<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

New York Polyphony, el grupo que canta misas con textos de Charles Darwin

  • Los integrantes de la New York Polyphony durante una de sus presentaciones en el festival. FOTO Cortesía Tico Angulo
    Los integrantes de la New York Polyphony durante una de sus presentaciones en el festival. FOTO Cortesía Tico Angulo
Por Valeria Murcia Valdés (*) | Publicado el 12 de enero de 2019
en definitiva

No se puede clasificar a New York Polyphony exclusivamente como un grupo de canto gregoriano. Sus cuatro integrantes están en constante búsqueda por encontrar repertorio novedoso.

Con la imponente Iglesia de San Pedro como escenario y sin un techo que retuviera sus voces, Geoffrey Williams (contratenor), Steven Caldicott Wilson (tenor), Christopher Dylan Herbert (barítono) y Craig Phillips (bajo) se unieron a cantar.

Juntos son la New York Polyphony y no acostumbran hacer conciertos en grandes espacios abiertos. Sus cuatro voces suelen jugar con la acústica de los lugares en los que se presentan.

De todas formas aceptaron la invitación y resultaron engalanando la noche durante el Contrapunto No. 3, uno de los conciertos en los que participaron en el Cartagena Festival Internacional de Música.

Aunque se enfocan en el canto gregoriano, no son particularmente religiosos. Cada uno tiene su propia perspectiva de Dios y la religión, que tan frecuentemente son temas complejos de definir, pero aclaran que como grupo simplemente interpretan esas canciones, u otras, con rigurosidad pero sin veneración.

“No queremos ser evangelistas, solo tratamos la música como música”, cuenta Christopher Herbert, el altísimo barítono del grupo.

Desde 2006 han buscado desenterrar tesoros del barroco y el Renacimiento para darles vida usando únicamente sus cuatro voces. Interpretan cantos religiosos en buena medida porque parte inmensa del repertorio diseñado para sus tesituras en conjunto se escribió en esas épocas.

En Cartagena interpretaron repertorio diverso, desde la tradicional canción irlandesa Danny Boy, hasta La Nuit Froid et Sombre de Orlando Di Lasso, compositor del siglo XVI, y también Von deinen Thron, BWV 668 de Johann Sebastian Bach, compositor central de esta edición del festival.

“Lo que tratamos de hacer es tomar esta música antigua y volverla relevante en un concierto hoy en día. No queremos permitir que una obra sea únicamente académica o que se deje en un estandarte dentro de un libro”, cuenta Geoffrey Williams, el que canta más agudo de todos ellos, el contratenor.

Pero además de interpretar música escrita hace 500 años, New York Polyphony ha querido buscar ideas novedosas de la mano de compositores vivos, contemporáneos.

“Si el compositor puede tomar las ideas melódicas o un texto viejo que pueda hablarnos directamente, eso es lo que tratamos de buscar”, añade Williams. “No buscamos compositores que particularmente escriban en un estilo moderno, queremos compositores neo-medievales y neo-renacentistas, que intenten cerrar esa brecha entre música antigua y los sonidos de hoy”.

“Pero es increíble difuminar las líneas de lo nuevo y lo viejo, lo hacemos muy a menudo”, dice Craig Phillips, el bajo. “Cantamos un montón de música desconocida así sea de hace años. Es divertido tener personas que después de una presentación no saben cuándo se acabó la música más antigua y cuando comenzó la más nueva”.

Por eso andan buscando comisionar obras para sus presentaciones y grabaciones con frecuencia. De hecho, dos de sus producciones discográficas les merecieron nominaciones a los premios Grammy.

Estrenarán la obra The Better Good de Gregory Spears en febrero, un trabajo basado en algunas de las composiciones más tempranas que se hicieron en Pennsylvania, Estados Unidos.

Recrear a Darwin con voces

Pero otra de sus más recientes colaboraciones fue con el compositor Gregory Brown, amigo de Phillips, a quien describen como “un tipo fascinante”, no solo por crear piezas musicales, también por ser matemático y científico.

Su apellido, Brown, se ha dado a conocer a nivel global por su hermano: Dan Brown, el escritor responsable del Código Da Vinci. Pero fue Gregory quien tuvo la idea de transformar una misa tradicional y decidió hacerlo con la New York Polyphony, grupo con experiencia amplia en ese campo.

“Él tomó los textos de Darwin y con la colaboración de Craig (Phillips) trabajó con nosotros en los ensayos para crear este programa que incluye las partes de una misa normal, como el Kyrie y el Gloria, pero en vez de usar los textos religiosos normales, se usaron escritos de Charles Darwin para reemplazarlos”, relata Steven Caldicott.

El resultado fue Missa Charles Darwin (que se encuentra en plataformas de streaming para el que quiera escucharla), una experiencia que les permitió entender mejor cómo puede combinarse la ciencia con la música.

“Craig creó una pieza maravillosa que es musicalmente hermosa, pero también matemáticamente y funcionalmente interesante. Tomó una secuencia de ADN como la base de un canto y hay momentos en la pieza en los que la obra se vuelca en sí misma y se refleja de dos maneras como un espejo, es como si estuvieras presenciando una obra de M.C. Escher”, cuenta.

Esa obra la estrenaron mundialmente en el Dinosaur Hall del Museo de Historia Natural de Berlín, debajo del esqueleto de un enorme dinosaurio.

Dan Brown ha afirmado que estos cantos creados por su hermano le sirvieron de inspiración para crear su libro Origen, el quinto en la serie de su reconocido personaje Robert Langdon.

Así, estos cuatro artistas, con sus voces diferenciales interpretan muchas obras creadas para Dios, pero también se fascinan por cantarle a la ciencia. Para ellos es simple porque ambas pueden coexistir y porque más allá de las letras, también está el respeto hacia eso llamado música.

*Por invitación del Cartagena Festival Internacional de Música.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES Han sido nominados a los Grammy

• Dentro de la discografía del grupo, dos producciones musicales han sido nominadas al Grammy. Estas son Times go by Turns (2012) y Sing thee Nowell (2014), un disco dedicado exclusivamente a canciones navideñas.

• Al grupo le gusta colaborar con compositores contemporáneos, entre algunos de sus colaboradores cercanos están Andrew Smith, Ivan Moody, Richard Rodney Bennett y Gabriel Jackson.

• Empezó en 2006 y desde entonces su talento lo ha llevado a escenarios como The Royal Concertgebouw en Amsterdam y el Wigmore Hall de Londres.

Valeria Murcia Valdés

Periodista que entiende mejor el mundo gracias a la música, que atrapa cada momento que puede a través de su lente fotográfico y a la que le fascina contar historias usando su voz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección