<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
En la 66 hay un árbol que opina
  • En la 66 hay un árbol que opina | Jaime Pérez | Comentarios como estos, de los que no se salva ningún político, se pueden observar en el árbol de opinión de Guillermo Augusto Quintero, ubicado en la carrera 66 con calle 48- 32, en el sector de Suramericana.
    En la 66 hay un árbol que opina | Jaime Pérez | Comentarios como estos, de los que no se salva ningún político, se pueden observar en el árbol de opinión de Guillermo Augusto Quintero, ubicado en la carrera 66 con calle 48- 32, en el sector de Suramericana.
Juliana Henao Gutiérrez | Publicado el 05 de enero de 2012

No hay ningún árbol en la ciudad que se iguale al que, desde hace siete meses, adoptó Guillermo Augusto Quintero, para convertirlo en el "lienzo" de sus pensamientos.

De él no solo se desprenden hojas o frutos sino que, además, brotan opiniones por montones. Ideas cargadas de ese peculiar sentido del humor que solo puede darles su creador.

Guillermo, de 66 años, quien se pasea diariamente por el sector de Suramericana, donde está el árbol, no cursó sino el bachillerato, pero su opinión y criterio se igualan al de un analista político.

Tiene claro que su conocimiento sobre el acontecer del país y quienes lo dirigen es amplio, por eso, dice, puede reflexionar con tranquilidad y determinación.

Ese pensamiento se ve reflejado en el tronco de su "muro".

"Callar no es una opción" , es uno de los letreros que aparecen consignados en la planta. Y con color rojo para que a nadie le quede ninguna duda sobre su importancia.

En otro cartel, más abajo del anterior, se lee una frase de Voltaire con la que Guillermo se siente muy identificado: "No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero defendería con mi vida su derecho a decirlo".

Y esa es, precisamente, su intención: debatir pacíficamente con las personas sobre las polémicas ideas que exhibe el tronco.

Eso sí, cuenta entre risas el hombre, no todos son muy civilizados al momento de enfrentar sus argumentaciones con él.

"Una vez una señora me cogió a sombrillazos por lo que escribía", recordó Guillermo, quien agregó que son pocos los detractores de su particular creación y, más bien, muchos los que lo alaban.

"Imagínese, mi árbol ya está dizque en Rusia y en Alemania. También vinieron unos gringos y se tomaron foto con él", confesó orgulloso el insólito editor.

El éxito ha sido tal que hasta, en plena temporada electoral, llegaron a ofrecerle 500.000 pesos por pautar en su espacio, propuesta que rechazó sin pensarlo dos veces por considerar que iba en contra de sus principios.

¿Cómo surgió la idea?
La intención de crear un árbol de opinión surgió cuando Guillermo intentó, sin éxito, crear su propio periódico de izquierda.

El Comunista , como se llamaba el diario, no consiguió pauta y solo se alcanzaron a publicar unos pocos ejemplares.

Pero con ese fracaso, uno de los varios que tuvo en el ejercicio periodístico, no se vio frustrado su interés de expresar sus juicios.

Una increíble imaginación producto, según él, del ocio, fue suficiente para empezar a escribir los críticos apuntes, de los que no se han salvado personajes como el expresidente Álvaro Uribe, la fiscal Viviane Morales y el vicepresidente, Angelino Garzón.

Ante el éxito de su proyecto de opinión, Guillermo tiene el firme propósito de crear, muy pronto, un árbol literario, donde exhibirá una agenda cultural y hará comentarios relacionados con ese tema. Además tendrá revistas.

"Solo necesito que el Municipio me dé dos banquitas para que la gente se siente a leer. De resto, yo me comprometo a cuidarlo".

Así, podría convertir en una verdadera realidad su sueño de seguir generando espacios gratuitos de reflexión para todos los ciudadanos, justo como ocurre en las redes sociales facebook y twitter, donde su árbol ya tiene un lugar, desde el pasado 28 de diciembre.

"No me interesa el dinero sino generar cultura", dice este particular escritor.