HISTÓRICO
Colombia verá a Ernesto Calzadilla en La Hipocondriaca
Colprensa

Hace 15 años Ernesto Calzadilla era el Mister Venezuela, el primer gran paso para convertirse en uno de los actores preferidos en su país natal, Venezuela, y en los últimos años en Colombia.

Llegó al país hace algunos años para protagonizar la telenovela Amor en custodia, y el idilio con el público colombiano fue inmediato, pues esta producción ocupó los primeros lugares de teleaudiencia, por lo que las ofertas para que el venezolano se quedara, no se hicieron esperar.

Presentador de las dos temporadas del concurso musical Yo me llamo, además de protagonizar Las Santísimas, producción que RCN aún no estrena, ratificaron que a Ernesto Calzadilla las colombianas lo quieren mucho.

Ahora, desde el próximo 2 de abril, los televidentes lo verán en La Hipocondriaca como Alejandro Pulido, médico especializado en neuropsiquiatría, malgeniado y bastante atractivo. Junto con su hermano han continuado con el legado de la clínica Pulido Saín que ha permanecido durante varias generaciones a su familia.

De estreno
Por fin La Hipocondriaca al aire…
Feliz que se estrene. Empezamos con los ensayos de esta telenovela a mediados del mes de septiembre, con lo cual cerramos un 2012 maravilloso y empezamos el 2013 mucho mejor, así que no hay mucho más que pedir.

¿Qué verán los televidentes en La Hipocondriaca?
Esta es una historia de amor y humor, combinación que me encanta, y que además cuenta con la producción de Caracol y Sony para Colombia y América Latina, así que los ingredientes están dados para que la gente la disfrute y pase un rato divertido con nosotros de lunes a viernes.

Una historia de Ana María Parra y muy bien dirigida por Juan Camilo Pinzón, quien maneja muy bien el código de comedia, con un elenco impresionante de actores de larga experiencia y talento, además con muy buena onda, lo que creo que es parte del secreto del éxito que puede llegar a tener, la chispa en cada una de las escenas.

El objetivo es que los colombianos se vayan con una sonrisa a la cama, porque es así como la gente puede tener dulces sueños.

¿Qué lo sedujo de este proyecto?
Realmente quería ser La Hipocondriaca, pero me dijeron que sería Stephanie Cayo, entonces me tocó quedarme con el papel del doctor (risas).

Realmente me sedujo la historia y Alejandro Pulido, que es un neuro-psiquiatra, casi trastornado por su afán de descubrir la cura para la esclerosis múltiple, siendo una especie de genio y esa es su vida, pero realmente descubre, o empieza a descubrir la felicidad a través del papel de Macarena González (Sthepanie), el amor, siendo personajes opuestos terminan atrayéndose.

Hacer de un hombre brillante pero atormentado, que está obsesionado con buscar la cura y por eso casi ni duerme, era interesante de hacer, además del hecho de hacer comedia siempre es un placer.

¿Había hecho comedia?
Había hecho comedia en el teatro y aquí en Colombia, junto a Jorge Cao, Ruddy Rodríguez y Marcelo Dosantos, y me había encantado, y ahora hacerlo en televisión es una nueva experiencia que siempre enriquece.

¿Difícil hacer comedia?
Es bastante serio y complicado y lo hace aún más bonito, que es la disposición del equipo de producción y actoral de siempre lograr hacer chispa en cada una de las escenas que es lo que requiere la comedia.

¿Cómo describe a Alejandro Pulido?
Todos los personajes son un gran compromiso y yo soy muy mañoso y estricto conmigo. Había vivido de cerca un caso de cuadriplejía, que es un tema neurológico complicado, y cuando me invitaron a este proyecto, empecé a tener entrevista con este tipo de especialistas e incluso me realicé todo tipo de exámenes en este campo, para vivir y sentirlo.

Entre el teatro y la televisión
¿Qué diferencia hay entre la comedia en televisión y teatro?
La diferencia es la adrenalina y estar en la cuerda floja. Son códigos distintos, pero en la televisión tienes la posibilidad de la segunda toma, pero en el teatro no. Aunque la verdad es que me gusta hacer las escenas sólo una vez para que no se caiga la espontaneidad que es clave en la comedia.

¿Difícil combinar esas dos actividades?
Me excita mucho e hice la obra de teatro junto a 'Las Santísimas', una producción de Teleset para RCN que aún no está al aire. Pero cuando terminé de hacer la temporada de teatro, no podía dormir, me hacía falta.

Por eso me encanta la presentación y más cuando es directo, porque es como en la vida misma, siempre estás a la primera y eso es lo emocionante.