<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Con estos resultados, si yo fuera alcalde, sería un héroe”: Archila

  • FOTO COLPRENSA
    FOTO COLPRENSA
Colprensa | Publicado el 11 de agosto de 2019

El primer año del mandato del presidente Iván Duque es también el primer año de su gobierno al frente de la implementación del acuerdo de paz con las Farc.

Pese a las duras críticas que su partido, el Centro Democrático, y el propio Duque le hicieron al acuerdo cuando eran oposición, ya en el cargo, el mandatario ha tenido que mostrar a la comunidad internacional que está cumpliendo a cabalidad con lo acordado y que pese a los temores de sus opositores no planea “hacer trizas el acuerdo”.

Emilio Archila, el alto consejero para la estabilización, es quien tiene sobre sus hombros la responsabilidad de que así sea. Afirmó que en este año de Gobierno, la población que está a su cargo (unas 50 mil personas que incluyen a 10.500 desmovilizados y sus familias, una población equivalente al tamaño de Lorica) ya cuenta casi en su totalidad con afiliación al sistema de salud, seguridad social y bancarización.

“Con esos resultados, si yo fuera el alcalde de Lorica, sería héroe”, dice.

Reconoce, sin embargo, que quisiera que todo saliera mucho más rápido y advierte la importancia de sacar adelante los proyectos de desarrollo en las zonas que han sido más afectadas por la violencia. “Es la única manera en que la violencia no se vuelva a reproducir”, agrega.

¿Cuál es el balance que usted hace de la implementación del acuerdo de paz? ¿Qué es en lo que más se ha avanzado y en qué siente que estamos colgados?

“Yo no tengo ninguna duda de que lo que hemos avanzado es fenomenal y lo digo con toda tranquilidad porque en la Consejería lo que hacemos es coordinar cosas. Entonces cuando digo que hemos avanzado fenomenal, no estoy hablando de mi labor, sino en general. Cuando algunos argumentan que no estamos cumpliendo es porque no estamos cumpliendo como ellos quisieran. El presidente ha visitado tres ETCR. La segunda vez que fue, se sentó y les dijo “yo soy su presidente y en la medida en que ustedes se mantengan dentro del proceso, los vamos a acompañar por todo el tiempo que sea necesario”.

En el tema de los excombatientes hay dos riesgos muy grandes: la seguridad, pero también que muchos de ellos vuelvan a delinquir. ¿En esos dos temas cómo va el Gobierno?

“El Presidente lo que me ha dicho es “nosotros vamos a garantizarles la seguridad a los combatientes todo el tiempo, a nosotros no nos va a pasar lo que pasó con la UP”. En cada uno de los 24 ETCR (Espacios Territoriales de Capacitación y Reconciliación), tenemos un batallón completo del Ejército protegiendo a los 3.500 excombatientes que están ahí. En los alrededores tenemos un batallón completo de la Policía, dando la seguridad. En esos lugares hemos tenido cero incidentes. Los otros 8.000 están por todo el país, obvio que es nuestra responsabilidad protegerlos, pero estamos hablando de brindarles seguridad a 8.000 personas que no tienen la obligación de estarnos reportando. Cuando uno mira a esos que están ahí quiénes los han matado, los primeros que los han matado son los ex Farc y después los Caparrapos, el Eln, etc. Uno quisiera que esas cosas no pasen nunca, pero el Estado colombiano está respondiendo.

Eso nos lleva al otro tema, ¿qué hacer con los que puedan estar otra vez delinquiendo?

“Mire, la decisión de volverse uno hampón es una decisión individual. Uno no puede achacarle la decisión de volverse uno hampón a nadie”.

Pero si no funcionan los proyectos productivos, hay más peligro de que un grupo ilegal los tiente para regresar a delinquir...

“Yo he aprobado, hasta el momento, 30 proyectos productivos. Proyectos productivos es un nombre chistoso para decir empresa. Esto es una empresa. Y la forma como estamos aprobando esas empresas es súper robusto. Nosotros firmamos un acuerdo con Innpulsa, entonces cada uno de esos proyectos viene con el mismo estándar de revisión que los proyectos de la Economía Naranja y hemos aprobado 30. Treinta es aprobar una empresa cada 10 días”.

