado –fin del conflicto armado con las Farc– de los ataques sistemáticos del Centro Democrático que tienen como objetivo anular cualquier política “exitosa” implementada por quien consideran un traidor”.

Por otra parte, agregó Trejos, este pulso está enfocado “en ganar apoyos para unos y restárselos al contrario de cara a las elecciones de octubre”.

Jaime Duarte, docente de gobierno y política de la Universidad Externado, por su parte, indicó que estos choques y discursos, sin duda, seguirán polarizando el país, aunque destacó que “esa polarización viene de ambos lados”.

Contexto de la Noticia

Richard Aguirre Fernández

Periodista nacido en Calarcá. Camino entre Antioquia, Caldas y Quindío.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección