<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ellos alumbran con música sus sombras

  • Juan Hernández y Laura Perilla se han presentado en Estéreo Picnic, Altavoz y Hermoso Ruido. FOTO cortesía André Piaf
    Juan Hernández y Laura Perilla se han presentado en Estéreo Picnic, Altavoz y Hermoso Ruido. FOTO cortesía André Piaf
Por Valeria Murcia Valdés | Publicado el 24 de mayo de 2019

Laura y Juan han logrado poner en palabras eso que a veces es tan difícil de contar, de describir, de entender. Pero las letras que acompañan los acordes de la guitarra y los golpes de la batería son un testimonio de que han sobrevivido a las más duras pruebas con las que les ha apuntado la depresión.

No es algo que permanentemente esté superado, es un reto que están desafiando todo el tiempo, que puede activarse como una bomba en cualquier instante. La depresión y la tristeza son dos cosas diferentes y este dúo anda combatiéndolas con canciones. De hecho, estarán este viernes en la noche tocando algunas de ellas en La Pascasia junto a Lolabúm, El Otro Grupo y Corriendo, de Medellín.

Lo que cuenta Vicente

Juan había pasado por eso antes, un proceso difícil en los que escribió los temas de Chavela, el primer álbum del grupo, y esta vez, con Vicente, su segunda producción, sucedió algo similar.

Los títulos de ambos discos son los nombres de dos de sus mascotas: Chavela y Vicente, dos perros que fallecieron. Esos episodios los dejaron con una tristeza profunda. Los animales han sido importantes en su vida, aunque las letras de las canciones no hablen explícitamente sobre ellos. Son un motivo y un vehículo para expresar.

El gran propósito que engloba el álbum realmente es “hacernos entender un poco o hacerme entender mejor”, reflexiona Juan. Todas las situaciones que navegan entre los temas están relacionadas a la depresión, al duelo, a la muerte. “Está encerrado en la locura, la soledad y la tristeza”, cuenta.

Ellos describen que cada tema es una historia que le va dando forma al disco. Es una compilación de fotogramas de una película. Es una trama hecha de momentos, la mayoría difíciles, que ocurrieron durante la consecución del disco: entre el momento en el que Vicente murió y cuando grabaron en el estudio. Las canciones son maneras de expresar cómo se sienten, de tratar de darle luz a esa oscuridad por medio de los sonidos.

No son los únicos

Quizá este disco es un poco más amable que el anterior. No en cuanto a sus temas, que son los mismos, simplemente en la manera en como salen para que los demás los escuchen y los interpreten.

“Queríamos componer canciones que permitieran a la gente entender más fácilmente los problemas, pasamos por crisis o situaciones difíciles, pero tuve un tiempo de procesamiento de toda esa lírica para hacerla más visible para el que la escucha y también para que la gente se pudiera identificar má.s”

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección