<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El Clan del Golfo y una guerra que corre el riesgo de ser más larga

  • El Clan del Golfo se hace conocer en las regiones como Autodefensas Gaitanistas de Colombia y con ese nombre (Agc) marcan fachadas como en Ituango (foto). FOTO Juan Antonio Sánchez
    El Clan del Golfo se hace conocer en las regiones como Autodefensas Gaitanistas de Colombia y con ese nombre (Agc) marcan fachadas como en Ituango (foto). FOTO Juan Antonio Sánchez
Por ricardo monsalve gaviria | Publicado el 23 de mayo de 2019
50

millones de pesos ofrecieron las autoridades para dar con los asesinos de los policías.

La muerte de los policías Cristóbal Bedoya Hernández y Walter Osorio Doria, adscritos a Seccional de Inteligencia Policial (Sipol) y al Gaula respectivamente, ocurrida el pasado martes, advierte de la difícil situación que se vive con el Clan del Golfo en la región de Urabá y da señales sobre una guerra que, al parecer, aún está lejos de terminar.

Los policiales realizaban labores de inteligencia en el corregimiento El Tres, municipio de Turbo, cuando fueron atacados por hombres armados que al parecer pertenecen a ese grupo armado ilegal.

Aunque contra el Clan del Golfo el Estado mantiene una de las mayores ofensivas hechas en la historia contra una estructura armada ilegal (operación Agamenón), la pregunta que surge es si la misión se está cumpliendo o si se convirtió en algo que se alargó en el tiempo, consume recursos todos los días y no logra dar con su principal objetivo: Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel.

En diálogo con EL COLOMBIANO, uno de los líderes sociales de Urabá, quien solicitud reserva en su nombre por seguridad, afirmó que la percepción entre la comunidad es de un conflicto sin fin, y con una consecuencia que califica de “nefasta”. “Tristemente se está volviendo todo tan cotidiano que ya no le extraña lo que pasa. La gente aprendió a vivir con la violencia”, asegura.

Esta persona añade que el Estado está lejos de un resultado contundente. “Agamenon enfrenta esta guerra en la ruralidad, puede ir contra los cabecillas y supuestos jefes financieros, pero realmente esa pelea no tiene cerca un buen final si solo se concentran en eso. Vemos que agarran o matan a uno y automáticamente hay otros dos puestos”.

Bajo perfil y en expansión

Pasaron 21 meses desde que el país conoció un video de “Otoniel”, principal cabecilla del Clan del Golfo, en el que abría la puerta del diálogo con el gobierno de Juan Manuel Santos, sin embargo, desde entonces no se conoció ningún avance al respecto.

Independiente de una negociación o no, el principal hombre de esa estructura armada ilegal volvió al bajo perfil, mientras que su sus hombres intentan asentarse en otros territorios fuera de Urabá y por eso la guerra ahora se extiende al norte de Chocó, sur de Córdoba y el bajo cauca antioqueño.

Para Kyle Johnson, analista de Colombia del International Crisis Group, “Otoniel” está de bajo perfil porque no se debe sentir seguro después del fracaso en el proceso de sometimiento y también “porque su gente de confianza fue capturada o está muerta”.

Agrega que la capacidad de violencia del Clan del Golfo
siempre va a estar ahí. “Ellos deciden cómo y cuándo usar esa violencia. Yo creo que ahora hay menos presión de las autoridades sobre ellos, sin embargo eso no quiere decir que exista menos capacidad de generar violencia”.

Explica Johnson que lo que se vive en Urabá es una “guerra latente”, mientras que en las otras zonas del país mencionadas, “lo que tiene este grupo ilegal es una guerra abierta con otras estructuras ilícitas”.

Aunque después de la publicación del video de “Otoniel” la Fuerza Pública logró importantes resultados contra la cúpula del Clan del Golfo como la captura de “Nicolás” o las muertes de “el Indio” y “el Cole”, a partir del 8 de diciembre de 2018, cuando ese grupo armado declaró un cese al fuego unilateral por la temporada navideña, no se ha dado a conocer un “gran” golpe a la estructura central o cúpula.

Para Jeremy McDermott, cofundador de InSight Crime, el monitoreo que se hace desde esa fundación afirma que “la presión sobre ‘Otoniel’ ha bajado, y creemos que están recuperando territorio”.

En declaración a los medios de comunicación el pasado 30 de abril, tras uno de los últimos resultados contra esta estructura armada ilegal, en el que murió alias Boca de Pato, cabecilla militar del frente Efrén Vargas Gutiérrez, que delinque en los municipios chocoanos de Acandí y Riosucio, el general Jorge Mora López, comandante de la Fuerza Despliegue Contra Amenazas Transnacionales, indicó que las operaciones militares contra el Clan, son sostenidas y cada vez más intensas.

No obstante, EL COLOMBIANO intentó contactar al general Mora, pero, hasta el cierre de esta edición, no fue posible establecer comunicación con el oficial.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Destrucción de explosivos

Personal de la Séptima División del Ejército ubicó un campamento de una de las subestructuras del Clan del Golfo en zona rural del municipio de Ríosucio, Chocó, donde al parecer se fabricaban diferentes explosivos como minas antipersonal. Durante la operación militar, se encontraron 563 minas que estaban listas para ser instaladas y que fueron destruidas de manera controlada por expertos antiexplosivos. Según el general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División, esos explosivos iban a ser utilizados contra las autoridades y la población civil en esa zona del país.

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección