<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Santoyo y Pinilla, de cárcel de EE. UU. a cárcel del país

  • El general (r) Mauricio Santoyo (izquierda) deberá responder por el delito de desaparición forzada, mientras que Leonardo Pinilla es acusado del delito de concusión. FOTO Cortesía Migración Colombia
    El general (r) Mauricio Santoyo (izquierda) deberá responder por el delito de desaparición forzada, mientras que Leonardo Pinilla es acusado del delito de concusión. FOTO Cortesía Migración Colombia
Por Ricardo Monsalve Gaviria | Publicado el 30 de abril de 2019
en definitiva

El general (r) Mauricio Santoyo y el abogado Leonardo Pinilla llegaron deportados de EE.UU. tras cumplir diferentes sentencias. Ahora deberán responder ante la justicia local por otros delitos.

En un vuelo tipo chárter llegaron a Bogotá cerca de 100 ciudadanos colombianos quienes fueron deportados de Estados Unidos por diferentes razones. Entre esas personas se encontraban el general (r) de la Policía, Mauricio Santoyo, quien fue condenado a 13 años de prisión por ayudar a grupos de autodefensas y el abogado Leonardo Pinilla, quien cumplió sentencia de dos años por el delito de lavado de activos.

Sin embargo, estas dos personas una vez tocaron suelo colombiano fueron capturadas por otros requerimientos que tienen pendientes con la justicia nacional.

Caso general (r) Santoyo

Este oficial (r) de la Policía Nacional, quien fue director del Gaula en Medellín, del Cuerpo Élite Antiterrorista y también de la seguridad del Palacio de Nariño durante la presidencia de Álvaro Uribe, fue extraditado a Estados Unidos en 2012 y condenado a 13 años de cárcel por “conspiración para proveer de recursos y material a las Autodefensas Unidas de Colombia”, pero tras varios acuerdos con esa justicia, solo pago siete años de cárcel.

Tras su llegada al país, la Fiscalía General de la Nación afirmó que Santoyo fue detenido por su presunta participación en la desaparición de dos defensores de derechos humanos en la ciudad de Medellín, en hechos ocurridos en el año 2000.

Según la información suministrada por el ente investigador, las víctimas fueron Claudia Patricia Monsalve Pulgarín y Ángel José Quintero Mesa, integrantes de la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos (Asfaddes), de quienes se desconoce su paradero desde el 6 de octubre del año 2000, cuando se les vio por última vez en el sector de La Playa, centro de la capital antioqueña.

“Exintegrantes de grupos de autodefensa postulados a la Ley de Justicia y Paz se atribuyeron estos hechos y revelaron que habrían actuado en complicidad con integrantes del entonces Gaula Rural de la Policía”, informó la Fiscalía.

Aclaró esa institución que el general (r) deberá ser judicializado por el antiguo Código de Procedimiento Penal o Ley 600, “por lo que deberá permanecer recluido en un centro carcelario mientras avanzan las investigaciones en su contra como presunto autor del delito de concierto para delinquir agravado y coautor de desaparición forzada de personas agravada”.

Pinilla: el cartel de la Toga

Considerado una de las piezas fundamentales en uno de los peores casos de corrupción en la justicia colombiana (Cartel de la Toga), el abogado Leonardo Pinilla Gómez, quien tenía una condena de dos años de prisión por lavado de activos en Estados Unidos, solo estuvo unos meses preso en ese país porque la justicia estadounidense le conmutó el tiempo que llevaba privado de la libertad en Colombia.

“Porcino”, como también es conocido el abogado, es considerado la sombra del exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, con quien habría recibido una coima de 100 millones de pesos del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, para beneficiarlo en las investigaciones que la Fiscalía llevaba en su contra por hechos de corrupción.

Precisamente por ese hecho, el ente investigador hizo efectiva una orden de captura contra él tras su deportación y ahora deberá responder por el delito de concusión. “Por estos hechos, el abogado ya había sido imputado y, en su momento, no aceptó los cargos”, explicó la Fiscalía.

¿Por qué son importantes?

Para Martha Soto, del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, la captura en Colombia de Santoyo es de suma importancia “porque puede resolver varios casos de desaparición forzada en Medellín y es un asomo de justicia por las víctimas”.

Mientras que Adriana Quintero, hija de Ángel José, una de las dos personas desaparecidas por las que fue detenido el general en retiro, afirmó que “recibimos con esperanza la captura, confiamos que por fin la justicia cumpla con su deber y conocer lo que pasó con mi padre. Quien antes de su desaparición estuvo en la sede del Gaula que era comandado por el general”.

Por su parte, en el caso de Pinilla, el senador Jorge Robledo cree que fue un craso error entregarle a la justicia de EE. UU. a la ficha clave para el caso del “Cartel de la Toga”, por lo que cree que la verdad sobre ese caso de corrupción, será más difícil de conocer.

“Fue suspender todo lo que se había podido avanzar. Es increíble que acá prime satisfacer a la justicia de otro país y no darle prioridad a los delitos tan graves que se han cometido acá”, señaló Robledo.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS También llegó un narcotraficante

En el mismo avión de Santoyo y Pinilla llegó Juan Carlos Ramírez Taborda, un reconocido narco que en el bajo mundo tenía la chapa de “Manicomio”. Esta persona, quien inició su carrera en la ilegalidad como piloto de confianza de Daniel Barrera, alias “El Loco Barrera”, llevaba 9 años en Estados Unidos detenido por narcotráfico. A diferencia de Santoyo y Pinilla, esta persona no fue notificada de una orden de captura en su contra tras su llegada al aeropuerto El Dorado.

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección