<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Con la Otan se afianzaría plan de paz
Por CLARA ISABEL VÉLEZ RINCÓN | Publicado el 04 de junio de 2013
Colombia no puede privarse de hacer presencia en los espacios internacionales de decisión y mucho menos consultar a países vecinos decisiones internas. En ese punto coinciden analistas y congresistas a propósito de la reacción de Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua frente a la intención del Gobierno Nacional de buscar convenios de cooperación con la Otan.

Y es que según Ricardo Abello, profesor de la facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, en un mundo globalizado las transferencias de conocimiento e información en diferentes temas son necesarias y Colombia no puede abstraerse de ellas.

Lo que llama la atención de la senadora Alexandra Moreno Piraquive, miembro de la Comisión II (que trata asuntos internacionales) y del profesor Abello, es el hecho de que desde el Gobierno de Hugo Chávez, Venezuela tiene acuerdos con Irán y con Rusia que incluyen armamento militar sin que Colombia haya emitido algún cuestionamiento.

De ahí que Abello no duda en que detrás de las críticas del presidente venezolano Nicolás Maduro está la táctica que se vio en épocas de Chávez en las que para opacar problemáticas internas se acudía a cuestionar a Colombia. "El Gobierno no se puede dejar tentar y responder a estos ataques como en otras épocas. Por ese tipo de enfrentamientos fue que se perdieron las relaciones con Venezuela, que es el segundo socio comercial del país".

Sin embargo, la presidenta del Polo Democrático, Clara López, advirtió que la decisión de Santos podría afectar la relación de Colombia con los demás miembros de la Unasur, "máxime cuando se tiene conocimiento de que en el conflicto que mantiene Argentina con Gran Bretaña por las islas Malvinas, está la presencia nuclear de este país en una base militar de la Otan en Latinoamérica, lo cual no ha sido desmentido por Londres".

Pensando en el posconflicto
En medio de las críticas del vecindario, los colombianos podrían preguntarse qué beneficio trae al país buscar convenios con la Otan.

La respuesta es sencilla y tiene que ver con el afán de "exportar" el conocimiento acumulado de las Fuerzas Militares y la Policía, que el presidente Juan Manuel Santos expresó desde que inició su mandato.

Esto se haría más urgente cuando se piensa en un eventual acuerdo con la guerrilla de las Farc, pues ya se ha hablado de qué va a pasar con las Fuerzas Militares y la Policía en la época del posconflicto puesto que, en teoría, no se necesitaría un número de efectivos tan grande.

Ayer el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón recordó que el país ha brindado asesoría a 45 gobiernos en temas como lucha contra el narcotráfico y el terrorismo y el crimen trasnacional y agregó que existe la necesidad de experiencias internacionales en asuntos como misiones humanitarias, misiones de paz, derechos humanos, justicia militar, entre otros temas.

Según el experto en seguridad John Marulanda, la figura de cooperación con la Otan no es nueva ya que en virtud a ese tipo de convenios fue que militares colombianos estuvieron en Kosovo durante la guerra de los Balcanes.

Pero, ¿cómo se concreta esa participación? El coronel (r) del Ejército argentino, Juan Francisco Baleirón, indicó que cuando un país no miembro participa en una misión de la Otan se hace a país de un país patrocinador. "En el caso nuestro cuando estuvimos en Kosovo se hizo con el aval de Italia. Ese país garantiza que las tropas invitadas cumplan con las normas de la Otan"

Esta alternativa de cooperación cuenta con el respaldo del presidente del Congreso Roy Barreras, quien le dijo a Colprensa que hay hipersensibilidad frente al tema de la Otan y advirtió que hace bien el Gobierno "en preparar nuestras fuerzas para el posconflicto y adelantar todos los mecanismos de cooperación internacional, asesoría, capacitación e intercambio de información, para seguir fortaleciéndolas".