<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Formación a la carta para las empresas
POR JUAN DAVID UMAÑA GALLEGO | Publicado el 27 de enero de 2014
Las nuevas tecnologías, la velocidad con las que los mercados se mueven y la misma globalización han hecho que las empresas salgan de aquellas zonas de confort y busquen mantenerse al tanto de los cambios.

La dinámica de la economía mundial y local ha venido presionando a las corporaciones sean cada vez más productivas, pero sobre todo más competitivas.

Esta es una situación que las empresas han entendido, comprenden que si se quedan haciendo lo mismo de antes serán arrastradas por el tiempo y si sus empleados no se modernizan la compañía no se mantendrá y morirá con el tiempo.

Formación a la carta
Si se quiere seguir en el negocio, no basta con hacer actualizaciones tecnológicas.

Es necesario que su personal se desarrolle y adquiera o mejore las competencias profesionales en el "qué hacer" de la organización.

Para ello las universidades ofrecen entre su portafolio de servicios diplomados, talleres o seminarios hechos a la medida, los cuales desde su creación son pensados en la preparación específica de los empleados.

Carlos Mario Betancur, vicerrector académico de la Corporación Universitaria de Sabaneta, (Unisabaneta), expone que los diplomados normalmente son enfocados en la necesidad de la entidad, se elaboran dependiendo del área que necesita, ya sea, actualización en algún tema, formación en uno nuevo o la razón que la entidad proponga.

"Es necesario tener una reunión con el área en la cual se requiere de dicha capacitación o formación. De igual forma se evalúa el entorno para visualizar y obtener información del proceso a abordar, contactar expertos y reunir el material que se quiere entregar para construir los módulos por cada subtema", indicó el vicerrector académico.

A diferencia de una especialización, maestría o doctorado, en los diplomados no es necesario que la persona que lo realice tenga un título profesional, solo basta que desee aprender.

Talento humano actualizado
Son las áreas de recurso humano de las compañías las que se han transformado a través de los diplomados, pues ya no son esos sectores que se encargan del despido o enganche de empleados sino que son dependencias gestoras del conocimiento y el desarrollo de competencias de las corporaciones.

Para Carlos Morales, decano de la Facultad de Estudios Empresariales de Esumer, las empresas ahora buscan que sus empleados estén conectados de manera permanente a los sistemas de educación continua que ofrecen las instituciones de educación superior: seminarios, talleres y los mismos diplomados.

"Los empleadores promocionan que sus empleados se formen y actualicen. Así ellos optimizan los recursos, pero sobre todo asegura que el personal adquiera las competencias específicas que requiere la compañía", manifestó Morales.

Hablan los empresarios
Las empresas ven en aquellos cursos una posibilidad, una inversión que a futuro verán en la manera en que sus empleados trabajan.

Así lo cree L aura López, quien ve en los diplomados, talleres y seminarios la forma de obtener conocimientos prácticos en corto tiempo de ciertas áreas que lo necesitan.

"Nos ayudan a resolver problemas precisos dentro de las organizaciones, problemas que aparecen a diario en quehacer laboral", indicó la empresaria de Neociclo.

En fin, es necesario que las empresas conversen con las universidades.

Que trabajen de la mano para mantenerse actualizadas y preparadas para los cambios, recordando que a través de los diplomados se pueden obtener empleados que transformen las empresas