<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
El fantasma de los 2.000 ronda pasillos del Congreso
  • Óscar Darío Pérez, senador de Alas Equipo Colombia.
    Óscar Darío Pérez, senador de Alas Equipo Colombia.
  • Rubén Darío Quintero, senador Cambio Radical.
    Rubén Darío Quintero, senador Cambio Radical.

  • Legisladores antioqueños, a la expectativa por debate de Petro.
Por
Isolda María Vélez H.

Expectativa y tensión. Esas son las dos palabras en las que coinciden los congresistas antioqueños cuando se refieren al debate que realizará el próximo martes el senador Gustavo Petro y en el que revelará una lista con 2.000 nombres que, según lo anunció, estuvieron vinculados con los grupos paramilitares en Antioquia, entre 1995 y 1997.

Expectativa porque "no sabemos que dirá" y tensión porque en todo caso, las miradas están puestas en ellos y en sus actuaciones "y con esta andanada contra los uribistas, cualquier cosa que se diga es una lesión contra la honra", según lo expresaron los senadores Óscar Darío Pérez y Rubén Darío Quintero, respectivamente.

En el debate que Petro adelantará el próximo martes revelará una lista en la que figurarían, además de los políticos, militares, empresarios, ganaderos y hasta religiosos.

Petro soportará su listado con documentos que comprometerían la participación en algunos casos, y la aceptación de la acción de los paramilitares, en otros, en distintos ámbitos de la sociedad antioqueña.

El ministro del Interior, Carlos Holguín, ya envió un cuestionario respondiendo las inquietudes de Petro (ver recuadro), pero éste fue descalificado por el congresista al señalar que esas respuestas son "arrogantes".

De 10 a 2.000
La semana pasada, el senador del Polo Democrático anunció que revelaría una lista con 10 congresistas antioqueños que hicieron pactos con los grupos de autodefensa.

Esa diferencia en las cifras es la que sorprende a los legisladores antioqueños, pues lo ven como una falta de seriedad.

"Dice que va a denunciar 2.000 personas, mejor dicho ante sus ojos, Antioquia toda es una vergüenza, la causante de todos los males. Qué podríamos decir ante semejante atrevimiento", dice el senador Óscar Darío Pérez.

En la Cámara, el representante Óscar Arboleda le restó importancia a la cifra y dijo que se trata de analizar el fenómeno.

"No me extraña que haya mil o 2 mil personas implicadas. Los paramilitares derrotaron al Estado y a las guerrillas y eso hizo que hubiera cierta complacencia con las comunidades, (?) no se puede pretender que haya responsabilidades individuales sino que aquí debe haber una responsabilidad global del Estado por no preservar la honra bienes y creencias de los ciudadanos".

En los pasillos del Congreso, muchos legisladores tratan de establecer si sus nombres están en la lista o no de los 2.000.

Gobierno, con respuestas escuetas
Con explicaciones de no más de cuatro renglones, que Gustavo Petro consideró como "arrogantes", el Ministro del Interior radicó ante el Senado la respuesta del Gobierno al cuestionario enviado por el Polo Democrático, en el marco del debate sobre la parapolítica en Antioquia, que se realizará el 17 de abril.

A grosso modo, los argumentos de Carlos Holguín Sardi se centran en defender la constitucionalidad de las acciones del presidente Uribe cuando era gobernador de Antioquia con respecto al combate de la delincuencia. Frente al apoyo de las cooperativas Convivir, el Gobierno sostiene que su desarrollo tuvo asiento en una política nacional de seguridad. Cuando Petro pregunta que si Uribe se equivocó al promoverlas, la Presidencia contesta que no hay evidencia de hechos delincuenciales atribuibles a dichas organizaciones.