<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

San Andrés, ahora, bajo el mando de un militar activo

  • El contralmirante Herrera (derecha), hoy gobernador, llegó a San Andrés en enero de este año, como comandante del Cesyp. Dice que su prioridad es el contacto con la comunidad. FOTO cortesía
    El contralmirante Herrera (derecha), hoy gobernador, llegó a San Andrés en enero de este año, como comandante del Cesyp. Dice que su prioridad es el contacto con la comunidad. FOTO cortesía
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 22 de octubre de 2018
en definitiva

Más allá del rechazo que genera su desginación como gobernador, el militar se comprometió a luchar por los derechos de los isleños, en temas como salud y microtráfico, que los aquejan.

A San Andrés, más allá de la belleza de su mar de siete colores y ser el foco turístico del país, la embargan problemas que pasan desde crisis en la salud, microtráfico y, el más reciente, los escándalos de corrupción alrededor de sus gobernantes.

Por ahora y aún sin condena, la exgobernadora Aury Guerrero, y el actual gobernador, Ronald Housni Jaller, están tras las rejas por, presuntamente, participar de un entramado de corrupción en el que se otorgaron, según la Fiscalía, coimas por hasta $11 mil millones a contratistas que los apoyaron en sus caminos para llegar a la Gobernación.

Sin duda, no es el mejor momento de la isla, y tampoco es lo que soñó el antioqueño Simón González, quien, como lo recuerda la líder social Emerita Becerra, fue quien “puso a las islas ante el turismo internacional” y se la jugó por la cultura como potencial.

Ahora, la isla encara una nueva etapa, bajo un gobierno a cargo de un militar, luego de que el presidente Iván Duque, bajo el Decreto 1962 del 19 de octubre, designó al contralmirante Juan Herrera, jefe del Comando Específico de San Andrés y Providencia (Cesyp), como gobernador encargado.

Aunque reconoce que su nombramiento es polémico, Herrera, en diálogo con EL COLOMBIANO, asegura que su labor de servidor público estará enfocada en garantizar los derechos de los isleños y velar por su seguridad, tras calificar como “honrosa” su designación en el cargo.

¿Cuál es ese reto, teniendo en cuenta dificultades en sectores como salud, narcotráfico, microtráfico y gobernabilidad?

“Hay un trabajo que se ha hecho y en el que se ha venido adelantando con el Gobierno Nacional, sobre todo para enrutar el hospital. Debemos revisar el tema contractual de la isla para buscar que en este par de meses logremos un enrutamiento administrativo y que los proyectos que están andando puedan avanzar, naturalmente haremos lo propio en temas de seguridad”.

La salud es lo que más les preocupa en la isla,
¿cuál es su compromiso?

“Desde el 8 de agosto se generó un plan de 15 semanas, que revisaremos de acuerdo con el cronograma fijado. Espero que en dos días tengamos revisado el plan y, así, poder definir qué se debe hacer para tener un nuevo modelo integral en estas semanas”.

Usted conoce el problema del microtráfico en la isla, que se ha convertido en un sitio de tránsito para pequeñas embarcaciones y que, también, se ha quedado como un fenómeno propio de la isla, ¿cómo lo enfrentará?

“Venimos haciendo un trabajo interinstitucional con las Fuerzas Militares y los resultados nos muestran que nos hemos fortalecido para mitigar los impactos dentro de la isla, naturalmente con el acompañamiento de la Fiscalía”.

Que usted sea un militar activo genera polémica y hay quienes no están tranquilos, ¿qué les dice?

“Este será un cargo transitorio, porque el Partido Liberal y su coalición con La U deben presentar una terna para que el presidente decida. Más allá del debate, para mí lo claro es que la responsabilidad como administrador público es lo que prima, vamos a revisar el marco legal, normativo y constitucional y hacer que todo se cumpla con apego a la ley. Me separo totalmente de la polémica, porque es claro que mi condición de militar es una, pero la de servidor público la pongo al servicio de esta transición que el Gobierno Nacional nos ha encomendado a las Fuerzas Militares”.

Soberanía y litigio con
Nicaragua, desde lo militar
y político, ¿cómo seguirá este proceso?

“Hemos venido capacitando a un grupo interdisciplinario que es acompañado por Cancillería. Aquí podemos decir que entender la problemática y la situación con Nicaragua, nos permite tener elementos para buscar soluciones que, finalmente, lo que se busca es tener una mejor comunicación con Nicaragua, para los isleños y para los países de la región”.

Corrupción y ese fenómeno es lo que tiene a la isla preocupada, que la deja con problemas de gobernabilidad...

“Necesitamos el acompañamiento de los órganos de control e investigación. En la medida en que tengamos ese acompañamiento, podremos establecer cuáles son los aspectos que tienen dificultades por ese fenómeno de corrupción, pero también nos permitirá tener una ruta de las prioridades que existan, sobre todo en temas contractuales. Voy a cumplir y aplicar, con toda determinación, el marco legal vigente”.

Asumió en enero el comando Específico, ¿qué ha hablado con las comunidades, cuáles son sus mayores preocupaciones?

“Hemos hecho un trabajo con las Fuerzas Militares y la Armada, porque, además de pensar en lo operacional, estamos concentrados en el apoyo y cooperación con los isleños, en casos como la salud, el mejoramiento de casas con la Fundación Mil Colores. Como gobernador podemos potencializar este trabajo”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis ¿Se vulnera la Constitución?

El Artículo 219 de la Constitución Política dice, claramente, que “la Fuerza Pública no es deliberante; no podrá reunirse sino por orden de autoridad legítima, ni dirigir peticiones, excepto sobre asuntos que se relacionen con el servicio y la moralidad del respectivo cuerpo y con arreglo a la ley. Los miembros de la Fuerza Pública no podrán ejercer la función del sufragio mientras permanezcan en servicio”. Para el constitucionalista José Gregorio Hernández, la designación no constituye ninguna vulneración a la constitución, pues “no está actuando de manera deliberante y estará cumpliendo un encargo transitorio”.

OPINIóN El presidente envía un muy mal mensaje

EVERTH HAWKINS SJOGREEN
Líder raizal de San Andrés
“El nombramiento del contralmirante no gustó, porque el mensaje que el presidente Duque envía es que en la isla no hay nadie con la capacidad para sumir las riendas, política y administrativamente, de San Andrés. No es nada personal contra él, pero es un muy mal mensaje el que queda en la isla con su designación. Si se mira, hasta en el mismo gabinete del gobernador que está detenido, se podría encontrar un funcionario con las capacidades para asumir, aunque uno entiende que, quizás, se piense que como son del gabinete del gobernador suspendido, puede existir desconfianza”.
Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección