HISTÓRICO
En 30 días ya son 3 los asesinatos de líderes en Córdoba
POR JUAN CARLOS MONROY G. | Publicado el 18 de abril de 2013
El asesinato de tres líderes sociales en Córdoba en los últimos 30 días revivió la preocupación por la amenaza contra poblaciones en riesgo como los representantes de desplazados, los defensores de derechos humanos e indígenas.

La última víctima fue Ceferino Domicó Majoré, líder indígena del resguardo de Antadó, en Tierralta (Córdoba). Dos hombres a bordo de una motocicleta lo mataron el miércoles, al mediodía, cuando se encontraba en su vivienda del barrio Villa del Jui.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) rechazó este crimen e informó que Domicó pertenecía a la Asociación de Cabildos Mayores Emberakatios del Alto Sinú. La víctimas se ganaba la vida como agricultor. "Se desconocen las causas y los responsables", indicó la Onic.

La comunidad indígena de Tierralta ha denunciado a lo largo de este año la afectación por las disputas entre un grupo de la banda criminal "los Urabeños" y guerrilleros de las Farc, situación que ha causado desplazamientos forzados de familias.

El homicidio es el tercero de un líder comunitario en menos de 30 días en Córdoba, tras los asesinatos de los representantes de desplazados Éver Antonio Cordero y Ermes Enrique Vidal Osorio, el 9 de abril y el 23 de marzo en el municipio de Valencia.

El secretario del interior de Córdoba, Johny Besaile Fayad, señaló que el asesinato del líder indígena "está en investigación y no había reportado amenazas". También recordó que tras el homicidio de Cordero, el Gobierno anunció en un consejo de seguridad en Valencia el refuerzo de la Fuerza Pública en la región.

"Al presidente Santos le insistimos en seguridad para líderes y las zonas de restitución de tierras".

La oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reiteró su preocupación por el riesgo permanente para defensores de víctimas y líderes comunitarios en las zonas rurales. "Nos preocupan mucho los asesinatos del líder de víctimas de Córdoba", aseguró el representante en Colombia, Todd Howland.

El año pasado, el 97 por ciento de los defensores asesinados pertenecían a comunidades rurales.