Hay mucha que gente que cuestiona qué tan sostenible son esos proyectos en el tiempo. ¿Qué tan sólidos son todos esos negocios?*

“La razón por la cual vinculamos a Innpulsa es precisamente por esa preocupación. No solamente necesitamos formular los proyectos, sino que necesitamos formular los proyectos con un alto nivel de probabilidad de éxito. Ya garantizar el éxito es algo que no se puede hacer”.

¿Qué dicen los excombatientes?

“En la encuesta que hicimos, más del 75% contestaron que ven su propio futuro con optimismo. Eso está por encima del estándar del país. Estuve en Arauca, en el ETCR que se llama Filipinas. La forma como el líder de Filipinas describió el ETCR fue: “nosotros ya somos un barrio más de Filipinas”. Entonces, si él dice eso, quiere decir que ese señor está en otro cuento. Otro, en Cauca, quería agrandar su proyecto, yo le dije lléveme los papeles a Bogotá. Cuando me mostró el proyecto, de aguacate Hass, me dijo que el objetivo que tiene es que dentro de 30 años esté exportando 100 container mensuales de aguacate. Yo no sé si lo vaya a lograr, pero si usted tiene eso en su mente, es claro que su decisión es seguir trabajando”.

Ustedes han avanzado en la constitución de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), lo cual es muy importante, pero, ¿qué tan cerca estamos de que se traduzcan en obras concretas?

“Lo que necesitamos es que el país entienda que sacar adelante los PDET es una necesidad. Es la única manera en que la violencia no se vuelva a reproducir. Cuando nosotros llegamos, lo que había era el diseño de los PDET y dos cerrados. Los PDET no son una planeación, son la identificación de unas necesidades. La gente dijo qué era lo que quería, como quería ver su territorio. Necesitábamos convertir eso en una planeación. Entonces, en el Plan Nacional de Desarrollo, introdujimos el concepto de Hoja de Ruta. Eso es como hacer el POT, pero no para Bogotá, sino para todas estas zonas”.

Con todas estas cifras que usted nos cuenta, ¿por qué la ONU dice que está preocupada?*

“Si ustedes miran los reportes de la ONU, normalmente lo que hacen es que dicen: ‘reconocemos que el gobierno ha hecho esto, pero nos gustaría que fuera más rápido’. Yo creo que cuando dicen nos gustaría que fuera más rápido, es porque ellos, lo mismo que el país, no han entendido la magnitud de lo que estamos hablando. Lo que sucede es que cuando uno es el gobierno, siempre quisiera que todo le saliera mucho más rápido”.

Es cierto que el acuerdo de paz no dice que no se pueda fumigar con glifosato, pero los críticos dicen que el problema es que por fumigar se va a abandonar la política de sustitución voluntaria. ¿Qué responde a eso?

“Nosotros no estamos dejando de lado la sustitución voluntaria, pero es necesario utilizar todos los instrumentos. No hay ningún silver bullet, como lo ha descrito el presidente. El reporte de UNODC dice que hay unos sitios en donde hay cultivos industrializados. Esto ya no son pequeños campesinos vulnerables, son campos industrializados de los hampones cultivando su materia prima para la coca, luego el enfoque para atacar a esos señores es completamente distinto al que hay que utilizar para los otros. Entonces, no es entre uno y otro. Ahora, lo que sí es importante entender es que a nosotros el programa del PNIS nos lo entregaron hecho un desastre. No medio mal, hecho un desastre. A nosotros nos entregaron 100.000 familias dentro de ese programa, sin la plata para pagarles, sin la plata para contratar las asistencias técnicas, sin los contratos para poder llegar. Entonces hemos tenido que ir a dar la cara y decirles vamos a cumplir y a ser muy responsables”.

Desde la opinión pública, la sensación es que las prioridades en este gobierno son distintas, que el glifosato está primero y que la sustitución se hace “de a poquitos”. ¿No es así?*

“Las personas que dicen eso, tendrán sus razones, pero no están mirando el volumen de recursos que estamos invirtiendo en el Programa de Sustitución y lo importante que es el Programa de Sustitución. No ha habido una disminución de los recursos para sustitución, lo que ha habido es un incremento muy sustancial de los recursos y no ha habido ninguna afectación en el ritmo en el que nosotros estamos atendiendo a las familias”.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección