<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Decorar con un look industrial
Patricia Merizalde | Publicado el 27 de enero de 2012
¿En qué consiste la inspiración industrial, a qué colores, diseños y texturas responde? ¿Cómo lograr un ambiente bajo esta tendencia?

Este estilo ingresó en el diseño interior desde los años 40 y 50 y consiste en dar a los ambientes un aspecto de industria, tanto en la estructura como en los fondos y la ambientación.

Los materiales más comunes que se utilizan en este concepto son igualmente de tipo industrial y hasta cierto punto fríos, tales como el hierro, el acero, el cemento, pero se pueden enlazar con otros cálidos y atemporales, como la madera y el ladrillo a la vista. Las paredes pueden ir en su estado natural o con acabados y pinturas rústicas, que den aspecto de envejecido.

Uno de los elementos que identifica este estilo es que tanto las vigas como las tuberías conductoras de aire acondicionado y luz están expuestas, en ocasiones en su material natural y en otros casos pintadas de negro o plata.

Los pisos generalmente van en cemento esmaltado pulido en su color natural, gris, negro o blanco, mediante la adición de un color mineral. Estos mismos colores son los que se manejan en la decoración.

La cocina es uno de los espacios que más puede reflejar este estilo y deberá tener la mayor cantidad de acero inoxidable, a fin de que refleje ese look industrial.

En cuanto a la ambientación del espacio, es adecuado contar con muebles antiguos e incluso, tipo vintage, reciclados o remodelados, que se complementen con tejidos de diseños y texturas que dan el toque de contaste con los materiales existentes en el ambiente.

Es un estilo muy actual, propio para personas jóvenes en cuyo caso es utilizado en arquitecturas contemporáneas y abiertas, pues está asociado con los espacios tipo loft.